Piden 60.000 euros por reparar el reloj de la iglesia y el quesero del pueblo lo repara gratis en segundos

Piden 60.000 euros por reparar el reloj de la iglesia y el quesero del pueblo lo repara gratis en segundos

Así de eficaz (y gratuito) ha sido el método del quesero del pueblo para poder arreglar el reloj de la iglesia, cuya reparación ascendía a los 60.000 euros según los expertos.

En toda familia, quien más y quien menos, tiene a alguien que es todo un manitas y que siempre se dedica a realizar arreglillos por aquí y por allá, lo que en ocasiones es muy útil para ahorrarse unos euros al evitar tener que contratar a un profesional.

Sin embargo, la historia de este pueblo de Inglaterra va mucho más allá, ya que su manitas les ha ahorrado una cantidad de dinero más que considerable, por lo que como mínimo se merece una estatua en su honor.

Tal como recoge The Daily Star, este suceso tuvo lugar hace unos meses en la iglesia de Grimsby, en Lincolnshire (Inglaterra), cuyo reloj llevaba sin funcionar durante doce largos años.

La iglesia, que data del año 1114 aproximadamente, erigió la torre central del reloj en el año 1365. No fue hasta el siglo XVIII cuando se instaló el actual reloj de la iglesia, el cual estuvo funcionando perfectamente durante más de 200 años.

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Si sueles ver series cuando viajas o en varias partes de casa, estas tablets pueden ser buenas compañeras para el consumo de entretenimiento.

Ver listado

Sin embargo, en 2010 el reloj se quedó parado a las 12:02 de la mañana y así ha permanecido durante los últimos doce años. Tras tanto tiempo en desuso, Chris Daniel, sacerdote de la iglesia, se propuso reparar el reloj de la torre.

Para ello, el sacerdote contactó con la empresa especializada que arregló el mismísimo Big Ben de Londres, pero los expertos concluyeron que la factura de la reparación ascendería a los 60.000 euros debido a que se tendría que instalar unos andamios de 90 metros para inspeccionar las agujas de los cuatro relojes de la torre.

Como la iglesia no disponía de tal cantidad de dinero, enseguida se organizó una colecta para tratar de reunir la cifra. Una tarea un tanto complicada, desde luego.

Sin embargo, cuando Rick Haywood, quesero del pueblo, se enteró que los expertos pedían 60.000 euros por reparar el reloj de la iglesia, enseguida acudió a echar una mano y tratar de arreglarlo por su cuenta.

VIDEO

⌚ El RELOJ de BATMAN más EXCLUSIVO. ¡Tenemos uno!

En ocasiones Rick ayudaba con el mantenimiento de las campanas a Jay Foley, un joven de 15 años encargado de supervisar el reloj (y de dar las horas con la ayuda de su teléfono móvil), por lo que algo de experiencia tenía.

Según comentó el quesero, los mecanismos del reloj estaban muy sucios (incluso llegaron a encontrar en su interior palomas muertas), por lo que decidieron limpiarlo todo y engrasar bien los engranajes con una lata de lubricante multiusos WD-40.

Tras poner los relojes en hora, el reloj de la iglesia vuelve a funcionar después de doce años gracias a una lata de lubricante de 8 euros. Desde luego ha sido un ahorro muy sustancioso, ¿no os parece?

Y además