Así es Fallout, el juego de mesa oficial del videojuego de Bethesda

La guerra... La guerra no cambia nunca. Lo que sí que cambia es su formato, pues la mítica saga de videojuegos Fallout se pasó al formato de los juegos de mesa, lanzándose el año pasado el juego oficial de mesa de la popular franquicia de Bethesda. Al igual que hicimos hace unas semanas con el juego de cartas Sonic Dice Rush, en el vídeo que encabeza este contenido os mostramos los componentes del juego Fallout y las nociones más básicas para aprender a jugar, ya que, aunque las reglas no son muy complejas, el juego tiene bastante miga.

Hazte con el juego de mesa de Fallout y conviértete en todo un habitante del Yermo

Al igual que en los videojuegos, el objetivo del juego de mesa Fallout es sobrevivir a los peligros del Yermo y ser el primero en ganar una determinada cantidad de influencia (la cual variará según el número de jugadores). Conseguir la influencia no será tarea fácil, pues tocará completar diferentes tareas y misiones que irán variando según las decisiones que vayan tomando los jugadores. En cada misión se puede conseguir botín como objetos o chapas que te serán muy útiles en la aventura (y si tienes suficientes chapas podrás comprar suministros interesantes en los diferentes asentamientos del mapa). Cuantas más misiones se completen más posibilidades habrá de que aparezca alguna que dé como recompensa la tan ansiada influencia. Para ello podréis elegir entre cinco personajes diferentes: Proscrito de la Hermandad, Morador del Refugio, Necrófago, Yermense y Supermutante. Cada uno de ellos tendrán sus propias características (por ejemplo, el Proscrito de la Hermandad se moverá menos a causa de su Servoarmadura a no ser que pague una chapa cada turno, o bien el Necrófago podrá curarse en vez de obtener radiación) y contará con una equipación y una ficha SPECIAL propia, como podéis observar en la siguiente galería de imágenes.

Cada jugador tendrá una tabla de personaje donde se colocarán las diferentes fichas SPECIAL, la salud, la radiación, los puntos de experiencia para subir de nivel y las fichas de estado, en las que, dependiendo de tus acciones, puedes ser bueno, malo, adicto a las drogas y alcohol... ¡Incluso puedes descubrir que eres un Synth o convertirte en un Supermutante a causa de un experimento!

Aunque el objetivo final del juego Fallout insta a jugar de manera competitiva, siempre se pueden hacer alianzas con otros jugadores para obtener la influencia a la vez y ganar la partida juntos. Esto también puede ser muy útil porque, en cada escenario, siempre habrá dos facciones aparte. Dependiendo de tus actos te inclinarás más hacia una de ellas (lo que hará que esa facción no te ataque, pero la otra sí). Sin embargo, si alguna de las facciones alcanza el final de la tabla de su carta de escenario, la partida terminará y todos los jugadores perderán, por lo que hay que medir muy bien hasta qué punto colaborar con una determinada facción. Por otro lado, esto es el universo Fallout, así que no confíes demasiado en los otros jugadores...

Los mejores juegos de mesa actuales para jugar en 2019

Lograr el objetivo final de Fallout lleva su tiempo, por lo que hay que asumir que echaremos buena parte de la tarde en realizar una partida, teniendo el juego una duración media de dos a tres horas. Eso sí, ni os percataréis del tiempo porque os meteréis de lleno en el juego, el cual sin duda recoge a las mil maravillas la esencia vista en los videojuegos de Bethesda. Hasta tal punto que llegas a olvidarte de la misión principal y seguir avanzando en las diferentes misiones para conocer cómo siguen las diferentes tramas. ¡Igualito que en los videojuegos, vaya!

Y además