Los fans de Death Stranding se unen para comprarle el juego a los que no pueden permitírselo

Death Stranding gratis

Hoy se pone a la venta en todo el mundo Death Stranding, el nuevo juego de Hideo Kojima y el primero de Kojima Productions como estudio independiente. Los usuarios de PS4 pueden al fin calzarse las botas de Sam Porter Bridges (Norman Reedus) para realizar repartos en un mundo post-apocalíptico, mientras que los de PC lo harán en verano del año que viene. Si todavía tenéis alguna duda, os dejamos nuestro análisis de Death Stranding para (intentar) resolverlas.

Pero hoy no estamos aquí para hablaros del juego (bastante lo hemos hecho ya estos últimos meses), sino de su comunidad y el bonito gesto que han tenido algunos de sus usuarios. 

Hace tan solo unas horas, en el subreddit de Death Stranding, el usuario RamonesRazor publicaba un tema titulado "I'd like to buy Death Stranding for somebody who can't afford it" (me gustaría comprarle Death Stranding a alguien que no pueda permitírselo). "Preferiblemente un seguidor de Kojima que se muera de ganas y no pueda comprarlo ahora mismo. ¡Cuéntame algo sobre ti!" explicaba. Finalmente, el agraciado fue Moron_on_Oxy, quien explicaba dentro del hilo que mañana se somete a una cirugía de reconstrucción y va a estar en cama durante dos semanas... Lo que le va a obligar a ausentarse del trabajo durante un mes. 

The Art of Death Stranding

Sin duda un bonito gesto por parte de RamonesRazor, pero seguro que en ningún momento esperaba que se iba a convertir en algo aún más bonito: el hilo motivó a otros usuarios a hacer lo mismo, y poco a poco, se fue llenando de personas que se ofrecían para costear los gastos del juego a alguien que no pudiese. Al menos nueve personas se han unido a esta causa de forma desinteresada.

La historia ha llegado hasta Tommie Earl Jenkins, actor que interpreta a Die-Hardman en Death Stranding, e incluso al propio Hideo Kojima, quienes no han dudado en compartirla en sus redes sociales. Quién le iba a decir al nipón que su idea de tender puentes entre personas iba a cruzar la barrera virtual.

Y además