Un importante error de Intel obligaría a reducir el rendimiento

Intel i9

Malas noticias para empezar 2018. Y es que, ya tenemos entre nosotros la primera gran vulnerabilidad del año. Si acabamos 2017 con la polémica de las baterías y la reducción de rendimiento en los últimos iPhone, lo empezamos con un gran error de seguridad de Intel que, al parecer, sería masivo.

Intel de octava generación en Amazon

Como leemos en ComputerHoy, parece que todos los procesadores de Intel fabricados en la última década tendrían una puerta de entrada para que programas maliciosos accedan a las áreas protegidas de la memoria kernel, lo que afectaría a los componentes centrales básicos de todos los sistemas operativos y el propio hardware. Vaya, el ''virus'' tendría manga ancha para hacer lo que quisiera, como coger contraseñas.

La solución limita la potencia de los Intel

Este grave error no se puede solucionar con un simple parche de Intel y es necesario que Microsoft, Apple y Linux lancen sus compilaciones de seguridad para el sistema operativo. Linux parece que ya ha empezado a distribuir la solución y se espera que Apple y Microsoft se pongan pronto las pilas. Eso sí, no será ''gratis''. Y es que, parece que el parche acarrea una disminución del rendimiento de hasta un 30% en algunas tareas.

Y no es baladí, ya que, según la encuesta de rendimiento de Steam para medir el PC más común en la plataforma, más del 90% de jugadores que han realizado la encuesta utilizan ordenadores con CPU Intel. Si el rendimiento de los procesadores cae un 30%, en algunos casos no cumplirá la función para la que se compró, como podía ser la edición de vídeo, algo que afectaría, sobre todo, a los procesadores con algunos años a sus espaldas.

Los juegos, parece, están a salvo

Sin embargo, como leemos en PC Gamer, parece que los jugadores estamos a salvo. Y es que, este supuesto parche que limitará el rendimiento del procesador, al centrarse en la caché de la CPU y la memoria de acceso a datos, no tendría efecto en los juegos, por lo que podremos seguir jugando al máximo, al parecer. Eso sí habrá que esperar comparativas para poder decirlo con seguridad.

Veremos qué pasa, pero es un fallo de seguridad gravísimo y, como veis, no se puede arreglar con un simple parche. Tendremos que esperar a que los diferentes proveedores de sistemas operativos lancen sus actualizaciones de seguridad para ver comparativas de rendimiento antes y después de la misma.

Lecturas recomendadas