SSD Xbox Seagate

Pronto tendrás dos nuevas opciones para aumentar el almacenamiento de Xbox Series X|S, con tarjetas SSD de 512 GB y 2 TB... estas últimas más caras que la propia Series S.

Microsoft ha anunciado dos nuevos tipos de cartuchos SSD para aumentar la capacidad de almacenamiento de Xbox Series X|S. En noviembre y diciembre se lanzarán respectivamente cartuchos de 512 GB y 2 TB para tus consolas Xbox.

Hasta ahora, si querías más espacio para guardar tus juegos digitales o de Game Pass en Xbox Series X o Series S (particularmente importante en la segunda que no tiene lector de disco) tenías que usar unas tarjetas SSD de 1 TB, fabricadas por Seagate con licencia oficial de Microsoft.

VIDEO

EMBARGO Análisis a fondo Xbox Series X y Xbox Series S

Xbox lo ha anunciado hoy, aunque ya se vieron en tiendas hace unas semanas las cajas (para reservas) del Expansion Card de 512 GB. También se filtró un disco duro USB, Game Drive for Xbox SSD, que permitirá almacenar los juegos, pero no podrá ejecutar los juegos diseñados u optimizados para Xbox Series X|S.

Los cartuchos SSD de Seagate de 1 TB, y los futuros de 512 GB y 2 TB, han sido diseñados expresamente con la Xbox Velocity Architecture, lo que significa que emulan el mismo rendimiento que se obtiene con el SSD interno de la consola.

El cartucho SSD de 512 GB se lanzará en noviembre a un precio de 139,99 dólares, y el de 2TB saldrá en diciembre al precio de 399,99 dólares. Se desconoce su precio y su lanzamiento en España, de momento.

Estos discos duros externos son perfectos para tu Xbox

Estos discos duros externos son perfectos para tu Xbox

Estos son algunos de los discos duros externos que puedes comprar en Amazon y que te servirán para ampliar la capacidad de tu Xbox.

Ver listado

Si quieres jugar los juegos al máximo rendimiento posible, o los juegos exclusivos de Xbox Series, debes jugarlos desde el SSD interno de la consola o desde uno de estos cartuchos externos. Podrás otros usar discos duros USB para almacenarlos y lanzar juegos de Xbox One o más antiguos.

Lo bueno es que mover el juego de un disco duro al SSD interno o al cartucho te llevará menos tiempo que tener que descargarlo de cero. Además, la función Quick Resume, para tener muchos juegos abiertos al mismo tiempo, funciona independientemente de donde estén alojados.

Si quieres tener varios juegos AAA actuales, que fácilmente se pueden comer 80, 100 o más gigas del espacio, es casi imprescindible tener una de estas expansiones. Con el lanzamiento de la tarjeta de 512 GB se ofrece una opción más asequible, pues las otras cuestan tanto, o más, que la propia Xbox Series S.

Y además