Netflix y la millonada perdida en su campaña por ganar Oscars

The Irishman (El Irlandés)

La 92ª Ceremonia de entrega de los Oscar se ha cebado, una vez más, con Netflix. La relación entre la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de Estados Unidos no tiene lo que podría llamarse una buena relación con el gigante del streaming. Este año, las candidaturas de Netflix a los Oscar venían encabezadas por dos cintas que suponían una fuerte apuesta por ganar estatuillas: Historia de un Matrimonio y El Irlandés. Sin embargo no fue la noche de Netflix.

Mientras la película surcoreana Parásitos se alzaba como la gran triunfadora de la noche, Netflix pasaba de lo más desapercibido con tan solo dos estatuillas de todas las que optaba. Fueron Laura Dern y American Factory las dos únicas alegrías para Netflix en la noche del domingo. La actriz de Historia de un Matrimonio levantó el Oscar de Mejor Actriz de Reparto, mientras que el documental sobre los trabajadores de las plantas estadounidenses hacía lo propio con el de Mejor Documental. Sin embargo, Netflix ha invertido en torno a 100 millones en la campaña de sus producciones por los Oscar (adicionalmente a sus respectivos presupuestos de producción).

Martin Scorsese prácticamente acudió a la Ceremonia de entrega de los Oscar para darse un baño de masas, porque recoger, lo que se dice recoger, solamente se recogió a si mismo al terminar la gala. Aunque un buen descanso se tomó mientras todo el Dolby Theatre disfrutaba de la actuación de Eminem. Los protagonistas de Los dos Papas tampoco tuvieron una gran noche en sus respectivas categorías y la buena de Scarlett Johansson tuvo la desdicha de toparse con la interpretación de Renée Zellweger en la categoría de Mejor Actriz.

Historia de un matrimonio

¿Hasta cuándo creéis que continuará este vacío que la Academia le hace a Netflix?

Y además