PS5 tendrá mandos hápticos con gatillos L y R adaptativos

Dual Shock 4

Acabamos de conocer la noticia del nombre oficial y la fecha de lanzamiento de PS5. Además, el blog oficial de Sony acaba de confirmar que la consola incluirá dos mejoras adicionales en el mando de control, que no habían estado presentes hasta ahora en los mandos DualShock.

Hazte con una TV 4K HDR al mejor precio

En primer lugar, se trata de la desaparición de la vibración tal y como se había incorporado hasta ahora, para, en su lugar, incorporar vibración háptica.  ¿Y esto qué significa? Pues que los mandos de control de PlayStation 5 serán capaces de enviar información diferente al jugador, dependiendo de lo que ocurra en el juego. Hasta ahora, daba igual que recibiésemos un disparo, que nuestro vehículo chocase o que apareciese un enemigo gigante; el mando sólo era capaz de vibrar. 

Sony

Sin embargo los mandos de PS5 serán capaces de transmitir sensaciones más realistas, profundizando en el concepto que ya vimos en Nintendo Switch con la vibración HD. 

La segunda novedad que se ha comunicado, es que los gatillos L2 y R2 serán "adaptativos". ¿Y cómo se traduce? Pues en que los desarrolladores podrán programar la resistencia que ofrecen a las pulsaciones. Es decir, no será lo mismo apretar el botón R2 para apretar el gatillo de un arma que para tensar la cuerda de un arco o acelerar mientras estamos pilotando un coche.  

PlayStation 4 PS4 dualshock

También se ha confirmado que el mando de control DualShock 5 será más pesado que el actual DualShock 4, pero un poco más ligero que el mando de Xbox One con pilas. Uno de los elementos que más preocupaba a los jugones, la duración de la batería, también va a mejorar. Por supuesto, se confirma que son mandos inalámbricos, pero aún nos queda por saber si, como los mandos de PS4, tendrán altavoz incorporado, luz o touchpad. 

Estas noticias provienen del medio Wired, quienes desvelaron en exclusiva los primeros detalles sobre PS5 en abril, y vuelven a tener información privilegiada sobre la máquina.

Fuente | Wired

Y además