Ir al contenido principal

Las razones por las que la película de Monkey Island acabó siendo cancelada

Monkey Island

Aunque las películas basadas en videojuegos vuelven a estar en el punto de mira con próximos proyectos como la película de Uncharted, hubo otras producciones que no llegaron a salir a la luz. Tal fue el caso de The Curse of Monkey Island, la película basada en la popular saga de videojuegos que iba a realizar Lucasfilm y que se canceló en 2001.

Sin embargo, no se supo de la existencia de la película de Monkey Island hasta 2011, año en el que Lucasfilm confirmó públicamente el fallido proyecto en el que el mismísimo Steven Spielberg participaba en calidad de productor. Como la compañía no dio muchos detalles sobre dicha cancelación, los fans comenzaron a especular sobre ello, estando entre lo más comentado el rumor que sugería que el proyecto de Monkey Island acabó siendo ni más ni menos que la película de Disney Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra estrenada en 2003.

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Para responder a todas las incertidumbres relacionadas con la cancelación de la película de Monkey Island, el medio Polygon estableció contacto con David Carson, artista visual en ILM, quien ha brindado una nueva perspectiva sobre el proyecto cinematográfico que finalmente no se llevó a cabo.

La idea de realizar una película de Monkey Island le vino a Carson mientras jugaba con su hijo a los videojuegos de LucasArts. Cuando le preguntó a su hijo si pensaba que Monkey Island podría ser un buen largometraje, éste respondió entusiasmado que sí, por lo que Carson propuso en ILM la idea de realizar una película contando las aventuras del aspirante a pirata Guybrush Threepwood. El por aquel entonces presidente de ILM Jim Morris no estaba familiarizado con los juegos, pero sugirió llevar la idea a Amblin Entertainment, la productora de Steven Spielberg.

El tratamiento original que Carson escribió para la película fue una adaptación aproximada del primer juego, The Secret of Monkey Island, con algunos cambios aquí y allá en la trama. Uno de los borradores, por ejemplo, comienza con una nueva escena en la que Guybrush, descrito como "a lo sumo, veinte años", se topa con un pirata local en un mercado costero. Después de una breve conversación en la que Guybrush expresa sus esperanzas de convertirse en un poderoso pirata, el personaje pirata le cuenta a Guybrush sobre la isla Melée y le informa de un bote de suministros al que podría enganchar un ascensor. La siguiente escena transcurre en la apertura del primer juego, con Guybrush de pie en los acantilados con vista a la isla Melée, donde se encuentra con un viejo vigía que lo dirige al SCUMM Bar.

Otros cambios de la historia del juego en esta versión del guion de Monkey Island incluyen reducir las tres pruebas que Guybrush debe completar para convertirse en pirata en solo una. Además, las peleas con los piratas locales en la isla Melée se condensan en una sola pelea con la tripulación de esqueletos no muertos del villano LeChuck. Y Murray the Talking Skull hace acto de presencia, a pesar de no haber sido introducido en los juegos hasta la apertura de la tercera entrega de la serie. Murray figura en el acto final de este guion, donde trabaja junto con el náufrago de la isla Herman Toothrot y una banda de monos salvajes para rescatar a Guybrush de ser arrojado a un río de lava desde el barco de LeChuck.

Una vez Carson escribió este borrador inicial, Patty Blau, quien se estaba convirtiendo en jefa de funciones digitales en ILM en ese momento, emparejó a Carson con un par de escritores jóvenes llamados Corey Rosen y Scott Leberecht, quienes escribieron otro tratamiento de la película para presentárselo a Spielberg y sirvieron como guionistas en el proyecto.

Sin embargo, estos se desviaron aún más de la historia del juego, cuyo guion siguió a Guybrush Threepwood en busca del tesoro de la Isla de los Monos para pagar sus cuotas sindicales y convertirse en un poderoso pirata. Cuando sale del SCUMM Bar, se encuentra con Elaine Marley en los muelles de Melee Island, y los dos comienzan a hablar. Marley se va a buscar a su hermano menor Kitt, que naufragó en la Isla de los Monos, y Guybrush necesita un barco que lo lleve al tesoro. Elaine es reacia al principio, pero luego aparecen algunos secuaces, por orden de LeChuck, quien ha estado rastreando a Elaine para convertirla en su novia no muerta. Los dos escapan, y el resto de la película sigue a Guybrush y Elaine explorando la Isla de los Monos y evadiendo a LeChuck y su tripulación: encuentran a Kitt entre una tribu de monos, Elaine es secuestrada y Guybrush derrota a LeChuck, empapando al pirata en lava fundida.

"En retrospectiva, debería haber habido mucha más interacción", comentó Rosen acerca de la relación entre su equipo y los desarrolladores de juegos de LucasArts a la hora de realizar la película de Monkey Island. "Ellos conocen este mundo. Aman este mundo. Estaban profundamente empapados de Monkey Island, y nosotros éramos tipos de Hollywood. Éramos idiotas. Estábamos tomando su idea y haciendo una película con ella y no los incluimos. Eso es estúpido. No es así como se debe hacer nada. Cuando está utilizando material de origen y tiene acceso a esas personas, es una tontería que no hayamos hecho eso".

Arte conceptual de la película de Monkey Island

Poco a poco se fue reescribiendo el guion y realizando nuevos borradores que modificaban aún más la historia de la película, presentando una historia original sobre el villano LeChuck tratando de unir a todos los piratas, vivos y muertos, bajo una única y aterradora bandera. En esta versión de la historia, Guybrush es retratado como un pescador de Chum-Bait, que vive con su compañero de mono mascota, Sam. Al igual que en los guiones anteriores, su sueño es convertirse en un poderoso pirata, por lo que cuando LeChuck aparece en el SCUMM Bar local reclutando piratas para su barco, Guybrush se ofrece como voluntario para unirse y accidentalmente se ve envuelto en una trama que involucra a monos bailarines, rituales de sangre, y armadas piratas.

Mientras se terminaba de retocar el último borrador, una de las productoras de ILM, Kim Bromley, comenzó a realizar una serie de entrevistas a varios profesionales de toda la industria cinematográfica, estando entre ellos los guionistas Terry Rossio y Ted Elliott, quienes curiosamente trabajaron más tarde en las películas de Piratas del Caribe. "Hicieron una gira por ILM y se acercaron a las oficinas del grupo de historia", dice Carson. "Hablamos con ellos sobre las películas que habían desarrollado y les mostramos el arte en el que estábamos trabajando para Monkey Island. Lo que no sabíamos era que en ese momento Ted y Terry estaban desarrollando un guion para Disney basado en el paseo de Piratas del Caribe en Disneyland. No fueron los primeros escritores en abordar esta tarea. Disney había asignado, varias veces en el pasado, escritores para desarrollar un guion basado en su viaje, pero nadie había logrado un guion que el estudio pusiera en producción".

"Les presentamos Monkey Island, que tenía ilustraciones para cada secuencia y había ilustraciones para todos los ritmos", agregó Tony Stacchi. "Todo lo que recuerdo de su respuesta fue como, 'Mira, te encantan las películas de piratas, nos encantan las películas de piratas, nadie en Hollywood va a hacer una película de piratas'. [...] Más tarde, cuando anunciaron Piratas del Caribe, recuerdo haber hablado con Jim Morris al respecto y haberle dicho: 'Oigan, esos tipos están haciendo una película de piratas y nos dijeron que nadie haría una película de piratas'. Y Jim dijo: 'Sí, y tenemos todos los efectos especiales, por lo que es beneficioso para todos' ".

Por si esto fuera poco, la adaptación de Monkey Island se complicó todavía más cuando en una nueva reunión Spielberg sugirió que se cambiara a los protagonistas por monos. "Nos reunimos en la oficina de Steven, y lo primero que dijo fue que no deberíamos hacer que los personajes principales fueran humanos", dice Carson. "En cambio, sugirió que deberíamos hacer que la película tratara sobre los monos en Monkey Island. Todos asintieron, pero mi corazón se detuvo. ¿Qué demonios? Habíamos trabajado durante varias semanas en una historia que se basaba en el encanto y el humor de los juegos, ¿y Steven quería deshacerse de todo eso y hacer una nueva historia sobre monos? Estaba completamente confundido. La semana siguiente me reuní con Jim en ILM y le dije que no sabía adónde ir con el proyecto. No tenía un guion en el que los monos fueran los personajes principales, y realmente no creía que Steven estuviera interesado en financiar una película así. Ciertamente, las personas que vinieron a ver la película debido a su amor por los juegos se sentirían decepcionadas. Y estaba claro que Steven no estaba preparado para financiar una película basada en nuestra historia actual".

Aunque luego se propusieron nuevas perspectivas, finalmente en 2001 el departamento de historias fue desmantelado y el desarrollo de funciones digitales continuó bajo un nuevo departamento llamado LFL Animation (Lucasfilm Ltd. Animation). Algunos continuaron trabajando en este nuevo departamento, aunque muchos otros se marcharon para buscar otras oportunidades. Entre ellos estaba Carson, quien dejó Lucasfilm e ILM por la oportunidad de trabajar como director de arte en varios juegos de James Bond para Electronic Arts. LFL Animation continuó desarrollando proyectos de largometrajes hasta 2005, pero la película Curse of Monkey Island se convirtió lentamente en una leyenda entre los fans del juego, quedando anclada en los proyectos que no llegaron a buen puerto.

¿Os habría gustado ver una película basada en Monkey Island?

Y además