Retos y necesidades de la industria española del videojuego

Hace unas semanas se presentó en sociedad la cuarta edición del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017, que mostraba entre sus páginas los datos numéricos y la evolución de la industria del ocio electrónico en nuestro país.

Profundizando en las páginas del Libro Blanco encontramos también datos muy interesantes para analizar, como es el caso de los retos y necesidades de la industria para proseguir por el buen camino.

El análisis que ofrece el informe del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017 muestra los retos a los que se enfrentan las empresas a la hora de desarrollar un videojuego.

Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017

Las principales preocupaciones están relacionadas con la viabilidad de la empresas y con el retorno que pueden generar sus juegos. A la
cabeza, se sitúa el reto de generar más ventas y mejorar la monetización de los juegos, lo que está relacionado también con la adquisición de nuevos usuarios. La mayoría de empresas ha publicado menos de dos juegos, por lo cual es fundamental para ellas que estos generen retorno económico.

El segundo reto es la captación de capital. Desde hace años se trata de un problema estructural de difícil solución. Los inversores tradicionales suelen desconocer el sector del videojuego, por ser novedoso y por tener unos mecanismos de funcionamiento peculiares (activos intangibles, retorno a largo plazo, escasas garantías, etc). 

Retos industria DEV

Por otro lado, el capital riesgo, consciente de las grandes oportunidades que brinda el sector, confirmadas por los muchos casos de éxito internacionales, está a la espera de que se generen proyectos de una cierta envergadura que se adapten a su oferta. También, escasean en España iniciativas de incubación y aceleración que puedan encaminar a las startups hacia la consecución de un primer capital de arranque.

Además, el informe del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017 menciona la dificultad de encontrar publishers, entidades que no tienen una fuerte presencia en España y es complicado encontrar en otros países, sin medios o apoyo para aumentar la exposición internacional.

En lo referente a los retos, las empresas están de acuerdo en el crecimiento y consolidación de los estudios independientes, así como la capacidad de generar más medianas y grandes empresas. También se menciona la necesidad de mejorar el atractivo de la industria frente a inversores privados.

Presentación del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017

Si la industria no es capaz de generar bolsas de empleo en empresas de tamaño mediano y grande, se correrá el riesgo de no aprovechar ese talento y que se dirija al extranjero o hacia otros sectores aprovechando su creatividad y multidisciplinaridad. O intentará recorrer el difícil camino del emprendimiento o del autoempleo constituyendo sus propios estudios independiente, con todas las dificultades que esto atañe.

Lecturas recomendadas