Imagen de perfil de Antonio Sánchez-Migallón
La opinión de
Antonio Sánchez-Migallón

Dragon Ball Z: La batalla de los dioses - Boing censura sin parar

Dragon Ball Censura

Y llegó el gran día, el estreno de una película de Dragon Ball Z en la televisión nacional, en abierto, y a un horario más que decente como para tomárselo en serio (las 22:05). En el pasado, ya se emitieron las antiguas películas en Cuatro, en jornadas matinales, y sin nada de promoción (recuerdo enterarme de casualidad al poner la tele). ¿Pero sabéis lo que no hizo aquella cadena? Censurarlas.

Hoy, en este artículo de opinión, voy a exponer todo lo que ocurrió en la noche de ayer, sin pelos en la lengua y mostrando también el parecer de muchos fans españoles. Además, añadiré alguna curiosidad informativa que gran parte del público desconocía hasta hoy.

Cómo mutilar un gran estreno

Dragon Ball Z: La batalla de los dioses se estrenó anoche en toda España a través del canal Boing. Para sorpresa de muchos fans, la cadena lanzó un anuncio promocional en TV advirtiendo de la emisión del largometraje, aunque en las redes sociales no avisaron de tal evento, pese a las preguntas constantes de los fans por saber las condiciones de la emisión. Algo empezaba a oler mal...

Dragon Ball Censura

Llegan las 22:05 de la noche, los fans calientan motores con el hashtag #BoingBatallaDeLosDioses y empieza este largometraje que funcionó realmente bien en los cines de todo el mundo, erigiéndose como la primera película de la franquicia en estrenarse en los cines españoles. Battle of Gods supuso el renacer del anime en todo el globo, el preludio de algo más grande llamado Dragon Ball Super. Silencio, que empieza:

Dragon Ball Censura

Y Boing lo vuelve a hacer. Nos encontramos con una película cuyo metraje se emite de manera acelerada, fruto de una nefasta conversión PAL, provocando la distorsión de la BSO original y el sonido apitufado de las voces. ¿Os suena verdad? Así es como se está emitiendo en TV Dragon Ball Super. 

Pero la cadena, no contenta con esta primera jugada, tiene otro famoso as en la manga para destrozar lo que vemos en pantalla. Venga, venga, que seguro que ya lo habéis adivinado. ¡Exacto! ¡CENSURA! Dragon Ball Z: La batalla de los dioses, en su estreno en abierto para toda España, se emitió cortada.

Y esto tiene su miga, me explico. En los cines de todo el mundo se emitió Battle of Gods cortada, pues recordemos que posteriormente se lanzó una versión extendida con las escenas faltantes (Selecta Visión tiene la licencia y Boing podría haberla emitido). ¿Entonces qué ha hecho la cadena? Cortar más escenas de una versión que ya viene cortada. Deleznable.

Boing primero dijo no; Ahora dice que sí

Y ahora, un poquito de historia informativa. Hace un par de años, Boing tuvo en su mano emitir Dragon Ball Z: La batalla de los dioses en abierto, pero la cadena se negó rotundamente a dicha oferta. ¿Por qué? Entre sus razones, argumentaron que había una escena muy polémica relacionada con una pistola.

Efectivamente, no se equivocaban. En la película, una joven Mai (que en realidad ronda los 40) amenaza con disparar a Trunks niño, mientras vemos también a Shuu presionando con una espada para aumentar la tensión. Se negaron a sacar esto en la pequeña pantalla, y por ende, la película.

Dragon Ball Censura

¿Por qué ahora sí la emiten y antes no? Vaya usted a saber, pero probablemente al estar supeditados a las órdenes de Turner y emitir Dragon Ball Super, los de arriba hayan presionado para estrenar la película antes de los nuevos episodios de la serie. Esto es una conjetura personal, pero sabiendo ya cómo empieza a funcionar esto, no me extrañaría...  

¿Se censuró mucho ayer?

¿Contamos el ending, con el maravilloso Cha-La Head-Cha-La acompañado de las páginas del manga, o lo pasamos de largo? Por ya os digo, que dejaron 3 segundos del mismo. Entre unas escenas y otras, ayer se fueron unos 10 minutos de película (que ojo, para lo que nos tienen acostumbrados, no está nada mal...)

Por mencionar algunas escenas destacables, nada más empezar la fiesta de cumpleaños de Bulma vemos material de la mujer de Vegeta cortado. El espectador ya empieza a perderse detalles de lo que está ocurriendo en pantalla, aspectos que para nada invitan a la censura, pero hay más...

En una de las escenas, vemos al Great Saiyaman algo contentillo por el alcohol, bailando y haciendo el payaso de manera simpática delante de la familia Z. ¡Cuidado, que los niños pasarán de la Coca-Cola y a partir de ahora las madres tendrán que comprar Heineken! A cortar se ha dicho.

Dragon Ball Censura

Y llega la escena polémica que comentaba anteriormente. Boing se negó en el pasado a emitir la película por esto, y obviamente lo cortaron en la noche de ayer. Gohan le dice a Mai que le dispare, por lo que ni corta ni perezosa lo hace y una de las balas rebota en Videl, causándole una herida en la pierna. 

Dragon Ball Censura

Aquí, entre unas cosas y otras, se nos está yendo bastante metraje de la película. Pero es que además, Dende cura en este momento a Videl y se da cuenta de que está embarazada. ¿Ya empezamos a escudarnos en que la censura no afecta a la trama? Venga ya... Por cierto, durante toda la película, se puso un aviso en la esquina derecha de que el contenido no era recomendado para menores de 12 años. Pero eso da igual.

Dragon Ball Censura

En favor de Boing, solo puedo decir que ayer sí emitieron golpes (ostras eh, es que no emitir golpes en un shonen tiene que ser la leche). Aunque no vimos el hilo de sangre que le recorrió la mejilla a Goku Super Saiyan God tras un puñetazo de Beerus. Esto que veis justo abajo, se lo cargaron y no lo vimos en la tele: 

Dragon Ball Censura

Boing viola la lógica 

Pero vamos a ir un poco más allá. ¿Recordáis la humillación del Rey Vegeta en los episodios de Dragon Ball Super que Boing emitió en televisión? ¿Os acordáis del manotazo que Beerus le pegó a Bulma en la emisión de Super en Boing? Pues yo tampoco. Fueron escenas muy sonadas que no pudimos disfrutar en televisión.

Pues bien... ¡SORPRESA! Ayer Boing sí emitió esas mismas escenas que encontramos en Dragon Ball Z: La batalla de los dioses. Y para muestra de ello, esta imagen:

Dragon Ball Censura

Estoy llegando a un punto en el que no entiendo la política de censura de Boing. Cuando parece que comprendes todo lo que ocurre, la cadena juega con tu mente, la hace un ovillo, y te desorienta de tal manera que no sabes lo que estás viendo en televisión. Doble moral, decían. Doble rasero, añadían. Niños, no cojáis una pistola, pero no hay problema en golpear a una mujer.

En serio, me pierdo.

Dragon Ball Censura

¿Los fans? Los mejores de la película

Efectivamente. Los fans, una vez más, dieron el do de pecho criticando la versión de Dragon Ball Z: La batalla de los dioses que estaban viendo en Boing. El enfado en las redes sociales fue mayúsculo, demostrando una gran hartura por todo lo que está haciendo Boing en contra de la franquicia de Akira Toriyama. Os dejo por aquí algunas muestras:

Pese a todo, fue un evento mágico donde todos los fans se reunieron en las redes sociales bajo el hashtag #BoingBatallaDeLosDioses, haciendo grande una vez más al fandom nacional y disfrutando todos juntos de este gran estreno en España (aunque Boing, de nuevo, nos lo pusiera muy difícil). 

¡Nuestra crítica de Battle of Gods!

La sorpresa del intermedio rebajó la tensión

Pues sí. Durante la primera pausa para los consejos publicitarios, ocurrió algo que los fans llevaban muchísimo tiempo esperando... ¡El anuncio de los nuevos episodios de Dragon Ball Super en Boing! La cadena, aprovechando que se estaba emitiendo Dragon Ball Z: La batalla de los dioses, anunció que los nuevos episodios de la saga 3 llegarían el 2 de octubre, lunes, a la cadena.

Eso sí, no os esperéis un anuncio por todo lo alto, pues diría que es de los más breves de la cadena, con un total de 8 segundos. Lo creáis o no, esta noticia rebajó la tensión del momento, y devolvió la ilusión a los ojos de todos los fans españoles. Sí, sabemos que se emitirá censurada, pero emociona ver nuevas aventuras de Goku en la pequeña pantalla, sobre todo, dobladas a nuestra lengua (al menos a mí, me encanta).

Dragon Ball Censura

¡Y esto ha sido todo, queridos y queridas lectores! Espero no haber soltado demasiada "Beerus", pero el tema de la censura con Dragon Ball en España pasa de castaño oscuro. Una serie como esta, de importancia mundial entre diferentes generaciones, merece un trato diferente en nuestras televisiones. Ojalá llegue el día en que alguien se tome en serio la obra de Akira Toriyama y la emita con justicia. 

Pese a todo, lo que vivimos todos los fans ayer, conectados a la televisión a las 22:05, fue maravilloso. Se estrenó una película anime, en abierto, en prime time. Y esto, amigos míos, no es algo que se pueda ver todos los días en España. ¡Kai, Kai!