Juegos más influyentes revolucionarios de todos los tiempos
Reportaje

Los 11 juegos más influyentes de la historia

Por Álvaro Alonso

Repasamos los 11 juegos más influyentes de la historia, títulos con aspectos revolucionarios que cambiaron la forma de entender los videojuegos, y cuya estela sigue siendo visible en la actualidad. Ocarina of Time, Street Fighter 2, GTA III, Pong...

El otro día nos pusimos a pensar en nuevos reportajes con los que saciar vuestras ansias infinitas de conocimiento, y nos dimos cuenta de que a pesar de todos los que llevamos escritos, habíamos pasado por alto uno bastante básico: los juegos más influyentes de la historia. Independientemente del medio, es inevitable mirar atrás y preguntarse qué obras se han convertido en el martillo y el cincel que ha definido la industria. En algunos casos resulta evidente: hay juegos que en el mismo momento que llegan a las estanterías, queda claro que han "inventado la(s) rueda(s)". Esto es cada vez menos habitual.

Lo habitual ahora es que sea tiempo después cuando llegamos a la conclusión de que un juego se ha convertido en un modelo a seguir, incluso aunque la calidad del mismo lo aleje de ser considerado una obra maestra. Pero ¿qué hace que un juego sea o deje de ser considerado una obra maestra? Dejamos la pregunta para otro día, porque con lo de hoy ya tenemos para rato.

Hazte con el libro "100 máquinas recreativas que hicieron historia"

Lo que estamos tratando de decir con todo esto es que no es fácil hacer una selección de los juegos más revolucionarios de todos los tiempos; la lista es demasiado larga como para dejarla en tan sólo once, y resulta harto complicado medir su influencia. Aun así lo hemos intentando, y esperamos que, como siempre, nos contéis en los comentarios cuáles habríais incluido vosotros. 

1. Pong

Es difícil elaborar un listado con los juegos más importantes de la historia, y la mayoría de puestos elegidos son discutibles... Pero hay uno que no puede faltar, le preguntes a quién le preguntes. Porque puede que las mecánicas de Pong no se hayan convertido en un estándar que seguimos apreciando en juegos actuales, pero sin Pong... no habría mecánicas; sin Pong no habría videojuegos. Imposible ser más influyente.

2. Final Fantasy

Al entrar, seguro que esperabais ver un juego como Final Fantasy VII entre los elegidos. Pero aunque la influencia de la aventura de Cloud es innegable, ningún otro J-RPG ha servido para definir el género de la misma forma en que lo hizo el primer Final Fantasy. Las distintas clases de personajes, el equipo, los objetos, los combates por turnos, las batallas aleatorias... La "fantasía final" de Hironobu Sakaguchi, lanzada para NES en 1987, es uno de los juegos más influyentes de todos los tiempos... Y el padre del J-RPG moderno.

3. DOOM

El género First Person Shooter ha tenido varios representantes a lo largo de la historia que entran sin problema en la categoría de "juegos revolucionarios". Los juegos de acción en primera persona, tal y como los conocemos hoy en día, no serían lo mismo sin Goldeneye, Half-Life o Halo, pero si nos tenemos que quedar con uno y sólo con uno, entonces nos quedamos con el infierno de DOOM. No fue el primero, pero su presentación, estilo y entendimiento de la acción crearon escuela... Una escuela que recuperó la entrega de 2017, actualizada, demostrando que a pesar del paso del tiempo DOOM sigue siendo el rey.

Análisis de DOOM

4. Street Fighter 2

Como DOOM y muchos otros juegos de esta lista, Street Fighter 2 no fue el primero de su género; muchas de las mecánicas que presentaba ya se habían visto en otros juegos de lucha, incluido su antecesor. Pero la forma de hacerlo supuso un antes y un después: no habido un juego de lucha en toda la historia que haya revolucionado el género de la misma forma. Porque SF2 no se limitó sólo a imitar, también fue el juego que introdujo los combos. Pero para "combo", el que se ha marcado Capcom exprimiendo esta entrega... 

5. Super Mario 64

Super Mario Bros. fue el juego que definió el género de las plataformas 2D, y eso es motivo más que suficiente para entrar dentro de nuestra lista. Sin embargo, nos hemos decantado por Super Mario 64 porque definió las plataformas 3D... Y no se quedó ahí. Super Mario 64 fue el juego que revolucionó los juegos en 3D, en general. Antes de SM64 no había nada igual, y todos los juegos que vinieron después le deben algo al juego de Nintendo 64. Cuesta imaginar cómo serían los juegos actuales si Super Mario 64 nunca hubiera existido.

6. The Legend of Zelda: Ocarina of Time

"El considerado por muchos como el mejor juego de la historia". Seguro que habíais leído esta misma frase antes, y no pocas veces. Hoy en día ya no se escucha tan a menudo -y si se os ocurre soltar algo semejante ante un grupo de "zelderos" las probabilidades de que se arme una batalla campal son elevadas- pero no cabe ninguna duda de que Ocarina of Time fue un juego revolucionario. Es más, si tuviésemos que quedarnos con un solo juego de toda esta lista, por su importancia y forma de definir la industria, Ocarina tendría casi todas las papeletas. Quizás estemos siendo algo pesimistas, pero no creemos que el medio vuelva a asistir a otro punto de inflexión como el que supuso Ocarina. 

Análisis de The Legend of Zelda: Ocarina of Time para Nintendo 64

7. Metal Gear Solid

Antes del primer Metal Gear Solid, los videojuegos eran... simplemente videojuegos. Podían contar historias complejas y con una presentación más o menos elaborada, pero siempre encajados dentro de lo que podríamos definir como "delimitaciones virtuales". A nadie se le ocurrió que había más formas de contar historias... Excepto a cierto cineasta frustrado que, con su primera obra para PlayStation, diluyó la línea que separa cine y videojuegos. Porque si en 1998 le preguntábamos a alguien qué le estaba pareciendo Metal Gear Solid, la respuesta más escuchada era "¡es como una película!". 

El análisis de Metal Gear Solid original para PlayStation

8. Gran Turismo

OutRun, Daytona USA, Project Gotham e incluso Mario Kart, son nombres que podrían aparecer sin problemas al hablar de los juegos de conducción más influyentes de la historia. Pero Gran Turismo logró lo imposible: ofrecer una conducción realista, un simulador de conducción en toda regla (y con cientos de vehículos reales), y acercarse al gran público, que sólo veía con buenos ojos los arcade. Puede que hoy en día la saga esté de capa caída, pero el primer Gran Turismo siempre conservará el honor de ser el padre de los juegos de conducción modernos. 

9. Resident Evil

Resident Evil no fue el primer juego de terror, ni siquiera fue el primer juego dentro del género 'survival horror'. Pero la mezcla de todos sus elementos -la terrorífica ambientación, las cámaras fijas, la escasez de munición, los zombies (cuando todavía daban miedo)- y la firma dirección de Shinji Mikami, lograron que se convertirse en el juego que marcaría las pautas a seguir dentro del género durante los siguientes años. Tal es su importancia, que la saga ha tenido que volver a los orígenes para recuperar su posición de referente del terror.

Clásicos del terror - Análisis de Resident Evil

10. GTA III

El espacio que se recorre en un videojuego siempre ha sido uno de los aspectos más valorados. Al fin y al cabo, inicialmente lo normal era recorrer niveles de corta duración y con muchísimas limitaciones a la hora de desplazarnos, así que no es de extrañar que el tamaño del mundo de un videojuego fuese, durante un tiempo, algo a destacar. Pero entonces llegó GTA III.

La saga GTA ya nos había permitido desplazarnos por ciudades con libertad, pero fue el salto a las 3D con GTA III, el que realmente cambió las cosas. Y no sólo por el hecho de presentar una ciudad gigante a recorrer: la principal virtud del juego de Rockstar fue hacer que sintiésemos que podíamos hacer lo que quisiésemos. De repente estábamos en un entorno abierto y podíamos ir adonde a cualquier sitio, ya fuese a pie o mediante un vehículo, y ni siquiera estábamos obligados a seguir las misiones: podíamos completarlas en distinto orden, o pasar de ellas y simplemente disfrutar haciendo el cabra.

11. Dark Souls

Las comparaciones son un buen truco para apreciar la influencia de un juego sobre la industria. Y oh, cuánto se ha comparado a Dark Souls con... Todo. Este además es un caso bastante especial por dos motivos: el primero, que Dark Souls no hace nada realmente especial o que no se hubiese visto antes. Su secreto fue lanzarse en el momento adecuado, cuando los jugadores estaban hartos de que constantemente se insultase su inteligencia. Eso no quita, sin embargo, que el primer Dark Souls fuese excelente en otros apartados, como el diseño de niveles o la atípica (y también copiada) forma de relatar su trasfondo. Todo suma.

El segundo... es que en realidad el juego que debería estar aquí no es Dark Souls, es Demon's Souls. Pero la historia ha querido que de los dos juegos dirigidos por Hidetaka Miyazaki, el más recordado sea el que tenemos entre manos. Y si algo nos ha enseñado este repaso a los juegos más revolucionaros de la historia, es que la mayoría no fueron los primeros ni los únicos... Pero sí los que mejor lo hicieron.