Ir al contenido principal
Las 20 mejores películas de deportes de todos los tiempos
Reportaje

Las 20 mejores películas de deportes de todos los tiempos

Las 20 mejores películas de deportes de todos los tiempos os las presentamos en este listado. Fútbol, carreras, hockey, rugby... todos los deportes entran en este reportaje.

Volvemos con un nuevo reportaje cinéfilo y con una de las mejores películas de un género. En esta ocasión nos proponemos repasar las que son las 20 mejores películas de deportes. Arrancamos desde películas clásicas y algún que otro documental o cinta oscarizada y vamos avanzando, repasando también alguna comedia absurda y también películas más modernas y actuales.

De hecho, ya os avisamos que el género de las películas de deportes ha dado para mucho. Desde drama hasta acción, pasando por comedia, cine bélico e, incluso dibujos animados. De ahí que creemos que encontraréis un listado bastante heterogéneo en este artículo dedicado a cine deportivo. Sea como sea, también os decimos, la calidad de estas es muy variable, pero todas son emblemáticas en un sentido u otro. Hemos considerado que la etiqueta de "mejor" va asociada al peso que han tenido en la cultura popular y en la industria cinematográfica. 

Y dicho esto, podemos empezar con nuestro especial dedicado a las 20 mejores películas de deportes.

1. The Endless Summer (1966)

Bruce Brown es el director de una de las primeras películas dedicadas al mundo del deporte. Se trata de un documental sobre el mundo del surf, considerado el mejor filme documental dedicado al Surf.

En esta cinta, el director Bruce Brown sigue a dos surfistas a lo largo del mundo, quienes buscan la ola perfecta para realizar sus hazañas. The Endless Summer tuvo una segunda parte, de temática similar, rodada casi 30 años después. 

2. Rocky (1976)

John G. Avildsen dirigió una de las películas más memorables de los setenta y una de las sagas más importantes de la historia del cine. 

Rocky fue un guión original de Sylvester Stallone, quien también protagonizó esta película, basada en un caso real en el que Muhammad Ali y Chuck Wepner (un campeón local) se enfrentaron por el título de los pesos pesado. Grandiosa y tremendamente icónica, Rocky es una joya única. Aún así, no lo negaremos, somos grandes fans de toda la saga de Rocky.

3. El castañazo (1977)

Slap Shot fue conocida en España como El castañazo, una película en clave de comedia acerca del mundo del hockey sobre hielo. En esta película, protagonizada por Paul Newman, un equipo en decadencia comienza descubrir cómo el juego sucio y la violencia en la pista logra auparles hasta las primeras posiciones de la clasificación, convirtiéndose en las estrellas de la liga.

Debido a la extrema violencia, El castañazo fue duramente criticada en su momento. Eso sí, sigue siendo una película divertidísima, no exenta de cierta critica en la que se refleja uno de los principales problemas del Hockey tanto en las grandes ligas, como en los pequeños circuitos. 

4. Toro Salvaje (1980)

Raging Bull (Toro Salvaje) está basada en hechos reales, en la vida del boxeador Joe LaMotta. Martin Scorsese dirigió a un brutal Robert DeNiro en una enfermiza historia sobre un boxeador con problemas de autocontrol e ira, además otras neurosis severas, que tira por la borda su carrera debido a su mal carácter y a sus tendencias paranoides.

Su estela comenzará una caída en picado a medida que se deje llevar por la bebida y acepte amañar combates para la Mafia. Sin duda, Toro Salvaje es un películón que debéis de ver y de lo mejor del cine deportivo.

Hay un montón de grandes películas basadas en hechos reales... ¿conocéis las mejores de ellas?

5. El club de los chalados (1980)

El difunto y siempre genial Harold Ramis dirigió esta película protagonizada por sus colegas del Satudary Night Live!El club de los chalados (Caddyshack)  era una sátira acerca de los exclusivos clubs de golf y del esnobismo imperante en ellos.

A través de la sátira, se narraba el enfrentamiento entre varios miembros, que servía de excusa a un humilde caddy para trepar. Por cierto, El club de los chalados tendría una segunda parte, que es mejor olvidar. 

6. Carros de Fuego (1981)

Carros de Fuego fue una de las grandes películas de deportes de todos los tiempos, basada en un hecho real. Más concretamente en las olimpiadas en las que corrieron los atletas británicos Harold Abrahams y Eric Lidell.

Uno, hebreo de nacimiento, buscando superar barreras y ganar reconocimiento. El otro, un devoto católico, que ansiaba alcanzar el oro. Un relato épìco sobre superación, Carros de Fuego ganó en su día la friolera de 4 Óscars de la academia, los de mejor Película, guión original, banda sonora original y vestuario.

Carros de fuego

7. Evasión o victoria (1981)

Evasión o victoria reunió un reparto de lujo: Sylvester Stallone, Michael Caine, Max von Sydow, Pelé... y todo para contar una película de deportes ambientada en la II Guerra Mundial, en pleno 1943.

El comandante del campo de concentración de Gensdorff organiza un partido de fútbol entre los prisioneros de su prisión y la selección alemana. El partido, sin embargo, será una tapadera para organizar una gran evasión de prisioneros. Ved Evasión o victoria, no os defraudará.

¿Fans de las historias de guerra? Estas son las mejores películas bélicas

8. El mejor (1984)

Barry Levinson dirigió a Robert Redford en El mejor (The Natural), basada en la novela homónima de Bernard Malamud.

La película narra el regreso de una vieja estrella del baseball, Roy Hobbs, al mundo deportivo, cuando se hace cargo de un equipo. Sin embargo, la carrera de Hobbs estaba salpicada de escándalos, lo que le hizo llevar una vida anónima, hasta el momento. ¿Estará listo para volver al mundo del deporte? El mejor se encuentra reeditada en formato Blu-Ray y Dvd.  

9. Los blancos no la saben meter (1992)

White Men Can't Jump fue conocida en España como Los blancos no la saben meter, una película de culto en su momento sobre el mundo del baloncesto en los barrios urbanos de EEUU. 

Woody Harrelson y Wesley Snipes protagonizan esta cinta en la que encarnan a dos amigos que juegan al basket, con sus piques entre ellos. Sin embargo, los piques irán a más, incluyendo una sustanciosa deuda con unos gángsteres de la zona. Una película eminentemente noventera, Los blancos no la saben meter tiene tantos fans como detractores.

10. Space Jam (1996)

¡Bugs Bunny y Michael Jordan se alían! Cuando unos alienígenas se juegan con los Looney Tunes (los dibus de Warner) el futuro de estos a un partido de basket, Bugs y Lucas deben reclutar a la fuerza a Michael Jordan para ganar el partido del que dependerán sus vidas.

Desternillante y aún fresca, estamos seguros de que disfrutaremos un montón haciendo la crítica de Space Jam. Si os interesa volver a verla, os recordamos que existen ediciones muy chulas de Space Jam

11. El gran Lebowski (1998)

El gran Lebowski está considerada una de las mejores películas de los años noventa. Y aunque no os parezca una película de deportes, el hecho es que lo es. Los bolos juegan un papel determinante, como eje de esta película de los hermanos Coen, con el Nota (Jeff Bridges), Walter (John Goodman) y su tropa enfrascados en un relato neo noir, que no es sino una crítica sociopolítica de los EEUU de la Era de Reagan.

Ojo al dato, El gran Lebowski, se encuentra recogida en packs de la filmografía de los Coen

12. Un domingo cualquiera (1999)

Un domingo cualquiera reúne a Al Pacino, Cameron Diaz, Dennis Quaid, James Woods y a Jamie Foxx. La película narra cómo un equipo de fútbol americano pasa de ganar el campeonato a acumular derrotas.

Su entrenador se las ha de ver e ingeniar para sacar a sus chicos adelante, en tanto mantiene constantes peleas con la presidenta del equipo y a la vez intentar sacar el máximo provecho a sus decadentes estrellas. Un domingo cualquiera retrata con gracia y acierto el complejo mundo del 

13. Ali (2001)

Will Smith encarnó a Cassius Clay, más conocido como Muhammad Ali en esta película biopic. Michael Mann dirige esta cinta en la que se retrata la vida del mítico boxeador tanto dentro como fuera del ring.

Un relato íntimo y a la vez grandilocuente sobre una de las grandes figuras del boxeo de todos los tiempos, Ali está considerado de lo mejor de las películas de deportes. 

14. Shaolin Soccer (2001)

Si recordáis nuestra crítica de Shaolin Soccer, recordaréis que ya os contamos que esta "gamberrada" adaptaba Olive y Benji: Campeones / Captain Tsubasa, trasladando el particular enfoque de este manga y anime a una película de acción real.

Como película de fútbol y deportiva, quizá sea muy exagerada, pero aún así es bastante divertida y visualmente muy resultona. De ahí que metamos Shaolin Soccer en esta lista.

15. Quiero ser como Beckham (2002)

Parminder Nagra, Keira Knightley y Jonathan Rhys-Meyers protagonizan esta comedia deportiva y adolescente. Jess  es una chica india, cuyos padres quieren que viva de acuerdo con la tradición de su país. Sin embargo, esta quiere jugar al fútbol.

Con ayuda de su amiga  Jules  y de su entrenador Joe, Jess intentará cumplir su sueño y salir al campo. Quiero ser como Beckham es una de esas comedias de corte social propia del cine británico. Tiene bastante fondo, a pesar de que un primer vistazo no arañe la superficie. 

16. Million Dollar Baby (2004)

Clint Eastwood nos dejó boquiabiertos con esta película sobre lucha y boxeo, protagonizada por un trío de ases: El propio Eastwood, Hilary Swank y Morgan Freeman. La trama narra cómo una joven promesa es llevada al ring del boxeo femenino por un viejo entrenador, que reunente, comienza a formarla, a pesar de la edad de la chica, convirtiéndola en una figura del los circuitos femeninos.

Enternecedora y emotiva, Million Dollar Baby se merece sobradamente los 4 Óscars que cosechó, así como los otros premios que logró para sí. Obra maestra de principio a final.

17. El luchador (2008)

El luchador (The Wrestler) devolvió a un demacrado Mickey Rourke a la Gran Pantalla, de la mano de Darren Aronofsky. La cinta narra la decadencia de Randy "The Ram" Robinson, un luchador de éxito en los ochenta, que en los 2000 apenas malvive como estrella de circuitos de tercera categoría.

Cuando los golpes y heridas de pasados combates comienzan a pasarle factura, Robinson intentará aclarar la situación con la hija que abandonó, y con las mujer de la que está enamorado.  En serio, creemos que El luchador  os molará bastante, y es una joyita de las películas deportivas.

18. Invictus (2009)

Invictus es otra de esas películas basadas en hechos reales. Más concretamente en el trabajo que tuvieron que realizar el presidente de Sudáfrica Nelson Mandela y el capitán de su selección de rugby François Pienaar para volver a unir al país con el deporte, tras décadas de apartheid legal. Morgan Freeman y Matt Damon en dos de sus mejores papeles. Invictus no es solo una de las mejores películas de deportes, sino también una delicias de principios del siglo XXI. 

19. The Fighter (2010)

Y volvemos a hablar de boxeo, nuevamente, el tema rey de las películas deportivas. Mark Wahlberg, Christian Bale y Amy Adams protagonizan esta película ambientada en la Massachusetts de los años 80. La película narra la historia de dos hermanos.

Uno, el mayor, una estrella fallida del boxeo, que trata de enseñar al pequeño a pelear. Pero el benjamín de la familia no quiere seguir los pasos de este y como resultado, se iniciará un conflicto familiar. Este drama deportivo no os defraudará, pero esperad mejores interpretaciones que una pegada fuerte, ojito. De eso va The Fighter

20. Rush (2013)

Cerramos nuestra lista con otra historia real. Rush es el relato verídico sobre la rivalidad entre el británico James Hunt y el austriaco Niki Lauda, grandes pilotos de fórmula 1.

La historia se centra, especialmente, en el aparatoso accidente que casi le costó la vida a Lauda en 1976 y que marcaría la carrera de ambos corredores. Chris Hemsworth y Daniel Brühl en dos papelones irrepetibles. 

Y además