Ir al contenido principal
Amy Hennig Gamelab
Reportaje

Amy Hennig "Uncharted 4 para mí es como romper con tu pareja y que otro cuide a tus hijos"

Amy Hennig es una de esas personalidades admirables dentro de la industria del videojuego. Su currículum le avala. Es la responsable de sagas como Soul Reaver, la trilogía original de Uncharted o Jak III entre otros. Por todo eso recibió, en la pasada edición de Gamelab, el premio de honor de uno de los eventos más importantes del panorama nacional.

Un talento innato a la que en los últimos años no le ha sonreído la suerte. Salió de Naughty Dog tras haber escrito el guion de Uncharted 4; que luego fue cambiado prácticamene por completo. Un palo tras ser la responsable del libreto de la trilogía original de las aventuras de Nathan Drake. También se canceló el videojuego de Star Wars que estaba haciendo con Electronic Arts. Una de los titulares que nos dijo cuando charlamos con ella en Gamelab, es que actualmente no está trabajando -aunque sí tiene en mente varios proyectos relacionados con la VR- , lo que significa que también ha cerrado su relación con Electronic Arts.

Precisamente, de Uncharted 4 y de relaciones va la cosa. La propia Hennig nos hizo una analogía con ello, con cierto tono humorístico y sin perder la sonrisa de la boca, cuando preguntamos si había jugado a Uncharted. Sin ninguna mala intención; solo por conocer el interior de una creativa a la que le arrebatan su criatura. Una respuesta similar a la que nos dijo hace algunos meses Patrice Désilets.

Gamelab 2018 arranca con ponencias que muestran el lado humano de los creativos

"He jugado un poco y es un gran juego pero no lo he completado. Por múltiples razones. No he tenido el tiempo necesario para hacerlo. Es como si rompes con tu esposa o tu compañero y alguien cría a tus hijos es como "¡ay!". Es raro cuando tienes a unos personajes que han salido de tu cabeza y no sientes la empatía necesaria", afirma Hennig. "No es tanto el pensar si yo hubiera hecho eso o no. En este caso, los personajes, especialmente de los protagonistas principales, son de los actores. Ellos son los guardianes, quienes tienen la llave. Supongo que es cuestión de tiempo hasta que no me sienta rara con la situación".

A veces me pregunto qué hubiera pasado si Nathan fuera una mujer, y si tuviera, no sé, amigos gays

Aunque, por el amor que desprende a los videojuegos, está más alejada de lo que le gustaría del sector, Hennig no pierde la perspectiva; estando muy al día de las novedades y los temas que rodean a la industria. Ella es una mujer; pero todos los personajes protagonistas que ha creado en sus obras son mujeres. Eran otros tiempos.

Amy Hennig Gamelab

"Si miras atrás, los estudios demográficos indicaban que la mayoría de jugadores son hombres jovenes, y no quieren jugar con mujeres. Lara Croft era una excepción. Incluso ahora, aunque menos, es difícil vender ideas a estudios con una protagonista femenina. Nosotros no lo intentamos, pero  tampoco podíamos plantearnos hacer Uncharted con una protagonista femenina, porque se parecería demasiado a Tomb Raider. A veces me pregunto qué habría sido de hacerlo. Qué hubiera pasado si Nathan fuera una mujer, y si tuviera, no sé, amigos gays. Creo que es interesante cómo se habría transformado la historia de ser una mujer la protagonista. También pienso en que otros personajes como el propio Drake o Sully quizás no habrían sido iguales si no hubieran salido de mi mente, como mujer".

Una industria en la que, en ciertos casos, los juegos independientes ofrecen historias más interesantes en el sector de los videojuegos independientes. ¿Veremos a Hennig al frente de un título así? No cierra las puertas. "Ambos aspectos tienen partes más fáciles o difíciles. Lo mejor es un equilibrio. Un juego AAA puede tomar más riesgos, añadir más personajes... Pero me gustaría crear un videojuego independiente, por probar". Aunque, mostrando una vez más su buen humor, es consciente de los problemas que eso puede conllevar: "probablemente tenga menos dinero para gastar y no pueda contar con un presupuesto de diez millones para las cinemáticas".

Amy Hennig Gamelab

Puede que uno de los primeros puntos de inflexión en la carrera de Hennig fue Soul Reaver. Una saga olvidada, a la que personalmente le encantaría volver a ver. No parece una tarea sencilla, y lo justifica.

"Creo que a Square Enix y a Crystal Dynamics le gustaría, pero lo veo difícil. A los fans le encantaría, pero si creas un juego para ellos quizás no llegue a una gran audiencia. Si haces un reboot o un remake, puede. Si haces una secuela, los fans querrán saber más, pero el resto no entenderán nada. Quizás el problema es que no harás a nadie feliz".

Soul Reaver

El tiempo se fue rápido, pero charlar con Amy Hennig fue toda una lección de aprendizaje de alguien que ama lo que hace, y que durante los últimos tiempos no ha podido plasmarlo. La industria del videojuego necesita su cercanía. Y tenerla cerca.

Fotos realizadas por David Molina

Y además