Análisis de Razer Huntsman Tournament
Reportaje

Análisis del Razer Huntsman Tournament, la reinvención del teclado competitivo

Por Alejandro Alcolea Huertos

Tras varios meses de uso, os contamos nuestra opinión y análisis del Razer Huntsman Tournament Edition, una versión más pequeña del Huntsman del año pasado y que, aun con switches diferentes, sigue siendo una de las mejores opciones a la hora de disfrutar de los videojuegos en PC.d

Ha pasado algo más de un año desde que Razer diera un golpe en la mesa con sus nuevos mecanismos para teclados gaming. En junio del año pasado presentaron la tecnología opto-mecánica, una revolución que aunaba las bondades de los teclados de membrana con respuesta inmediata y las sensaciones de un teclado mecánico.

El primer fruto de esta tecnología lo vimos en el Razer Huntsman Elite, que analizamos en su día, y ahora llega el hermano pequeño que no se limita a adoptar un formato ten key less, sino que estrena nuevos switches de esta familia opto-mecánico. Se trata del Huntsman Tornament Edition, y tras pasar varios meses con la versión ''beta'' y la final, vamos con nuestra opinión a lo largo de las próximas líneas.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Lo que debéis saber es que, igual que el Huntsman Elite se presentaba como el teclado definitivo para jugar y escribir, además de para labores de entretenimiento con sus controles integrados, el Huntsman Tornament se planta como un teclado 100% gaming. Antes de ver qué significa esto y qué tal para escribir, vamos a hablar del diseño.

Para jugar no necesitamos el teclado numérico

Las diferencias saltan a la vista entre el Huntsman Elite - arriba - y el Tournament - abajo -. El modelo de competición es 1:1 como sería el Elite sin el teclado numérico. Esto permite un tamaño mucho más compacto que ya no solo es funcional a la hora de transportarlo, sino a la hora de jugar en un escritorio.

Análisis de Razer Huntsman Tournament
Análisis de Razer Huntsman Tournament

Hay jugadores, por ejemplo a mí me pasa un montón, que movemos muchísimo el ratón cuando estamos jugando, de forma muy ostensible, y se choca contra el teclado todo el rato. Al eliminar el teclado numérico de la derecha, el Huntsman Tournaent evita esto y, además, ocupa menos espacio en escritorios que no van muy sobrados de ello.

Análisis del Razer Viper, un rapidísimo ratón gaming

El peso es de solo 680 gramos y está construido en un policarbonato de calidad con textura mate y una plancha de aluminio sobre la que reposan las teclas. Las keycaps son de doble capa de PBT, algo que no se nota tanto en el tacto como en el sonido, pero que asegura que nos durará unos cuantos años sin problema. Razer asegura más de 100 millones de pulsaciones por tecla, vaya. 

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Antes de ver la cara negativa, hay que señalar, y aplaudir, que Razer haya incluido un conector USB Tipo-C en este teclado. El conector que viene en la caja, con cable mallado, es de USB Tipo-C a USB Tipo-A, pero podemos quitarlo cuando queramos para meter un conector Tipo-C a Tipo-C y usarlo con un Mac o un móvil, sin ir más lejos. 

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Cómo no, tiene iluminación Chroma RGB personalizable con Synapse 3... y aquí encontramos el primer punto en contra de este teclado. Los símbolos del teclado no se ven si no encendemos la iluminación. Es decir, os guste o no, vais a tener que estar siempre con el teclado retroiluminado.

Si os llama la atención, podéis comprar el Huntsman Tournament por 149 euros en Amazon

Como es habitual, los símbolos principales son translúcidos y dejan pasar la luz, pero cuando pulsamos la tecla de función o Alt, los símbolos secundarios no se iluminan debido a que no son translúcidos. Para jugar no es tanto problema como para escribir, pero se habría agradecido que corrigieran esto respecto al Huntsman Elite.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Tampoco cuenta con soporte para reposamuñecas imantado, como sí tenía el Elite, aunque no es mayor problema al poder ''acoplar'' otros reposamuñecas de terceros. Lo que sí encontramos es un sistema de elevación con dos alturas que resulta de lo más útil en muchas ocasiones.

RAZER HUNTSMAN TOURNAMENT

Por lo demás, en lo que a construcción se refiere, es un teclado sólido que sorprende por su ligereza y que, sobre todo, deja ver su gran virtud en cuando nos ponemos a teclear.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Switches opto-mecánicos silenciosos

Y es que, podemos tener un teclado fantástico en lo visual y en los acabados, pero si las teclas no responden, no vale ''para nada''. El sistema opto-mecánico de Razer consiste en un sistema que combina un láser que se encarga de activar la tecla con un mecanismo que emula las sensaciones de un teclado mecánico.

RAZER HUNTSMAN TOURNAMENT

Los switches del Huntsman Elite eran los morados, que básicamente son como los switches verdes de Razer o los Blue de CherryMX, y el Huntsman Tournment tiene los switches rojos, equivalentes a los Red de CherryMX. Esto es una declaración de intenciones, ya que son mecanismos lineales en los que no hay que ejercer mucha presión para activar la tecla, y esto sumado al sistema óptico convierte este teclado en el más rápido que he probado.

Razer Huntsman

Sin discusión, además. He jugado, y escrito, en muchos teclados a lo largo de estos últimos años, y estos switches son, como digo, los más rápidos que han pasado por mis manos. Esto tiene sus cosas buenas... y sus cosas malas, y antes de nada, vamos con un vídeo en el que podéis ver una comparativa de sonido entre un teclado de membrana, el Huntsman Elite y el Huntsman Tournament de este análisis:

Perfecto para jugar...

Es hora de hablar de la experiencia jugando con el Razer Huntsman Tournament Edition. Durante más de un año he estado jugando a diario con el Huntsman Elite. Me gusta ese sonido ''clicky'', me gusta la respuesta pese a ser un teclado con switches táctiles y me encanta la sensación jugando.

RAZER HUNTSMAN TOURNAMENT

Sin embargo, desde que tengo el Tournament... ha desbancado a mi Elite. El motivo es simple: juego, sobre todo, a shooters en primera persona como Overwatch, Battlefield o CS:Go, casi todos en los que la movilidad del personaje (excepto en Battlefield) es clave, donde se tienen que hacer movimientos constantes de dirección que necesitan una precisión máxima.

El mecanismo lineal ayuda muchísimo a tener una mejor sensación jugando a shooters como estos, pero realmente es algo que se nota en todos los juegos... aunque hay que tener cuidado. Por ejemplo, jugar a LoL, o el mismo Overwatch, con este teclado implica que seamos conscientes de que la fuerza de activación de la tecla es mínima, 40 gramos, y, por eso, podemos soltar alguna magia o habilidad a destiempo solo por apoyar mínimamente el dedo.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Es algo a lo que nos acostumbramos pronto, claro, pero es una muestra de la sensaibilidad de este teclado. Por otro lado, cuenta con Ultrapolling. Esto es simplemente un término de marketing, como los que se usan en algunas TV HDR, pero básicamente nos dice que tiene un milisegundo de respuesta, lo cual es perfecto para, unido a ese mecanismo lineal, tener una gran experiencia en juegos y lograr esa sensación de velocidad y se activa con solo pulsar e botón ''modo juego''.

...y casi para escribir

Ahora bien, un buen teclado para jugar no tiene por qué ser un buen teclado para escribir, y en este sentido... tengo sensaciones encontradas. Ya he dicho que es el mejor teclado para jugar que ha pasado por mis manos, pero para trabajar es otro cantar. Al final, escribo varios miles de palabras a lo largo del día y mi tasa de error ha aumentado con el Huntsman Tournament.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Quiero decir que esto no va a penalizar en nada al teclado, ya que está enfocado al juego puto y duro, pero está claro que habrá gente amante de los teclados Red que quieran uno así para escribir. Sí, podéis escribir perfectamente, pero os encontraréis con letras repetidas en una misma palabra y estaréis borrando términos más veces de las que os gustaría.

El motivo es el mismo que convierte el teclado en ideal para jugar: es tan sensible que cualquier mínima pulsación activa el caracter, y esto nos penaliza a la hora de escribir, y es una pena porque, realmente, es un teclado comodísimo. además, no tiene el formato español, por lo que las eñes y otros símbolos no están señalizados como debería.

Para muchos, este no sería un problema, pero lo de activar teclas sin querer sí lo es.

Análisis de Razer Huntsman Tournament
Análisis de Razer Huntsman Tournament

Conclusión

Sin embargo, como digo, no es algo que penalice a un teclado que, por lo demás, es prácticamente redondo. Hay muchos otros teclados para escribir, y no pasa nada porque el Huntsman Tournament no lo sea. Por lo demás, y como hemos dicho varias ocasiones, es el mejor teclado que hay disponible ahora mismo para jugar.

Razer Synapse
Razer Synapse

Ya hemos comentado que es el teclado más rápido que podéis comprar en estos momentos gracias tanto al mecanismo y tecnología utilizada como al propio peso de las keycaps y la baja fuerza de activación que hace falta para pulsar la tecla. Está bien construido, el cable USB Tipo-C (y no hace falta que sea el oficial de Razer si se nos rompe) hace que sea más transportable y la iluminación Chroma siempre es de agradecer.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Esta iluminación se puede personalizar completamente gracias al software de PC y, en algunos juegos, cambia de manera dinámica (por ejemplo, en Overwatch nos muestra las teclas de acción de los diferentes personajes). Por lo demás, tenemos memoria para guardar cinco perfiles de juego en el teclado, con grabación de macro al vuelo pese a no tener teclas dedicadas.

Análisis de Razer Huntsman Tournament

Si queréis una estación de juego para disfrutar plenamente de shooters, sobre todo, pero también del resto de géneros, deberíais plantear la compra de este teclado. Le faltan detalles para ser perfecto (reposamuñecas, teclado en español o teclas con símbolos secundarios que se vean), pero para jugar cumple, de sobra, su función y lo que esperamos de un teclado creado para un entorno competitivo.

Y además