Huntsman Elite Razer
Reportaje

Razer Huntsman Elite, análisis y opinión del teclado mecánico láser

Por Alejandro Alcolea Huertos

Análisis de Razer Huntsman Elite, el nuevo teclado mecánico de Razer construido pensando en la velocidad y la precisión a la hora de presionar las teclas y que llega en dos versiones (con y sin reposamuñecas), pero con la misma tecnología en los switches.

Razer acaba de anunciar un nuevo teclado mecánico que une dos mundos que parecían separados por naturaleza: los switches lineales y táctiles. Hemos pasado unas semanas con el nuevo Razer Huntsman Elite, escribiendo y jugando, y ya podemos contaros qué nos ha parecido esta evolución de los teclados mecánicos.

Diseño

El teclado opto-mecánico Razer Huntsman Elite cuenta con un diseño muy clásico. Está construido en plástico, de color negro, pero resulta sobrio y elegante en el escritorio. El reposamuñecas (extraíble en este modelo) tiene un acolchado suficiente como para levantar las muñecas y hacer que el arco de las mismas no esté forzado, por lo que escribir a cualquiera de las tres alturas a las que podemos configurar el teclado es algo muy placentero.

Contamos con un teclado con layout en español (con la eñe y los símbolos donde estamos acostumbrados), algo que cuida mucho Razer, y hay un indicador de las diferentes teclas de acción activadas sobre las teclas de dirección.

Huntsman Elite Razer

Las keycaps no son rugosas y su tacto es bastante agradable. Hablando de tacto, la almohadilla de polipiel del reposamuñecas está bien acolchada y también resulta placentera al tacto. Antes de continuar, os dejamos las dimensiones y el peso de Razer Huntsman Elite:

  • Largo: 44,8 centímetros.
  • Ancho: 14 centímetros sin reposamuñecas / 23 con reposamuñecas.
  • Altto: 3,65 centímetros.
  • Peso: 1.223 gramos sin reposamuñecas / 1.706,5 gramos con reposamuñecas.

La iluminación RGB impregna todas las letras y teclas de función del teclado, pero hay algo que se podría haber mejorado de cara a al escritura a oscuras. Y es que, los símbolos alternativos de las teclas numéricas (paréntesis, el arroba, símbolo de euro o porcentaje, entre otros) están impresos en el keycap, por lo que no se ''iluminan''. Esto también pasa con las teclas de juego del F9 y F10 y las de aumentar el brillo de la iluminación RGB. 

Huntsman Elite Razer

Sin embargo, si hablamos de la propia iluminación, hay que destacar que cada una de las teclas cuenta con su propio LED RGB, nada de una plancha en la que se ocultan diferentes LED, pero que no actúan de forma individual. Además, a diferencia de otros modelos de Razer, la bombilla está protegida frente a golpes (que pueden producirse a la hora de limpiar el teclado, por ejemplo. Os dejamos una foto de un Switch Green de un Blackwidow y el switch opto-mecánico del Huntsman Elite:

Switches de Razer
A la izquierda, Razer Green. A la derecha, Opto-mechanical.

Hay que aclarar que hay una versión del Huntsman Elite, el Razer Huntsman que cuenta con la misma tecnología de los switches opti-mecánicos, y el mismo acabado e iluminación RGB Chroma, pero no tiene botones multimedia ni reposamuñecas.

Switches opto-mecánicos

Ahora bien, la gran novedad de este teclado son los switches (y no es una novedad menor, precisamente), pero... ¿qué son los mecanismos opto-mecánicos? Como ya sabéis, hay diferentes tipos de switches en los teclados. Los hay táctiles que emiten un pequeño rebote y que cuentan con un sonido característico antes de que la tecla llegue al punto de actuación.

Otros switches son los ''rojos'', o Red, y son lineales. Carecen de ese ''clicky'' característico, el punto de actuación llega antes y hace falta menos peso para activar la tecla, por lo que son más rápidos a la hora de jugar a shooters.

Razer Huntsman en Amazon

Combinar ambos mecanismos es una tarea imposible de forma física, y ahí es donde entra la nueva tecnología que Razer lleva investigando años y que ahora lelga al mercado. El sonido y el tacto es exactamente igual que el de un teclado ''clicky'', concretamente, igual que los Green de los teclados Blackwidow de Razer. 

Huntsman Elite Razer

Sin embargo, el funcionamiento práctico es como el de un mecanismo lineal. Esto se traduce en una respuesta más rápida, una tecla que se activa aplicando menos fuerza con el dedo, una sensación de cansancio menor y una precisión que un teclado ''clicky'' no puede ofrecer.

Si hablamos de fríos números, quedaría de la siguiente manera:

  • Peso para activar el mecanismo: 45 gramos.
  • Punto de actuación de 1,5 milímetros.
  • Distancia total de 3,5 milímetros sin punto de reset.
  • Un 30% más rápido que otros mecanismos mecánicos táctiles.
  • 100 millones de pulsaciones.

Y, realmente, la sensación es la de tener un teclado ''clicky'' entre manos, pero con la respuesta de un teclado Red, con las ventajas que ello da a la hora de jugar y escribir.

Sensaciones al jugar... y Synapse

Aunque un teclado mecánico no necesariamente es para jugar, no como único uso, claro, es importante empezar describiendo las sensaciones y el comportamiento en juegos. Sí, está claro que podemos jugar con cualquier tipo de teclado a cualquier juego, sin importar el género, pero un teclado mecánico en títulos como StarCraft II, CS:GO, Call of Duty u Overwatch es de suma importancia.

Y es que, en este tipo de juegos necesitamos sentir la tecla. En el caso de StarCraft es algo personal y, por ejemplo, prefiero un teclado clicky para, en el fragor de la partida, sentir que he pulsado la tecla correctamente, algo que no m,e da ningún teclado de membrana y, además, ningún teclado Red. En un CS:GO u Overwatch es importante contar con la mayor prefición, algo que solo puede otorgar el switch Red.

Esto es así debido a que se trata de un mecanismo lineal (os recordamos nuestra guía con los diferentes switches y los juegos recomendados para cada uno) que realiza la acción en el momento que presionamos la tecla hasta el punto en el que debe estar. Es decir, no hay ningún elemento que ''roce'' entre la pulsación y el punto de actuación, y las acciones se realizan de forma más rápidas.

Cable trenzado no extraíble del Razer Huntsman
Cable trenzado no extraíble del Razer Huntsman

Además, para jugar a shooters en los que continuamente estas variando tu posición (sobre todo en Counter Strike cuando miramos en las esquinas) es necesario que las teclas sean ''ligeras'', y los 45 gramos de actuación de las Red permiten una mayor precisión. Dicho esto, solo podemos alabar la tecnología de Razer con los switches opto-mecánicos.

Y es que, no solo son cómodos (y, repito, esto es nivel personal como jugador, algo subjetivo) para jugar a StarCraft II, sino que también funcionan a la perfección en shooters como Overwatch gracias a su funcionamiento como si de un teclado Red (lineal) se tratara. Y esto ya es más objetivo.

La tecla es ''ligera'', en cuanto sentimos el ''click'' se realiza la acción y, además, el tacto es muy reconfortante gracias a que no hay rebote (pese a ser clicky, una sensación algo extraña) y que los keycaps están bien terminados.

Por otro lado tenemos Synapse, el sistema de iluminación de Razer. Todos los dispositivos RGB de la compañía funcionan con Synapse, dando al jugador la posibilidad de crear patrones de iluminación realmente personalizados. El Razer Huntsman Elite cuenta con muchos puntos de iluminación independientes, además de las teclas, que podemos personalizar a nuestro gusto. Esto es algo que podéis ver en la siguiente imagen:

Synapse

Sin embargo, si no queremos pasar demasiado tiempo configurando el programa y queremos pasar a la acción cuanto antes, hay que tener en cuenta que hay ciertos juegos tienen un acuerdo con Razer para ofrecer una iluminación personalizada sin que el usuario tenga que configurar nada. Overwatch es uno de ellos y, realmente es algo que no está nada mal.

El color de las teclas y el contorno del Huntsman Elite cambia en función del héroe elegido y, además, se iluminan las diferentes teclas de acción de dicho héroe. Si jugamos con D.Va, por ejemplo, la letra ''E'' y el ''shift'' izquierdo cambian de color. Son dos de sus habilidades y, si las usamos, parpadearán en color rojo mientras se enfría la habilidad.

Son detalles que no se perciben mientras juegan (ver las teclas de acción iluminadas sí puede ayudarnos a la hora de familiarizarnos con cada héroe), pero que ponen la guinda a un tacto casi perfecto y unas sensaciones inmejorables a la hora de jugar.

Razer Huntsman

El Razer Huntsman Elite para escribir

Ahora bien, ¿qué tal el Razer Huntsman para escribir? Además de para jugar, estas últimas semanas he utilizado el teclado, lógicamente, para el trabajo diario en la revista y la web. Son muchas palabras al final del día y varias horas tecleando. Y, pese a esto, no puedo dar una respuesta clara sobre qué tal se porta el Razer Huntsman a la hora de escribir.

Y es que, como todo, va en cuestión de gustos. Hay personas que no soportal el sonido de un teclado mecánico, y menos el ''clicky'', como es el caso. Y lo comprendo, ya que para mi, un amante de este sonido, estar durante unas 8 horas al día escuchando un sonido parecido al que debió sentirse cubriendo el Watergate en directo, puede llegar a cansar.

Sin embargo, el sonido a teclado mecánico me gusta y, por eso, recomiendo cualquier Cherry MX si eres amante de él, aunque no juegues, simplemente para escribir. Ahora bien, el sonido no lo es todo y está claro que también influyen las sensaciones a la hora de gastarse 200€ en un teclado. Y, rotundamente, no podrían ser mejores.

Iluminación personalizada del Razer Huntsman Elite
Iluminación personalizada del Razer Huntsman Elite

Precisamente por la fuerza que hay que hacer para pulsar la tecla y la reacción de un teclado lineal, el Razer Huntsman es capaz de ofrecer una escritura más rápida. Las keycaps tienen una forma adecuada para escribir de forma cómoda durante horas y el reposamuñecas es una delicia. Además, el regulador en dos alturas nos permite personalizar aún más la experiencia.

Eso sí, hay que tener en cuenta que es un teclado ruidoso y que, como dije antes, os debe atraer ese tipo de sonido. Eso sí, en cuanto a la experiencia escribiendo, pocos teclados mecánicos, y no han pasado pocos por mis manos, ofrecen una sensación de comodidad comparable a la del Huntsman. Y es que, y esto es aún más subjetivo que el gusto por el sonido de un switch clicky, los dedos ''vuelan'' al escribir.

Pines del reposamuñecas del Razer Huntsman
Pines del reposamuñecas del Razer Huntsman

Conclusión

Si habéis llegado hasta aquí, ya conoceréis mejor el Razer Huntsman Elite. Y sí, ciertamente es muy complicado no recomendar este teclado independientemente de que lo queráis para jugar, para trabajar o para ambas cosas. Los switches on muy rápidos, es muy cómodo teclear y el diseño es fantástico (mención especial al reposamuñecas).

La iluminación en la periferia del teclado es buena y crea un ambiente fantástico en el escritorio (aunque se echa de menos que se iluminen todos los símbolos), los botones multimedia siguen siendo muy útiles y, además, los botones de los modos de juego son perfectos cuando la situación lo requiere.

Sin embargo, hay tres cosas a tener en cuenta. Por el precio (209€, no es especialmente asequible), debería contar con un puerto USB. Y es que, el cable trenzado que se conecta a los puertos USB del PC cuenta con dos conectores, uno para el propio teclado y otro para la iluminación. En un portátil con solo dos puertos, ya estaríamos ocupándolos si queremos iluminación RGB.

El otro handicap es que no cuenta con teclas macro. En un teclado diseñado para jugar, como este, no habrían estado de más. Sin embargo, son tres puntos en contra que no pueden hacer sombra a, de nuevo, el magnífico diseño de los switches opto.mecánicos.

Estamos ante el nuevo teclado estandarte de Razer, y se nota que han puesto mimo en su creación, algo que repercute, directamente, en el jugador.

Y además