Reportaje

Análisis en vídeo de Metro Exodus para PS4, Xbox One y PC

Por David Martinez

Análisis en vídeo de Metro Exodus, la última entrega de la saga de FPS basados en las novelas de Dmitry Glokhovsky. En esta ocasión acompañamos a Artyom, Anna, el coronel Miller y al resto de los Spartan en un viaje por la Rusia post apocalíptica a bordo del tren Aurora. 4A Games y Deep Silver revolucionan la saga con un planteamiento mucho más abierto, en que priman la exploración, la supervivencia y las fases de sigilo. En lugar de limitarnos a los túneles del metro de Moscú, en esta tercera entrega de la saga visitamos diferentes localizaciones, como la superficie de la capital, el Volga, la taiga, el Caspio o la ciudad de Novosibirsk en busca de un lugar seguro, lejos de la radiación.

Análisis de Metro Exodus

Por el camino tendremos que hacer frente a grupos rebeldes, caníbales y criaturas mutantes (ratas, arañas y animales mucho más grandes y peligrosos). Y para ello, Metro Exodus nos permite configurar nuestro equipo y modificarlo con las piezas mecánicas y químicas que encontremos por el camino. Además, el juego -en la línea de la saga Wolfenstein- tiene un gran componente narrativo, que nos ayuda a entender mejor (y a emocionarnos con lo que le ocurre) a la tripulación del Aurora.

Requisitos de Metro Exodus para PC

Metro Exodus es un título muy ambicioso, que además disfruta de un apartado visual muy sólido, como se puede ver en estas imágenes tomadas de la versión de PS4 PRO; los entornos abiertos -que podemos recorrer a bordo de una furgoneta o un bote de remos- también muestran efectos climatológicos (tormentas de nieve, de arena o lluvia) y un ciclo día/noche dinámico que afecta al comportamiento de los enemigos. La variedad de criaturas y el paso de escenarios de superficie a subterráneos ponen la guinda a este desarrollo, uno de los más ambiciosos en lo que llevamos de año.

La edición limitada de Metro Exodus