Ir al contenido principal
Reportaje

Análisis en vídeo de Yoshi's Crafted World para Nintendo Switch

Tras la estela del genial la genial aventura en el mundo de lana de Wolly World, Yoshi's Crafted World es lo nuevo de Good-Feel, y nos invita a adentrarnos en esta ocasión en niveles hechos como si fueran manualidades, con cartón, lápices y otros materiales. 50 niveles repletos de saltos, coleccionables y con un desarrollo tremendamente variado, con mecánicas exclusivas de cada nivel (algunas son desafíos en sí mismo, en los que debemos superar un récord de puntos realizando acciones como pasar por aros o llegar a la meta a bordo de un vehículo solar antes de un tiempo indicado).

Y no sólo eso: en todos los niveles hay un número de flores que recoger (lo que nos dará acceso a nuevas zonas con nuevos niveles), están repletos de secretos y pequeños minijuegos que, por ejemplo, se activan al lanzar un huevo sobre determinadas nubes (como recoger monedas azules en un reducido límite de tiempo) o que forman parte de una búsqueda especial, que nos invita a lanzar huevos sobre elementos de los fondos.

Análisis de Yoshi's Crafted World

Como podéis ver en nuestro vídeo análisis, Yoshi's Crafted World ofrece además modo cooperativo local para dos jugadores. Basta con desacoplar los Joy-Con y cada jugador puede realizar con un "minimando" todas las acciones (lanzar huevos, flotar en el aire...). Esto permite compartir el juego en cualquier momento y lugar, pudiendo jugar tanto en modo TV como en modo sobremesa.

Yoshi's Crafted World review

Y, aunque a priori pueda parecer un juego infantil, sólo tenéis que echar un vistazo a nuestra vídeo review de Yoshi's Crafted World para comprobar que en todo momento mantiene  dos "niveles" de exigencia: por un lado, cualquiera puede cogerlo, superar los niveles y ver el final del juego (cuenta con un modo relajado que da ayudas como alas para volar). Por otro, cuanto más avanzamos, más exigente se va volviendo, y guarda un reto final para los jugadores más hábiles y exigentes.

Todo, aderezado con un sobresaliente apartado visual, en el que destaca la confección de los niveles y los propios Yoshi, cuyas texturas casi sentirás tocar. Un juego que, a pesar de lo que pueda parecer, dice mucho sobre las enormes posibilidades que todavía se pueden explorar en los plataformas 2D.

Y además