Ir al contenido principal
Reportaje

Hobby Consolas: las caricaturas de los redactores

Siguiendo con nuestro repaso por el 30 aniversario de Hobby Consolas, ahora vamos recordar una de las señas de identidad más características y recordadas de los primeros años de la revista: la de incluir caricaturas de los redactores en los análisis. ¿Os acordáis de Giancarlo Vialli o El consolero enmascarado?

Mirad a vuestros lados, arriba y abajo. ¿Qué veis? Sí, colores fríos, diseños seriotes. Hoy en día, la prensa de videojuegos se escribe para un usuario que, de media, ha pasado la adolescencia. Tenemos veintimuchos o treintaypocos y, aunque seguimos disfrutando de los videojuegos como unos niños, buscamos una estética diferente, más adulta. 

Sin embargo, a principios de los 90, el usuario medio de videojuegos y lector de revistas era más jovencito. Posiblemente aún era un niño o acababa de entrar en la adolescencia. Aunque algunos fueran más mayores...

Por eso, revistas como Hobby Consolas apostaban por una maquetación más desenfadada y colorida. Más atractiva para la chavalería y rebosante de elementos con mucha personalidad. 

Uno de estos elementos distintivos fue el uso de caricaturas para poner cara a los redactores. Así es, los que puntuaban los videojuegos no solían mostrar su rostro (¿¡sabéis lo que costaba revelar un carrete!?), sino que, en cada análisis, aparecía una caricatura del firmante, que iba "disfrazado" del juego que se tratara. 

Algo así como Mortadelo, pero en plan jugón. Además, los redactores no ponían su nombre en la valoración del juego, sino que usaban un apodo. Lo de "nick" todavía no se usaba, pero en el fondo era lo mismo.

Los seudónimos se usaron ya desde el número 1 de Hobby Consolas (hemos de retroceder hasta octubre de 1991), pero las caricaturas no se presentaron en los análisis hasta el número 9. ¿Y quién se encargaba de dibujar esas caricaturas? Pues este dato quizá os sorprenda, pero era ni más ni menos que José Luis Sanz

Sí, el que ha hecho en esta web no pocos reportajes retro y que la coordinó en sus inicios. El señor Sanz, que ya tiraba de Photoshop en aquella época, diseñó las caricaturas de los cuatro redactores originales (J.L. Skywalker, The Elf, Giancarlo Vialli y Nikito Nipongo) y las adaptó a los análisis que iban saliendo. Poco después, también dibujó los caretos de Nemesis, Tte Ripley, Patax...

Lo primero que hizo fue crear las caras a partir de fotografías, y después dibujaba los cuerpos que acompañarían a cada análisis. La cabeza que se pegaba a cada cuerpo, dependía del redactor que hubiera hecho el análisis.

A partir del número 16, tras la marcha de José Luis, Alfonso Fernández (grafistas de Topo Soft) se encargó de esos dibujos, para ser sustituido en el número 39 por Beatriz Leoz. A continuación tenéis todas las caricaturas que aparecieron en la revista, con una pequeña "bio" del redactor que estaba tras los píxeles. No nos ha sido posible obtener fotos recientes de todos. ¡Ex-redactores, si estáis leyendo esto y no se ve nuestra foto, hacednos un llama-cuelga!

JL Skywalker

Fue uno de los "miembros fundadores" de Hobby Consolas. Era el propio José Luis Sanz, que en ese momento participaba como redactor (además de, como hemos dicho, de ilustrador). Estuvo en la revista durante algo menos de dos años, para más tarde "emigrar" al Grupo Z, donde permaneció varios meses. Ha trabajado en diferentes distribuidoras y, tiempo después, se puso al frente de Computer Hoy Juegos, otra revista de Axel Springer hoy extinta. Cuando nuestra web Hobbynews comenzó su andadura (antes de convertirse en HobbyConsolas.com), él fue el coordinador. Ha trabajado en otros medios como Micro Hobby, SuperJuegos, Mega Sega, Ultima, en el equipo de eSports Movistar Riders... ¡Ha estado hasta en política.  Podéis seguirle en su canal de Twich GeneracionZ80.

 

Giancarlo Vialli

Su afición futbolera le inspiró el apodo. Era Juan Carlos García, otro de los redactores iniciales de la revista. Cuando algo más de un año después nació la revista Nintendo Acción (Revista Oficial Nintendo), él tomó el timón de la misma, aunque siguió participando esporádicamente en Hobby Consolas. Abandonó la revista para pasarse al departamento comercian de Axel Springer, donde actualmente es director de Brand Content. Ha pegado un volantazo y está ya más próximo a Auto Bild que a Hobby Consolas, pero sigue defendiendo a su Atleti y a los personajes de La que se avecina.

 

Nikito Nipongo

En realidad no era japonés, pero su vínculo con los juegos venía de antiguo. Primero escribió en Micro Hobby, para luego dirigir los primeros años de Hobby Consolas. Era Amalio Gómez, que más tarde dirigió toda el área de videojuegos de Axel Springer. Recientemente se marchó para fundar su propia editorial, Blue Ocean, que se encargó de refundar la mítica Micro Manía.

The Elf

El cuarto miembro del equipo inicial de Hobby Consolas. Sólo estuvo un par de años, pero los usuarios recuerdan cómo no solo comentaba juegos, sino que también elaboraba la sección Game Masters, sobre la vanguardia de los videojuegos. Se llama Marcos García y es uno de los pocos que sigue usando su apodo original, incluso cuando se marchó al grupo Z para trabajar en SuperJuegos y en otras publicaciones. Es uno de los redactores del sector más conocidos.

 

El consolero enmascarado

En realidad, no era nadie en concreto. Se usaba para cuando alguien hacía una colaboración puntual, aunque se dice que el propio Amalio Gómez también utilizó esa identidad alguna vez. Curiosamente, es uno de los "personajes" más recordados, aunque en el fondo, no era más que un fantasma...

 

The Wizard

Fue el primero en tener nueva caricatura después del arranque inicial. Era Javier Rodríguez, más conocido como "Javi mapero" en la redacción, ya que se encargaba de diseñar los típicos mapas guía para superar juegos de la época. Permaneció varios meses en la revista, para luego trabajar en márketing dentro de Activision, SEGA o Virgin. Es el fundador y director de marketing de RaLight Solutions.

 

Teniente Ripley

Entró en la revista en el número 11. La jovencita Sonia Herranz se convirtió en una de las redactoras más prolíficas de Hobby Consolas (y la primera chica de redacción). Sus análisis eran muy comunes durante los años 92-93-94. Años más tarde se puso al frente de PlayManía, hasta que hace tres años, volvió al redil. Es la actual directora de la revista en papel. Los habituales de HobbyConsolas.com sabréis que aquí también da el callo.

 

Patax

También entró en el número 11 y respondía al nombre real de Carlos Alonso. Su apodo venía de que era tan alto que había bromas en la redacción porque no cabía en su mesa por sus piernas, sus "patax". Permaneció bastante tiempo en el sector, aunque sólo lo vimos unos meses en Hobby Consolas.

 

Pepo Scope

Otra de las incorporaciones del número 11. Tras estar varios meses en Hobby Consolas y en Nintendo Acción, José Luis del Carpio se marchó al Grupo Z, donde fue uno de los firmantes más conocidos de SuperJuegos. Ha trabajo en la distribuidora Koch Media y actualmente es director de marketing de producto en U-Tad.

 

Nemesis

Aterrizó en el número 10. Seguero de pro, Bruno Sol permaneció un par de años en Hobby Consolas, pero es uno de los redactores más recordados. Mantuvo su apodo tras su marcha al Grupo Z, donde participó en SuperJuegos o MegaSega. En la actualidad trabaja como freelance en numerosos medios, incluidas las revistas de Axel Springer, especialmente en Retro Gamer, y en esta web. Si tenéis una película o un juego extraño y ochentero, él os lo acogerá con gusto.

 

Lolocop

Entró a trabajar como redactor en el número 18 de la revista y pronto se convirtió en uno de los firmantes más comunes de la revista, sobre todo en lo referente a los juegos de lucha y deportivos. Con el tiempo, Manuel del Campo pasó a ser redactor jefe y luego director de la revista. Hoy en día es ni más ni menos que director general de Axel Springer España, aunque algunos se esfuercen en recordarlo como "el que se hacía las fotos con Lara Croft". Hay estigmas que no se van nunca...

De Lucar

Entró en la revista en el número 21. Se llama Javier Bautista y, tras firmar un par de análisis en Hobby Consolas pasó a Todo Sega (otra revista de Hobby Press) de donde salió en dirección a Grupo Zeta. 

Boke

Aunque su nombre real era Antonio Caravaca, era más conocido como "el boquerón" por su origen malagueño. De ahí su apodo en la revista. Durante varios números se convirtió en uno de los "reviewers" más productivos, en tándem con Cruela de Vil. Dicen los que convivieron con él que su humor y su imaginación era sus puntos fuertes. ¿Alguien recuerda un análisis diseñado como un cómic? 

 

Cruela de Vil

Al igual que Boke, entró en la revista en el número 22 para hacerse cargo del grueso de los análisis. Se llamaba Esther Barral y durante más de dos años estuvo puntuando juegos en Hobby Consolas, Nintendo Acción y Hi-Tech. Más tarde, fichó como PR Manager en SEGA, entre otros puestos. 

 

The Edge

El último en unirse a la lista de los "caricaturizados" fue Javier Castellote. Apareció durante cuatro números, pero el cambio de diseño  de la revista provocó que no se volviera a saber más de él.

Como ya hemos comentado en otra entrega de La antigua Hobby Consolas, en el número 51 de la revista se produjo un cambio radical en la maquetación de la revista. Entre los muchos cambios que entonces se dieron, se eliminó el uso de las caricaturas en los análisis. Algunos redactores siguieron firmando con seudónimo durante un par de meses, pero pronto comenzaron a poner los nombres reales en los análisis. Se acababa así la etapa más desenfadada de la revista, en la que los propios "juntaletras" de la misma eran casi, casi, unos superhéroes con identidad secreta de cara a los jovencitos lectores.

La leYENda de Yen

Las primeras Hobby Consolas no solo mostraban caricaturas en los análisis. También había un caso muy especial, el del Teléfono Rojo. Esa sección se abría con una ilustración de nuestro experto consolero, Yen, metido en faena. En cada número se mostraba una ilustración distinta. Todas ellas corrieron a cargo de Francisco Luis Frontán, un veterano ilustrador que había elaborado muchos artes para portadas o los míticos cassettes de Micro Hobby.

 

Lo recordáis, ¿no? Con su chaleco, sus vaqueros y su bandana en la cabeza. ¡Muy "cool" y noventero todo! En realidad, Frontán elaboró casi todas las ilustraciones del tirón y se fueron publicando poco a poco en cada número. Justo después de crear los dibujos, se marchó de la editorial, así que no volvió a dibujar a Yen...

 ...Hasta 2011. Con motivo del 20 aniversario de la revista, removimos Cielo y Tierra para dar de nuevo con el ilustrador. Él ya no se dedicaba a esto, pero accedió encantado a volver a dibujar a Yen por última vez, para un fotomontaje especial en el que mostrábamos el rostro de Yen en el Teléfono Rojo. Éste fue el resultado:

 

 

Por supuesto, estos dibujos eran puramente conceptuales, pues en realidad Yen es... ¡Uuuy, casi lo decimos! Bueno, habrá que esperar a otra ocasión. Como dato curioso, va a ser la única "cara conocida" que se mantiene desde el número 1. 

En plan "bonus track", aquí os incluimos el dibujo especial que hizo José Luis Sanz para El Sensor del número 241 de Hobby Consolas. Como os decíamos antes, se acababan de cumplir 20 años de la revista, así que dibujo al staff de la época con un "look" similar al de las caricaturas originales. Ay, qué cara de orangután tengo. XDDD

 

Otros repasos aprovechando que #HobbyCumple30

• Hobby Consolas: así eran sus primeras portadas

Y además