Control gameplay voces español
Reportaje

Avance de Control y gameplay con voces en español

Por Álvaro Alonso

Avance de Control, el nuevo juego de Remedy (responsables de Max Payne, Alan Wake y Quantum Break) para PS4, Xbox One y PC. También os mostramos un nuevo gameplay con voces español de los primeros minutos de la aventura, poderes, personalización, combate contra jefe...

Hemos vuelto a jugar a Control, el nuevo juego de Remedy (estudio responsable de Max Payne, Alan Wake y Quantum Break) para PS4, Xbox One y PC. Esta ha sido la primera vez que hemos podido probar el título en consola (la anterior fue en PC), en una PS4 Pro para ser más exactos, empezando desde el principio de la historia y comprobando, también por primera vez, cómo suena el doblaje al español.

Hazte con una TV 4K HDR al mejor precio

Antes de contaros nuestras nuevas impresiones, os dejamos 15 minutos de gameplay de Control con voces en español capturados durante la sesión, para que os hagáis una idea de todo lo que vamos a hablar a a continuación.

En primer lugar, al empezar desde el principio hemos podido apreciar mejor los entresijos del sistema de combate. Jesse Faden, protagonista de Control, obtiene en los primeros minutos el arma de servicio, uno de los apodado "objetos de poder". A primera vista parece una pistola y, de inicio, se comporta como tal... Pero es mucho más.

Es la única arma de fuego que obtenemos en Control, pero usando los recursos que dejan caer los enemigos o encontramos en contenedores (cofres del tesoro, básicamente) podemos potenciarla para añadir nuevos efectos o modificarla para convertirla en otro tipo de arma. En esta sesión, por ejemplo, logramos fabricar la forma devastadora, que la convertía en algo muy parecido a una escopeta.

Control Remedy PS4 Xbox One PC

La otra curiosidad del arma de servicio es que la munición es ilimitada. Olvidaos de tener que andar a la caza de cajas de munición: en Control lo único que hay que tener en cuenta es que tras disparar varias veces seguidas, debemos esperar a que el arma se recargue para poder volver a utilizarla. Y aquí es donde entran en juego los poderes: en esta sesión logramos hacernos con dos, la telequinesis y el desplazamiento rápido. Usar cualquiera consumía parte de una barra de poder que se recargaba pasado un tiempo. 

De esta forma se crea una interesante dinámica en los combates, alternando constantemente entre disparos y poderes. Además, algunos enemigos son débiles a ataques concretos (los objetos lanzados con telequinesis atraviesan los escudos, por ejemplo), lo que nos obliga a actuar con cierta estrategia. Para rematar, los enemigos dejan caer fragmentos de salud al morir, lo que significa que se nos invita a llevar siempre la voz cantante. Todo esto logra que el ritmo de los enfrentamientos sea muy, muy bueno.

Control Remedy PS4 Xbox One PC

Durante esta sesión de Control también pudimos hacer frente al primer jefe de la aventura, y fue aquí donde comprobamos de primera mano que es un juego desafiante. Con apenas dos golpes, era capaz de mandarnos a la pantalla de Game Over, así que tuvimos que aprender a reconocer su patrón de ataques y parapetarnos rápidamente para superar el enfrentamiento. Lo cierto es que hasta que entramos en la dinámica de los combates, Control puede ser un juego complicadillo en el que se muere con facilidad.

Y esto se aplica también a la exploración. Control apuesta por un desarrollo estilo 'metroidvania', lo que significa que el mapa está abierto desde el principio, pero para acceder a nuevas zonas primero debemos hacernos con la habilidad que nos permita superar el bloqueo. En estos primeros compases de juego, los bloqueos venían marcados por puertas que exigían un cierto nivel de seguridad para poder sortearlas.

Control Remedy PS4 Xbox One PC

Y lo cierto es que nos perdimos por el FBC (Federal Bureau of Control, el edificio donde se desarrolla la aventura) en más de una y de dos ocasiones. Control nos señala un objetivo (o varios), pero en ningún momento se nos indica la dirección exacta, así que debemos tirar constantemente de mapa (que se muestra en tiempo real con tan solo pulsar un botón) para orientarnos. Y dado lo enrevesado de su diseño, con decenas de habitaciones, pasillos, distintas plantas que se conectan entre sí, etc. es realmente fácil perderse y dar vueltas de un lado a otro... Aunque es algo que, en nuestra opinión, se agradece en este tipo de juegos.

Turno de hablar de las voces en español de Control. Y si ya habéis visto nuestro gameplay, es probable que estéis pensando lo mismo que nosotros: se trata de un trabajo que da la sensación de haber sido realizado por actores de nivel amateur; muy pocas voces están a la altura de lo que se espera de un doblaje profesional de videojuegos y llegan a convertirse en una distracción que nos saca del juego. Siempre agradecemos que se doblen los juegos a nuestro idioma, pero, siendo honestos, en un caso como este que puede incluso llegar a estropear la experiencia, preferimos jugar en versión original.

Control Remedy PS4 Xbox One PC

Para terminar, unos apuntes sobre la versión de consola de Control. Si bien no se puede comparar con la de PC que jugamos hace unos meses, donde el apartado gráfico nos impresionó muchísimo (como suele ser habitual en los juegos de Remedy), la versión para PS4 Pro cumple bastante bien su cometido. Se mueve a 30fps pero es muy estable, algo digno de elogio dada la calidad de los gráficos y la gran cantidad de efectos en pantalla, con partículas de todo tipo (chispas, piedras) volando en todas direcciones. Un detalle que nos ha impresionado: si no hay ningún objeto cerca, cuando usamos el poder de telequinesis Jesse arranca un pedazo de pared o suelo.

Tras esta nueva (y suponemos que última) sesión de Control, la obra de Remedy ha logrado conquistarnos pese a sus asperezas, y en estos momentos es uno de los juegos que más esperamos de lo que queda de año. El próximo 27 de agosto tendremos la oportunidad de descubrir si el resto de la historia está a la altura (o supera) estas primeras horas, pero desde luego tiene una pinta muy prometedora. No lo perdáis de vista. 

Y además