Ir al contenido principal
Impresiones de Ori and the Will of the Wisps
Reportaje

Cinco curiosidades de la banda sonora de Ori and the Will of the Wisps

Ori and the Will of the Wisps está a la vuelta de la esquina, y hemos podido entrevistar a su compositor, Gareth Cooker. De nuestra conversación con él, traemos una serie de curiosidades que no hacen más que aumentar nuestras ganas de viajar más allá del bosque de Nibel.

Como complemento al avance de Ori and the Will of the Wisps que hemos publicado hoy en la web, os traemos una serie de curiosidades sobre la increíble banda sonora del próximo gran exclusivo de Xbox One y Windows 10. Después de haber podido hablar con su compositor, Gareth Coker, tenemos muy claro que sus partituras se van a situar entre las mejores de esta generación.

Estos discos duros externos son perfectos para tu Xbox

1.Con licencia para grabar

La BSO del Ori and the Will of Wisps ha sido grabada en AIR Studios. Quizá el nombre de este estudio londinense no os diga nada, pero allí se ha grabado, históricamente, toda la música de las películas de James Bond. También es el templo del mítico Hans Zimmer, que grabó allí las bandas sonoras de peliculones como Origen e Interstellar. Aunque el juego mantiene la filosofía indie del primero, aspectos como éste dan cuenta del empujón financiero que ha recibido.

2. Doblando la apuesta

En el juego de 2015, la orquesta que interpretó los temas de la banda sonora estaba formada por hasta 45 músicos. En esta ocasión, el número se ha aumentado hasta los 72. Del mismo modo, si la del juego original tenía 32 canciones y duraba 92 minutos, la de la secuela tendrá 60 canciones y se alargará hasta los 186 minutos. Es decir, el doble. Esto tiene que ver con el hecho de que, por ejemplo, haya más personajes en la trama, cuatro de los cuales tendrán sus propios temas: una araña, un sapo, el búho Ku y el antagonista. Próximamente, coincidiendo con el lanzamiento del juego, la banda sonora estará disponible en plataformas como Spotify.

Ori and the Will of the Wisps

3. Un coro verdaderamente humano

La melodía que más recordamos todos de Ori and the Blind Forest es la de su tema principal, caracterizada por sus melancólicos coros, que, en realidad, estaban grabados digitalmente. Sin embargo, para la secuela, sí se ha podido contar con un coro de voces reales, compuesto por hasta veinte personas, que contribuirán a que las melodías sean aún más emotivas.

4. Compositor y beta tester

Moon Studios es una compañía particular, pues no tiene unas oficinas físicas que aglutinen a sus miembros. Todos trabajan desde sus casas, lo que permite que el staff esté repartido por países de todo el mundo. El compositor Gareth Coker es uno más en ese engranaje: no se ha limitado a seguir unas directrices del gerifalte de turno, sino que ha participado activamente en el desarrollo, estando en contacto directo con los diferentes departamentos (escenas de vídeo, animación, jugabilidad, narrativa, etc.) y probando el juego intensamente para ajustar el uso de la música en cada segundo de la aventura. Y no hay que olvidar cómo se anunció el juego en el E3 2017: con el propio Coker interpretando, él solo, una melodía en un piano en el escenario de la conferencia de Microsoft.

5.Inspiración personal y un juego hermano

Cuando le preguntamos a Gareth Coker si se había inspirado en algún juego en concreto para la saga Ori, nos contestó que no: sus fuentes de inspiración son sus propias experiencias vitales, como puedan ser la muerte de un familiar o la boda de un amigo. No obstante, nos contó que uno de sus juegos favoritos es Hellblade: Senua’s Sacrifice, gracias, en parte, a la banda sonora compuesta por el español David García Díaz. Pese a ser tan distintos entre sí, hay ciertas similitudes entre el juego de Ninja Theory y las dos entregas de Ori, como las de ser juegos indies con valores de producción altísimos y donde la música se pone al servicio de las emociones y la narrativa.

Recordad que Ori and the Will of the Wisps se podrá jugar desde el 11 de marzo, en Xbox One y Windows 10, tanto en formato físico como en Xbox Game Pass. Y, si sois de los afortunados que han podido reservar la edición coleccionista exclusiva de Game, podréis descargaros la banda sonora en digital y disfrutar de un CD con varias de sus composiciones de piano. El juego entrará por los oídos y ya no saldrá.
 

Y además