Futurama
Reportaje

Cómo financiar un videojuego: kickstarter, micropagos, publicidad

Por Clara Castaño Ruiz

Cómo financiar un videojuego es uno de los mayores retos a los que se enfrenta un desarrollador. Por ese motivo, os hablamos de tres caminos que puedes seguir: kickstarter, micropagos y publicidad.

Desarrollar un videojuego no es tarea sencilla, puedes tener muchas ganas de sacar adelante tu nueva aventura o título de plataformas, pero hay una cosa que se pondrá en tu camino: el dinero. Sí, crear un videojuego conlleva una serie de gastos enormes: sueldos, materiales, software, marketing… Por todas estas razones, es importante saber cómo vas a financiar tu videojuego. Por suerte, hoy en día existen muchas formas de seguir adelante con el proyecto que tienes entre manos y puedes pensar en crear un kickstarter, micropagos o publicidad.

Crowfunding: Kickstarter y financiación colaborativa

No te decimos nada nuevo si hablamos de crowdfundig. Durante los últimos años, esta técnica se ha convertido en la vía ideal para que desarrolladores de "perfil bajo" logren sacar adelante proyectos que de otra forma sería imposible. Kickstarter, Patreon o Indiegogo son sólo algunas de las plataformas que dan la oportunidad de mostrar un juego al mundo. Eso sí, que te quede claro desde el principio, lanzar una campaña en crowdfunding no significa que vayas a conseguir el éxito. Necesitarás tiempo para preparar y publicitar la campaña y, si tienes suerte, tu juego encontrará financiación. 

5 consejos para financiar un juego en Kickstarter

Existen muchas plataformas de crowdfunding, aunque la más conocida es Kickstarter. Eso es una ventaja y una desventaja ya que, tu campaña puede pasar un poco desapercibida. Por eso es buena idea, tener un plan B y acudir a otras plataformas como Indiegogo o FIG.

Micropagos

Por muchos odiados, los micropagos son una forma de financiar un videojuego. En un principio, se utilizaban como una forma de conseguir dinero de forma sencilla en los juegos que se lanzaban de forma gratuita. No son algo nuevo, existen desde al menos 2010 y permitieron que cualquiera pudiera desarrollar un videojuego por poco dinero. Su auge llegó con los juegos para teléfonos inteligentes o Facebook. 

Con el paso del tiempo, el modelo de negocio ha pasado a las consola y PC en títulos triple A. Hay que reconocer que a lo jugadores no les gusta, sobre todo si se llevan a cabo en exceso y de forma abusiva, pero es una forma de que pequeños estudios puedan financiar un videojuego y ganar algo de dinero con las actualizaciones o extras

Publicidad

Con cada nueva generación, los costes de producción de un videojuego son cada vez mayores y la publicidad es otra vía para financiar un videojuego. Al igual que los micropagos, se tiene que tratar de una forma ética y no invasiva para los jugadores. Un poco de publicidad no es mala, pero mucha y mal colocada puede tener un efecto negativo.

La publicidad en los videojuegos brinda nuevas oportunidades a los desarrolladores. Por ejemplo, en un juego de fútbol es posible colocar una valla publicitaria a pie de campo y, en otros títulos, puedes vestir a un personaje con una determinada marca. No todos estarán dispuestos a colaborar, pero si funciona, es una buena forma de ingresar dinero extra. 

Aunque no vamos a hablar de ellos, también puedes conseguir financiación para tu videojuegos con subvenciones o acudir a inversores profesionales o publishers para financiar tus videojuegos. Hace un tiempo, Jon Llaguno nos explicó cómo funcionan estas dos alternativas. Dicho todo esto, si tienes un juego que quieres que salga a la luz, no pierdas la esperanza, si es bueno, acabará llegando a las manos de los usuarios de una forma u otra. ¡Mucha suerte! 

Lecturas recomendadas