Crítica comiquera de Deadpool 2 - Wade Wilson contra Cable
Reportaje

Crítica comiquera de Deadpool 2 - Wade Wilson contra Cable

Por Jesús Delgado Manzano

Hacemos la crítica de Deadpool 2 dedicada a los entendidos en cómic y a los fans del personaje. ¿Se parece esta versión de Masacre a lo que vemos en los cómics, o es la nueva película demasiado libre en su interpretación cinematográfica?

Deadpool 2 llega mañana a los cines españoles. Ryan Reynolds vuelve a vestirse las mallas de Wade Wilson, el anti-héroe de Marvel Comics conocido en España como Masacre. Pero como no es bueno que Deadpool esté solo, en esta secuela el mercenario estará rodeado de numerosos personajes del universo mutante.

Y es tras un desastroso episodio, la carrera de Wade como mercenario da un vuelco, lo que le hace replantearse su lugar en el mundo. En plena crisis existencial, un misterioso soldado del futuro que responde al nombre de Cable (Josh Brolin) aparecerá en la vida de nuestro protagonista. Cable ha venido para asesinar a un chaval al que Deadpool desea proteger, pero pronto descubrirá que ni su acelerado factor curativo es rival para el arsenal y los poderes de Cable. 

Decidido a proteger al chico, Deadpool formará un nuevo grupo de mutantes, mucho más malote, mucho más implacable, mucho más sanguinario, mucho más X... ¡X-Force!

Para todo lo demás, aquí tenéis la crítica cinéfila de Deadpool 2

Y hasta aquí la sinopsis de Deadpool 2. Ahora pasamos a contaros más cositas para fans de los cómics, entendidos en la materia o listillos en general.

Deadpool contra el cine de superhéroes

Nuevamente, al igual que pasara en la primera película de Deadpool, la fórmula de la película del mercenario bocazas radica en la transgresión. En este sentido, toma el espíritu de los cómics modernos del personaje en donde Masacre da cera a casi todo el mundo, ridiculizando a todo tipo de personajes: desde Tony Stark hasta Lobezno. Lo que pasa es que, si en la anterior película el protagonista se burlaba de ciertos clichés y rompía la cuarta pared con referencias a la cultura popular, ahora ataca a la yugular al género del cine de superhéroes. Y sin piedad.

Prácticamente la mitad de los grandes chistes de Deadpool 2 suponen una burla o una referencia al género de cine de superhéroes, haciendo referencia a Batman v Superman, Los Vengadores y otras franquicias que no son de Fox. Igualmente, las coñas de otras películas (como Los Goonies o Entrevista con el vampiro) están a la orden del día. En esta línea, el cinéfilo consumidor de todo este tipo de cine se desco****rá vivo en la butaca. Todo son pullitas muy certeras y bien merecidas.

Además, no os creáis que las collejas van solo para la competencia. Fox recibe su propia ración de autocrítica. Solo os diremos que, si os queréis reír y ver cómo Ryan Reynolds es puro carisma, os quedéis hasta el final. 

A nivel comiquero, ya tenemos otro comer. Si la primera película adaptaba la etapa de Joe Kelly del personaje (el inicio de su volumen 3 en los años 90), esta segunda es una mezcla bastante variada. Toma elementos de la segunda mini-serie de Masacre, Pecados del Pasado (que podéis leer en el tomo Las Minis de Masacre 1), sobre los que no entraremos para ahorraros spoilers. También adapta algunas partes de la X-Force original y de la moderna en la que milita Wilson, así como elementos argumentales propios de sus cómics más actuales, como las tendencias suicidas del personaje. 

Por otro lado, en lo tocante a la estética, esta película se despega bastante del aspecto al que nos tenía acostumbrados las películas de X-men y comienza optando por otro más comiquero. Esto es, se acerca más a lo que hace Marvel Studios a nivel visual, recreando personajes con cierta semejanza a los cómics, de lo que venía haciéndose hasta ahora. Tanto uniformes como pequeños detalles de caracterización están orientados a buscar mayor parecido entre los actores disfrazados y los personajes del tebeo. 

Consigue los mejores cómics de Masacre (Deadpool) a un Pool-Precio en Amazon

No obstante, tampoco esperéis fidelidad en el tratamiento de la historia. Cable mola, y Josh Brolin hace suyo el papel, pero desde luego no esperéis que su historia sea la del Nathan Summers de los cómics, ni su despliegue de poderes el mismo (por desgracia). Lo mismo podemos decir de la X-Force que veremos. Un poco desaprovechada, a opinión del autor de estas líneas. Y más de lo mismo podemos decir de Dominó.

Dicho de otra manera. En apariencia, tono y planteamiento, tenemos al Deadpool de los cómics (a grandes rasgos), pero nuevamente Fox se pasa por el forro la fidelidad de los trasfondos de los mismos, el trasfondo de los personajes e, incluso, llega a cometer errores de continuidad respecto a sus propias películas. Pero atendiendo a que Deadpool 2 hace lo que quiere y parece ir por libre, ejerciendo de sátira maliciosa de la industria, su falta de fidelidad o de coherencia nos tendría que dar un poquito igual.  

En resumen, Deadpool 2 es una película para ir a disfrutar, sin esperar algo serio o "maduro", sino una macarrada con ganas de arrancarnos más de una risa. El presupuesto está bastante bien aprovechado a todos los niveles y el planteamiento y desarrollo de la trama logrará gustar a los fans del personaje, pero también a los adictos al cine de superhéroes. Incluso logrará desangustiar a aquellos enrocados en la trilogía de "adulto, oscuro y realista".

Lecturas recomendadas