Ir al contenido principal
Riders Republic
Reportaje

Impresiones de la beta de Riders Republic - La versión extrema de los deportes extremos

Probamos la beta de Riders Republic, el nuevo juego de Ubisoft para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Google Stadia, Amazon Luna y PC que nos permite vivir la versión más extrema de los deportes extremos.

Hace unos años, los deportes extremos gozaban de muy buena salud dentro del mundo de los videojuegos. Títulos como 1080º Snowboarding, Jet Set Radio, la saga SSX o, por supuesto, cualquier juego que llevase por delante el nombre "Tony Hawk" eran capaces de colarse sin problemas entre los más vendidos. Hoy, ese gusto por los deportes extremos entre los amantes de los videojuegos parece haber disminuido considerablemente.

Quizás en un intento por revitalizar el género, en 2016 el estudio de Ubisoft afincado en Annecy (un pueblecito al sureste de Francia conocido como "la Venecia de los Alpes franceses") lanzaba su primer título: Steep, un juego deportivo que nos invitaba a recorrer su enorme mundo abierto practicando diferentes disciplinas extremas -la mayoría de invierno-, como snowboard, esquí o vuelo con parapente.

Y ahora, cinco años después, Ubisoft Annecy vuelve a insistir con Riders Republic, para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Google Stadia, Amazon Luna y PC, un juego en el que han tomado buena nota de todo lo aprendido con Steep y que lleva las cosas a un nuevo nivel. Un nuevo nivel extremo.

En Hobby Consolas hemos tenido la oportunidad de participar en la beta que se está celebrando en estos mismos instantes (del 23 al 25 de agosto), y os contamos cuáles han sido nuestras impresiones de Riders Republic.

Volando sobre la nieve

Empecemos por lo básico: en Riders Republic tenemos a nuestra disposición cuatro tipos diferentes de deportes, a saber: ciclismo, esquí, snowboard y traje aéreo. Como sucedía en Steep, podemos alternar entre cualquiera de ellos de forma instantánea, cambiado entre uno y otro desde un selector radial. 

O más bien deberíamos decir que esos son los cuatro deportes principales, pues dentro de cada uno podemos encontrar la "variante extrema", que suele significar añadir un propulsor: ciclismo a propulsión, esquí a propulsión, traje aéreo a propulsión... La velocidad y la adrenalina están garantizadas.

Fuera de los deportes, también sigue siendo posible caminar/correr, algo perfecto en esas situaciones en las que necesitamos alcanzar un punto con precisión, y se ha incluido una útil moto de nieve para desplazarnos a gran velocidad y sin complicaciones por el mundo del juego.

Riders Republic

En cuanto a los controles, Riders Republic apuesta por algo similar a Steep, es decir que está mucho mas cerca del arcade que de la simulación, permitiendo que cualquier tipo de jugador pueda coger el mando y pasar un buen rato.

De los deportes incluidos, el que supone una mayor novedad es el ciclismo. Es muy satisfactorio controlar la bicleta, descendiendo a toda velocidad por pendientes escarpadas, derrapando en las curvas y saltando aprovechando montículos. Se ha incluido una mecánica para esprintar por un período limitado de tiempo que nos invita a valorar el mejor momento para tomar ese impulso que puede marcar la diferencia.

Por supuesto los "trucos", las acrobacias aéreas y los grinds están muy presentes, independientemente del deporte que practiquemos. Con la pulsación de un botón, un movimiento de joystick y/o presionando los gatillos, podemos dar rienda suelta a nuestra "vena artística" en mitad del aire y llevarnos un buen puñado de puntos. Se han incluido dos modos de aterrizaje: uno que ofrece más control (y mayor puntuación) y otro semi-automático.

En general, el ritmo de juego de Riders Republic se siente bastante más veloz que el de Steep. Si nos caemos, chocamos, etc, podemos volver a la acción de forma prácticamente instantánea (aunque, si lo preferimos, podemos ver cómo el cuerpo de nuestro deportista rueda pendiente abajo). 

Además se ha incluido una mecánica que en el pasado hemos visto en otros juegos de velocidad: podemos pulsar uno de los gatillos para "rebobinar" nuestras acciones, lo que nos da un control aún mayor sobre el recorrido y nuestras acciones, permitiéndonos repetir hasta la saciedad un tramo sin necesidad de tener que reiniciar la carrera.

El tono de Riders Republic también es bastante diferente, apostando por algo mucho menos serio y con un estilo alocado, algo que podemos apreciar desde el primer momento en las escenas de vídeo que acompañan al modo carrera, con personajes a los que les falta un tornillo, estilo documental a lo Modern Family y mucho sentido del humor. Además, el apartado visual es mucho más colorido.

Riders Republic

Donde más se aprecian las raíces de Steep es sin duda en el diseño del mundo y el componente social. Volvemos a tener ante nosotros un enorme mundo abierto y muy variado, un entorno plagado de bosques, montañas, ríos, zonas nevadas... Un paraíso para los deportes extremos que mezcla la orografía de siete parques nacionales de EEUU.

Podemos desplazarnos a cualquier punto de manera instantánea con el viaje rápido y se fomenta la exploración a través de coleccionables y otros secretos, que pueden llegar a desbloquear nuevos atuendos, nuevo equipo...

En cuanto al componente online, Riders Republic cuenta con un hub en el que podemos encontrarnos con otros jugadores o quedar con nuestros amigos. En ese aspecto, formar un grupo para participar en las diferentes actividades que ofrece el juego vuelve a ser un proceso sencillísimo (la posibilidad de viajar rápido hasta la posición de otro jugador es especialmente útil).

Riders Republic

Pero sin duda la gran novedad, y uno de los aspectos más llamativos de Riders Republic, son las carreras masivas. Se trata de competiciones en las que nos enfrentamos a más de 50 participantes (20 en PS4 y Xbox One) al mismo tiempo, en circuitos que suelen incluir diferentes modalidades deportivas entre las que se alterna de forma instantánea, cruzando una línea de meta.

Fue lo último que pudimos probar en nuestra sesión de preview y además de divertidas son todo un espectáculo. Ver a más de cincuenta participantes descendiendo a toda velocidad por una pendiente, profiriendo gritos y tratando de llegar a la meta los primeros, es digno de ver en movimiento.

En definitiva: parece que Riders Republic va a coger todo lo que hacía bueno a Steep y le va a meter una inyección de bebida energética para aumentar la intensidad, la velocidad y la diversión. Si os interesa, el 28 de septiembre estará disponible en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Google Stadia, Amazon Luna y PC.

Y además