NFS
Reportaje

Impresiones y gameplay de Need for Speed Heat en carrera y contra la policía

Por Alejandro Alcolea Huertos

Estas son nuestras primeras impresiones de Need for Speed Heat, la nueva entrega de la saga que vuelve a contar con Ghost Games como desarrolladores. Veremos si esta vez aguanta el ritmo competitivo, pero lo que está claro es que el juego se transforma cuando cae la noche.

Soy un gran fan de los juegos de coches del corte de Need for Speed. No soy tanto de simuladores como de escenas más gamberras como los Neef For Speed Underground y Most Wanted, y esta generación me he tenido que ‘’conformar’’ con la espectacular saga Forza Horizon para encontrar ese estilo ‘’callejero’’. Ahora, Ghost Games vuelve a la carga, y ya tenemos las primeras impresiones de Need for Speed Heat.

Se filtró poco antes del anuncio y se esperaba que fuera un juego ambientado en una Miami ficticia en los años 80. Al final, poco antes de Gamescom, Electronic Arts realizó el anuncio oficial confirmando que iremos a Miami (llamado Palm City), pero en la actualidad.

Había ganas de probar el nuevo Need for Speed, sobre todo porque en los últimos años, Ghost Games ha ido pegando bandazos sin cogerle el tranquillo a la saga, con títulos como un Payback que no terminó de confirmar a los jugadores. ¿Qué tal nuestras primeras impresiones de Need for Speed Heat? Sigue leyendo, que hay madera que cortar.

Need for Speed Heat

Un juego ‘’más’’ de día…

Need for Speed Heat es un juego de contrastes. Por un lado, tenemos la actividad diurna. Se trata de carreras en circuitos que nos recuerdan, por desgracia, a Payback: decenas de elementos (como vallas y conos) que saltan por los aires, una iluminación muy similar y… bueno, monotonía en lo que a la conducción se refiere.

No hay nada en esta parte diurna, la que parece que nos hará ganar mayores recompensas en diferentes ramas, llamadas ‘’eventos de carrera’’. Son carreras convencionales en las que debemos tomar cada curva con precisión para intentar quedar por delante de una IA que es implacable.

Ghost Games, y ningún otro estudio que no sea Playground/Turn10, no consigue llegar a la fantástica representación de la IA de los Forza, pero lo cierto es que, valga la redundancia, los coches rivales parecen menos forzados a ir por un carril determinado.

Se mueven, tienen fallos, culean, afrontan las curvas de maneras diferentes y son muy, muy agresivos. Eso me gusta y, de hecho, ir a rebufo intentando adelantar es lo que más me gustó de la parte diurna. El control, por cierto, es algo extraño al principio, ya que los coches pecan de irse mucho de atrás y, además, hay que pillarle el tranquillo al freno de mano.

Frenar con el de pie es un error si queremos la máxima velocidad durante cada vuelta, y también debemos controlar la barra de nitro. Tenemos tres botellas de óxido nitroso que se van recargando poco a poco, pero ya os adelantamos que hay que ser inteligentes a la hora de usarlo, ya que los rivales también calculan bien en este aspecto.

Need for Speed Heat

… que brilla con toda su potencia de noche

Cuando cae el Sol, sin embargo, el juego cambia radicalmente. Y no solo en los colores. Tenemos un título con mucha más personalidad que nos recuerda a los buenos tiempos de la saga, con los Underground (aunque con cochazos, y no con un Golf ‘’tuneado’’).

Palm City se maquilla con luces de neón que nos permiten disfrutar de un apartado artístico mucho más mimado y atractivo. Además de los colores, también cambia el modo de juego. 

La mejor forma de disfrutar del género es con un volante como el G29, o G920, de Logitech

En la ciudad, hay carreras callejeras, y se supone que, si queremos ser alguien, debemos ser el rey de la noche. No hay barreras y debemos intentar superar el circuito callejero, con sus puntos de control, lo mejor posible.

Eso sí, además de contra otros pilotos, debemos competir contra la policía. Si cometemos infracciones (y las vamos a cometer, porque para eso es una carrera ilegal), la policía irá a por nosotros de forma implacable. 

Hay diferentes niveles de ‘’Heat’’, y en el máximo será como en un GTA. No mandan un tanque a por nosotros de milagro, y la persecución no acaba cuando termina la carrera. Tenemos que escapar... o seremos detenidos, y es un toque de Most Wanted que muchos agradecemos, sinceramente.

En estas primeras impresiones de Need for Speed Heat, la carrera nocturna es la que más me gustó debido a que no solo corres para ganar, sino para escapar de la policía, y cuando termina la carrera en sí, continúa la persecución en una ciudad que podemos recorrer a voluntad.

La banda sonora de Heat cambiará dependiendo de la hora

Si en lo jugable gana enteros cuando cae la noche, también en lo visual. Los coches (habrá más de 130) están recreados con mimo, así como los diferentes efectos visuales. Eso sí, las caídas en la tasa de frames son violentas y recurrentes, pero no profundizaremos más en esto porque se trataba de una versión en desarrollo en una PS4.

La frase de ‘’como la noche y el día’’ le va que ni pintada a Need for Speed Heat. Ahora solo queda esperar al 8 de noviembre para ver si el juego cumple cuando se lance en Xbox One, PC y PS4.

Y además