Impresiones de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro para Nintendo Switch

Snack World
Impresiones de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro, la nueva versión para Nintendo Switch de este roguelike desarrollado por Level-5 y lanzado originalmente en Japón (y sólo en Japón) para Nintendo 3DS.

En 2017 se lanzó para Nintendo 3DS The Snack World: Trejarers, un simpático y colorido roguelike desarrollado por Level-5 (estudio responsable de Yo-Kai Watch y Ni No Kuni, entre otros). Si no os suena de nada es porque jamás salió fuera de Japón, donde ya era bastante popular a raíz del manga y el anime (del mismo nombre) en los que se inspiraba.

VIDEO

Tráiler Snack World: de mazmorra en mazmorra – Edición Oro: ¡A por los tesoros!

En 2018, Nintendo lanzaba en Switch una versión del título de 3DS mejorada en diversos aspectos. Y cuando ya habíamos perdido toda esperanza de conocer la franquicia por estos lares, a finales de 2019 se anunciaba que el juego cruzaría fronteras y llegaría al resto del mundo, en el caso de España, bajo el nombre Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro.

Estos son los mandos para Switch más vendidos en Amazon

Pero ¿qué es exactamente Snack World? ¿Está justificada su popularidad? ¿Y qué tiene de especial esta Edición Oro? Tras pasar varias horas explorando mazmorras, combatiendo contra monstruos y reuniendo snacks, os contamos lo que nos está pareciendo en nuestras impresiones de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro para Nintendo Switch.

Snack World: De Mazmorra en Mazmorra

Hora de aventuras

Tratándose de un juego que pensábamos que jamás veríamos por aquí, la primera sorpresa -y una de las más gratas- es que llega traducido al español... ¡Y también doblado! Tras pasar por un escueto creador de personajes, el opening de Snack World cantado en perfecto español (titulado "Chuletas al Poder") nos transporta a aquella época en la que todos nos sabíamos el "volando, volando" o "la canción de Digimon". Es una gran forma de empezar la aventura, y toda una declaración de intenciones.

Porque Snack World tiene en todo momento un "regustillo" a serie de animación, algo que le sienta de fábula. Y sigue una línea argumental bastante parecida a la del manganime: los personajes protagonistas de aquella, como Kechu (Chup), Mayona (Mayonna) u Osobuco (Béarnaise), tienen en el juego una gran presencia, y el objetivo, al menos durante las primeras horas de juego, también es muy similar: satisfacer los deseos de la caprichosa princesa Melonia. Con la diferencia, claro, de que en este caso el protagonista de la historia es nuestro/a héroe/heroína.

Snack World: De Mazmorra en Mazmorra

Jugablemente, Snack World: De Mazmorra en Mazmorra es algo más profundo que el resto de títulos de Level-5 (con la excepción, quizás de Ni No Kuni), aunque los que conozcáis el género roguelike no vais a encontrar demasiadas sorpresas: tenemos una ciudad en la que charlamos con NPCs, hacemos comprar y aceptamos misiones, y podemos salir al exterior para acometer estos encargos.

A la hora de la acción, Snack World: De Mazmorra en Mazmorra marca una diferencia entre exteriores y mazmorras: los primeros siempre tienen un diseño fijo, mientras que las segundas son las que presentan la habitual aleatoriedad, haciendo que cada incursión sea ligeramente distinta. Además de cambiar el diseño de la mazmorra, también cambian los puzles que nos encontramos. Por ejemplo, para descender al siguiente piso, a veces tendremos que localizar primero tres interruptores.

Snack World: De Mazmorra en Mazmorra

En cuanto al combate podéis esperar lo típico: un botón para atacar, otro para rodar, otra para bloquear (si tenemos un escudo), otro para realizar ataques especiales... Pero -y aquí es donde Snack World se diferencia de otro roguelike- las Jaras juegan un papel esencial. A grandes rasgos, son las armas y pociones que podemos equipar. Vamos, que una jara puede ser una espada, un arco, un martillo, un escudo, un tónico para recuperar salud, una fragancia que mejora temporalmente los atributos...

Donde más "miga" encontramos es en el caso de las armas, y es que pese a que podamos encontrar dos taras "espada" que a primera vista parecen iguales, difícilmente lo son. Porque todas las taras de ataque tienen tres características némesis: familiar (el tipo de monstruo contra el que es efectiva), elemental (fuego, aire, agua... lo habitual) y color (si la espada es de color rojo, será efectiva contra enemigos del mismo color). Además, cada arma puede tener un poder y un súperpoder jara diferentes, varios efectos pasivos...

Snack World: De Mazmorra en Mazmorra

Probablemente os hayáis mareado después de leer eso. Y estaréis pensado que suena excesivamente complejo... Y lo es. Pero Snack World automatiza muchos de los procesos para evitar dolores de cabeza: tras aceptar una misión, podemos dejar que el juego elija automáticamente el equipo más adecuado en base a los enemigos que nos vamos a encontrar. Y cuando estamos en combate, un símbolo en la parte inferior de la pantalla nos avisa de que nos conviene pulsar el botón ZR para cambiar a una jara más efectiva.

Como veis, Snack World es un juego bastante más complejo de lo que su simpático apartado gráfico parece insinuar. Un apartado gráfico al que se le notan bastante sus orígenes en Nintendo 3DS (ay, esas texturas), pero lo consigue camuflar gracias al estilo artístico. 

Snack World: De Mazmorra en Mazmorra

Eso no quita que, efectivamente, Snack World sea un juego cargado de sentido del humor, algo que nuevamente ha sido traslado de forma magnífica gracias al trabajo de localización al español. Las traducciones de los juegos de Nintendo suelen estar muy cuidadas, pero lo que ha logrado el equipo formado por Alba Calvo, Diana Díaz, Aurora Ramírez y Francisco Paredes deja el listón altísimo; sólo en las primeras horas ya nos han arrancado unas cuantas carcajadas.

Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro tiene papeletas para ser uno de esos juegos que, sin hacer demasiado ruido, puede acabar convirtiéndose en una de las sorpresas más agradables del año. Muy pronto podréis leer el veredicto final en nuestro análisis.

Y además