Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Impresiones de Tails of Iron: jugamos al prometedor RPG-soulslike, dibujado a mano, lleno de ratas y ranas

Tails of Iron

Ya hemos podido jugar a Tails of Iron, un prometedor RPG de aventura con toques soulslike, que ha llamado mucho la atención por su estilo artístico y su curiosa propuesta centrada en la guerra entre ratas y ranas. Estas son nuestras impresiones.

Después de haber estado en desarrollo desde 2018, Tails of Iron se prepara para su lanzamiento el 17 de septiembre en PS5, PS4, Nintendo Switch, Xbox Series X|S, Xbox One y PC. Por suerte, antes de que se produzca esta fecha, sus creadores nos han permitido disfrutar de una prueba para conocer su propuesta.

Tails of Iron ha sido creado por Odd Bug Studio, una pequeña desarrolladora inglesa fundada en 2014 por tres estudiantes y cuya plantilla ahora alcanza los seis miembros. En colaboración con United Label, Tails of Iron se ha convertido en el proyecto más importante en la carrera de este estudio indie.

Tal vez este juego haya pasado por debajo del radar de algunos y por ello queremos ir con la verdad por delante desde un primer momento; Tails of Iron puede resultar una de las sorpresas más agradables del año en lo que respecta al mercado de títulos independientes. Veamos por qué.

Como decíamos, ya hemos podido "catarlo" durante una prueba que nos ha permitido experimentar los comienzos de lo que promete ser una épica epopeya medieval protagonizada por ratas. Jugabilidad 2D, combates exigentes y un apartado artístico muy especial son sus claves más destacadas.

Entre ratas feudales y ranas bárbaras

La propuesta indie se adentra en el género RPG y nos ofrece pequeñas trazas de soulslike, (sus propios creadores reconocían su inspiración en la saga Dark Souls). Pese a que solo hemos podido ver los inicios de esta aventura, sus intenciones han quedado más que claras y su potencial también.

Tirando de un formato más tradicional en lo que respecta a guión, Tails of Iron nos pone en la piel de Redgi, un joven principe ratuno que pronto se ve obligado a reclamar la corona de un reino que se desmorona debido a la sangrienta conquista que están llevando a cabo las mugrientas ranas.

Tails of Iron

La trama bebe de la saga literaria Redwall y sus animales antropomórficos caracteristicos y es adornada con un narrador de lujo, la inconfundible y áspera voz de Doug Cockle, Geralt de Rivia en la saga The Witcher.

Odd Bug Studio ha querido unificar dos tendencias propias de los géneros a los que representa con esta trama. Una es el argumento recurrente en el que el héroe hará frente a los peligros mientras se supera y alcanza más y más poder y la otra es la representación de un mundo en decadencia.

No obstante, Tails of Iron no busca ser tan opaco en lo narrativo como Hollow Knight y otras referencias del soulslike y RPG de aventuras 2D. Aquí encontraremos una historia más "arquetípica", al menos, eso es lo que transmitían estos primeros compases de la trama.

Tails of Iron

Artesano hecho a mano

Y lo que también nos ha tranmitido el juego es el amor y esmero que han depositado sus creadores en él. Resulta evidente que Odd Bug Studio ha puesto una gran parte de sus recursos en representar Tails of Iron de una manera vistosa y diferente. 

Todo ha sido dibujado a mano y las animaciones se centran en matizar esas dos dimensiones de una forma muy artesanal. Como si se tratasen de figuras de papel articuladas, los personajes se desplazan e interaccionan recordando a recortables.

Con pequeñas reminiscencias a juegos como Paper Mario en materia de animación, por ejemplo; Tails of Iron hace gala de un apartado artístico que logra enjacar y hacer que el juego destaque sobre otras propuestas del género, algo fundamental en este tipo de títulos.

Rat Knight

Donde también nos ha dejado buenas sensaciones es en el combate, el gran exponente del género soulslike dentro del juego. Tails of Iron recurre a un sistema en donde las esquivas y los parrys son los grandes pilares sobre los que se apoya.

Las luchas contra las ranas son exigentes y en muchos momentos, difíciles y es que sus creadores se han asegurado de establecer las mecánicas básicas del género y aplicarlas al 2D. No hablamos de enfrentamientos tremendamente ágiles, ni verticales, ya que esto no es un plataformas.

Tails of Iron

Este RPG sabe a lo que va y nos permite equipar diferentes tipos de armas y utilizar distintos ataques, incluido el uso del arco. Cada arma tiene ataque básico y cargado y ofrece la posibilidad de protegernos con un escudo y responder a los golpes mediante un buen bloqueo y contraataque.

Este sistema no innova demasiado, pero es solvente y encaja bien con lo que busca proponer el juego. Mención especial a la brutalidad de algunas ejecuciones, que trasmiten mucha más rudeza y dejan buen sabor de boca.

Tails of Iron

Nos hemos podido enfrentar contra un par de jefes y una buena cantidad de enemigos que nos han puesto las cosas complicadas, pero Tails of Iron ha sido pensado tanto para amantes de los soulslike, como también para usuarios que busquen adentrarse en este tipo de fórmulas por primera vez.

El juego no oculta sus referencias, y recuerda a la obra maestra de Team Cherry en otros aspectos como como el tener que curarse mediante un frasco que podremos ir recargando o la manera de guardar partida (sentándonos en un banco).

Una aventura con toques roleros

Pero ante todo, Tails of Iron es un RPG de aventuras y eso ha quedado claro con diferentes mecánicas clásicas del género. El indie cuenta con varios de los sistemas que nos trasladan a una experiencia de acción rolera.

El uso de diferentes armas, la posibilidad de personalizar a nuestra ratilla con una buena variedad de armaduras y atuendos o la opción de realizar misiones secundarias con las que obtener recompensas especiales nos permitirán ir confeccionando nuestra build ideal y progresar.

Tails of Iron

Las armaduras pesadas, medianas o ligeras harán que nuestra elección se vea condicionada por el estilo de juego con el que nos sintamos más cómodos y el aprendizaje de alguna que otra habilidad aporta algo más de profundidad.

La recolección y exploración también estarán presentes ya que podremos crear diferentes items mediante recetas y esto nos llevará a buscar por todos los rincones del reino, compuesto por varias áreas independientes a las que podremos acceder mediante viaje rápido.

Sus creadores nos aclararon que, tras la conclusión de la trama principal, el juego contará con una buena cantidad de contenido extra con el que seguir mejorando y experimentando. El backtranking o vuelta hacia atrás no se ha dejado de lado.

Tails of Iron

Lo visto en esta prueba permite que seamos optimistas en torno a lo que propone este juego. Tails of Iron no quiere ser un título más del montón y cuenta con las herramientas y el buen hacer necesario para ser un buen juego. Solo queda confirmar estas positivas sensaciones viendo el resultado final.

En definitiva, Tails of Iron ha demostrado contar con mucho potencial en sus primeros compases y nos ha dado a conocer una propuesta que, pese a no ser revolucionaria en materia de gameplay y narrativa, sí que cuenta con una personalidad muy atractiva que invita a ser jugada por cualquiera. 

Y además

Más artículos