Reportaje

El juego de cascar topos de Mega Drive - Las historias del Tío Bruno

Por Bruno Sol

Vosotros lo habéis querido, y ni las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud ni el boicot del Pacto de Varsovia han logrado detener los planes de Dani Quesada de sacar a un servidor de su cueva para presentar una serie de vídeos, en los que irán desfilando clásicos de la historia de los videojuegos, pero también auténticas marcianadas. A esta última categoría pertenece la primera entrega, nada menos que el Mallet Legend para Mega Drive.

Conoce la historia de Mega Drive con este libro

No busquéis este juego en el catálogo oficial de Sega, porque se lanzó en 1993 al margen de cualquier legalidad y buen gusto. Mallet Legend es una creación Made in Taiwan de Realtec, una compañía de corta vida especializada en sacar juegos sin licencia para Mega Drive. Entre sus “mayores hits” encontramos Funny World & Balloon Boy, Earth Defense y este Mallet Legend, que fue distribuido en Estados Unidos, sin licencia de Sega América, con el título de Whac-a-Critter.

Mallet Legend es una curiosa recreación de todo un clásico de las ferias: la atracción de cascar topos. El mayor atractivo de este cartucho, por no decir el único, es que se lanzó junto a un mando especial para Mega Drive, con nueve botones, correspondientes a cada uno de los agujeros por los que van asomándose los enemigos a los que tenemos que machacar. Simplemente hay que cascar al mayor número de topos que podamos dentro de un estricto límite de tiempo. Si tenemos éxito, iremos avanzando hacia sucesivas fases en los que la dificultad, y la agilidad de los topos, irá en aumento.

Esta “joya” de Realtec y AV Artisan llegó a ser analizado en la prensa inglesa, concretamente en Mean Machines Sega y Computer & Video Games, e incluso tuvo una distribución muy limitada en España. Esperamos que disfrutéis con el vídeo y os animamos a que dejéis vuestras sugerencias sobre futuras entregas en los comentarios de abajo. Y no, no podemos hacer nada con la voz del señor canoso. Venía así de fábrica.