Niño rata
Reportaje

Qué es un niño rata y cómo detectarlos: análisis de la "especie gamer" más controvertida

Por David Rodríguez
Niño rata es uno de los calificativos más pronunciados por los jugadores veteranos dentro de la industria de los videojuegos. A continuación, te proponemos una retrospectiva de lo que ha significado este término para la cultura gamer.

Efectivamente, no estas alucinando. Con 2020 ya con su ecuador superado, estás leyendo algo sobre los niños rata. Han pasado unos cuantos años desde que se comenzó a utilizar este término y parece que con el transcurso del tiempo, este grupo/insulto ha ido perdiendo fuerza en cuanto a relevancia. La era dorada de los niños rata no volverá, pero todavía quedan sectores que se resisten a abandonar esa tendencia que se instauró hace un tiempo en el ADN de los títulos multijugador.

Puede parecer una broma, pero los niños rata fueron unas de las comunidades más relevantes dentro del videojuego. Hubo un momento en el que todos éramos niños rata, puesto que era el insulto más utilizado dentro de muchos videojuegos. Daba igual que hicieses, muy probablemente te llamaron niño rata por un chat si cortaste una racha de bajas, incluso si eras un padre de familia que se adentró en el mundo de los videojuegos jugando a Ghost n' Goblins hace ya 35 años. Daba absolutamente lo mismo.

No obstante, antes de meternos en barrena, deberíamos definir qué es un niño rata, a fin de informar a los más despistados. Un niño rata fue un término que empezó a utilizarse para referirse a ciertos jugadores de determinados videojuegos que se caracterizaban por tener unos rasgos muy específicos. Por supuesto, su edad nunca sobrepasaba los 18 años y siempre que se jugaba con o contra ellos daban ganas de apagar la consola y lanzar el juego por la ventana. Las quejas, los insultos y los constantes gritos fruto de una falta clara de experiencia en la vida y un cuerpo sobrecargado de hormonas hicieron que estos pre-adolescentes se convirtiesen en el dolor de cabeza de los jugadores más tranquilos y veteranos.

¿En qué momento se acuño el noble término "niño rata"? Según los historiadores gamer, todo apunta a que el primer brote apareció en el auge de dos juegos muy específicos, durante la generación de consolas a la que pertenecieron las icónicas PlayStation 3 y Xbox 360. Por supuesto, hablamos de Minecraft y de Call of Duty. Ambos juegos son los máximos representantes de este movimiento social, si es que se puede denominar a esto de esa manera sin que ningún sociólogo se nos tire al cuello.

La saga Call of Duty y Minecraft podían haber sido los nidos donde se engendrarían esta plaga que no tardó en invadir las demás comunidades de juegos que guardaban similitudes con ellos. Entre los años 2008 y 2013 podría haberse producido la primera gran ola de niños rata. Solo los jugadores que padecieron aquella plaga recordarán los horrores, muchas veces peores que los que Infinity Ward y Treyarch plasmaron en sus juegos, que se vieron en los títulos multijugador.

Minecraft

Pero, ¿por qué Minecraft y Call of Duty se vieron abordados por este aluvión de niños y adolescentes? Todo se debe a la creciente popularidad de ambos títulos que, durante muchos años, han dominado el principal panorama de la industria.

Call of Duty y su fórmula multijugador tan famosa consiguieron ser tendencia durante años gracias a un sistema brillante que nunca antes se había visto. La velocidad, el frenetismo y una serie de factores como el premiar al jugador por su habilidad o los modos de juego variados, hizo de este modelo, un sistema a seguir por muchos otros juegos. La saga de Activision derrotó a Quake y otros shooters que habían dominado durante años y profundizó en el cada vez más importante multijugador online y en la capacidad de socializar de estos juegos.

Call of Duty Modern Warfare

Por su parte, Minecraft, estableció un sistema con miles de millones de posibilidades. Un juego amable a la vista, apto para todos los públicos y que era tremendamente adictivo fue la otra cara de la moneda que causó el auge del niño rata estándar. Los bloques se hicieron famosos, y de qué manera.

Pese a que un servidor nunca se sintió muy atraído por Minecraft, Call of Duty si caló hondo en sus carnes. La edad dorada de la saga y por tanto, de los niños rata, podría definirse entre todos los títulos que tuvieron lugar entre Call of Duty Modern Warfare (el original) y Call of Duty Black Ops 2, aunque podría extenderse a unas cuantas entregas más. 

Una vez definidos estos juegos y el por qué fueron tan populares (y siguen siéndolo) no podemos pasar por alto, un acontecimiento importantísimo para la historia de Internet y de los videojuegos: el nacimiento de Youtube y de los primeros youtubers gamers. La gran mayoría solo dieron bombo a dos juegos que, efectivamente, fueron Minecraft y Call of Duty. Inmediatamente, el poder de la comunicación hizo acto de aparición y la audiencia de estos youtubers (mayoritariamente niños) plagaron los servidores de ambos títulos. 

Call of Duty

Ya que tenemos las claves sobre lo que fueron los niños ratas, pasemos a trazar bien los contornos y diseñar el retrato robot. ¿Cómo detectar a un niño rata?

No es una pregunta fácil, ya que han ido evolucionando gracias a la aparición de otro juego del que hablaremos más adelante. No obstante los rasgos principales son los siguientes:

  • Una edad de entre los 8 a los 14-15 años: Como bien explica el propio término, no son más que niños. Chavales con una falta de experiencia considerable que dejan influenciarse por las tendencias que se imponen por parte de la cultura de masas, como Youtube. Los juegos más populares del momento son a lo único que juegan, porque su youtuber favorito lo hace.
  • Gritos, muchos gritos: sus hormonas y el creerse mejor que los demás hacen que estos chavales se exalten mucho más que los jugadores normales. Si juegan bien se considerarán los mejores y alardearán de ello durante el tiempo que dure la partida, pero si no son buenos o tu eres mejor que ellos, prepárate para escuchar sus gritos e insultos. Estos comportamientos formarían parte de lo que se conoce como BM o Bad Manners:
  • Insultar: faltar al respeto es algo que siempre va de la mano con los niños rata. "Me **** en tus ***** muertos" y demás insultos más graves y mucho más originales, son lo que vas a tener que oír si cortas su racha de bajas. Eso sí, como les escuche su madre, las risas que puedes echarte compensan todo el sufrimiento.
  • Trolls: Si no dan una en la partida, empezarán a molestar y a "trollearte". Obviamente estos es fruto de una brutal inseguridad y una falta completa de autoestima, pero es algo propio de este tipo de edades. Se creerán graciosos y no lo son.
  • Micro siempre abierto: Es algo que no falla, entras a una partida de un shooter y allí están con el micro abierto y su voz extremadamente aguda dispuestos a reventarte la partida y a perforarte los tímpanos mientras se quejan o cantan su canción preferida de Anuel u Ozuna. ¿Qué necesidad hay de jugar con micrófono si juegas solo? Ninguna.
  • Son youtubers: todos, absolutamente todos son youtubers. Aunque tengan un suscriptor y sea su primo, todos quieren imitar a sus héroes andorranos. Y es algo que se nota, puesto que ahora se ha establecido la tendencia de ponerse el nombre de youtuber como GamerTag. Preparaos para conocer a Andr3sIto_02_YT o a xXXshurmanoXXx.

Una vez tenemos definido lo que es un niño rata hay que hablar de su evolución desde que se produjo la llegada del juego que fue capaz de derrotar a Call of Duty; a Minecraft no, por que es tan indestructible como un buen pico de diamante...

Fortnite

Fortnite tardaba en mencionarse, lo sabemos. El juego de Epic Games se ha introducido en todos y cada uno de los estratos de nuestra sociedad y ha hecho que los niños rata muten hacia formas más evolucionadas que por suerte, hemos conseguido evitar en mayor medida, pese a haber jugado mucho a este juego (porque no lo dudéis, es un GRAN juego se diga lo que se diga). 

Además de los rasgos característicos anteriormente mencionados, se puede reconocer a estos niños rata por otro tipo de acciones que se pueden producir fuera del propio juego. Los comentarios de Youtube suelen ser un abrevadero de estas criaturas. Se pueden reconocer por comentarios como: "Ey bro, salúdame", "Primer comentario", "Hago retos virales de construcción en mi canal", "El número de likes son los años que vas a vivir", "Cada like es un Pavo más en tu cuenta".

Podríamos seguir así hasta la eternidad, pero nos acabamos de dar cuenta de que tal vez hayamos escrito demasiado sobre los niños rata. Esperamos haberos hecho retroceder en el tiempo y que os hayan entrado los mismos escalofríos que cuando escuchabais a un niño de 13 años recriminarte que le habías robado una baja. Nos vamos a jugar a Fortnite para relajarnos, eso sí, muteando a todo el mundo con el que nos crucemos.

Y además