Ir al contenido principal
OSSC
Reportaje

Qué es un OSSC y por qué sirve para ver tus juegos retro COMO NUNCA

Un conversor de escaneo de código abierto permite disfrutar de juegos de Master System, Amiga o Saturn con una definición insólita en tele moderna. Os lo mostramos en acción.

¡Seguimos presentando vídeos sobre retro que os pueden ayudar a disfrutar más de vuestros juegos del pasado! Esta vez os presentamos algo que nos habíais pedido mucho: mostrar cómo es un OSSC en acción y qué resultado da.

Para los que no lo conozcáis, las siglas OSSC significan Open Source Scan Converter o, lo que es lo mismo: un conversor de la señal que mandan las consolas retro, a las que multiplica las líneas de escaneado y las "retoca" para que se puedan ver con total nitidez en televisores modernos. En este vídeo os lo explicamos con más detalle.

Tal y como os contamos en el vídeo, aparatos como Mega Drive o Spectrum no estaban concebidos para verse en pantallas planas tipo LCD o similares, sino en monitores de tubo, que tenían una tecnología distinta. 

Gracias al OSSC, esa señal se adapta para sacarle el máximo partido en estas nuevas teles, con una nitidez impensable si solo usárais cables RCA o algo similar. En este vídeo, os mostramos cómo es el OSSC (en concreto, el modelo que fabrica Kaico) qué puertos tiene y cómo se ven muchas consolas gracias a él.

Eso sí, ya os decimos que estos aparatos suelen ser caros. Hay varios fabricantes, aunque lo más común es encontrar el modelo de Kaico Labs, los cuales se especializan en adaptadores de este tipo, como ya os hemos mostrado en alguna ocasión.

Es posible comprar un OSSC en tiendas como Amazon por unos 175 euros, pero bsucando por ahí, es probable que consigáis encontrarlo más barato. Eso sí, aseguraos de que tenéis cables de la mejor calidad para sacar la señal de las consolas y que esa señal sea RGB pura. Por ejemplo, es posible conectar un cable SCART a una Super Nintendo PAL, pero la señal no será RGB, sino seguramente de vídeo compuesto, por lo que el OSSC no la detectaría.

Así pues, dominar las señales de cada consola y saber bien cómo aprovechar un OSSC con sistemas retro puede costaros algo de tiempo y dinero, pero si os lo podéis permitir, es una experiencia muy satisfactoria.

Si os interesan este tipo de aparatos, recordad que hace poco os mostramos cómo funciona el nuevo Prism HD para GameCube y, tiempo atrás, ya os hablamos del "mágico" mClassic de Marseille.

Y además