Nvidia G-Sync
Reportaje

Tecnolocía G-Sync: qué es y monitores mejor valorados

Por Alejandro Alcolea

Repasamos qué es Nvidia G-Sync, sus bondades, por qué es mejor que V-Sync para eliminar el screen tearing y cuáles son los monitores G-Sync mejor valorados en Amazon.

Ha llovido desde 2013, año en el que Nvidia introdujo G-Sync, una nueva tecnología propietaria que llamó mucho la atención en su momento, pero que ha sido eclipsada por otro tipo de tecnologías, algunas de la propia Nvidia, que realmente se notan a simple vista.

Está claro que los efectos Gamework como Hairworks, que utilizan de manera muy vistosa juegos como The Witcher 3 o el futuro Final Fantasy XV, acaparan todas las miradas. Las físicas avanzadas de PhysX también hicieron mucho ruido en su momento (con algunos juegos en consola que intentaban utilizar algo parecido), pero G-Sync es una tecnología que, aunque no hace que los juegos se vean mejor, sí nos permite jugar de forma más cómoda.

Tecnologías exclusivas de Nvidia

A continuación os explicaremos qué es G-Sync, para qué sirve y cuáles son los monitores mejor valorados en tiendas como Amazon.

¿Qué es G-Sync?

Para la presentación de G-Sync, Nvidia contó con algunos de los responsables de los juegos más punteros (o motores más potentes) de la historia. John Carmak (padre de Doom), Johan Andersson (director técnico del motor Frostbite que utilizan los juegos de la saga Battlefield y Battlefront) y Tom Sweeney (director de Epic Games, creadores del motor Unreal ENgine, Fortnite, Unreal Tournament o Gears of War) fueron quienes contaron las bondades de G-Sync.

Fue en 2013 y la cosa no ha cambiado demasiado. El resumen es sencillo: se trata de una tecnología que permite eliminar el ''tearing'' en la pantalla. Eso sí, antes de entrar en más detalles, tenemos que ver qué es el ''tearing''.

Enslaved tearing
Imagen de Enslaved con tearing evidente.

La imagen que tenéis justo sobre esta línea corresponde a un juego, Enslaved (desarrollado por Ninja Theory, padres de Hellblade) que sufre de ''tearing''. De ''screen tearing'', para ser más exactos. La explicación es sencilla. Se produce un desajuste entre la señal de la consola o PC y la tasa de refresco del monitor o televisión, lo que produce que la imagen se corte.

Evidentemente, esto ocurre en fracciones de segundo, pero es algo que salta a la vista. ¿Cómo se arregla el ''screen tearing''? Con la sincronización vertical o V-Sync. La sincronización vertical es algo que hemos disfrutado durante años en PC y que en consolas nos han permitido activar en algunas ocasiones (dependiendo del juego y si el desarrollador nos ha querido dar esa opción).

Pon a prueba tu PC con el benchmark de Final Fantasy XV

La V-Sync fuerza tanto al monitor/TV como a la máquina a operar a la misma frecuencia. Es la tarjeta gráfica la que se encarga de realizar estos cálculos, lo que produce un aumento del consumo de recursos en la gráfica y, además, una latencia evidente en juegos muy rápidos. El V-Sync consume muchos recursos de la gráfica, lo que hace bajar la tasa de frames.

Ahí entra en juego G-Sync, ya que no es algo por software, sino por hardware. Y es que, G-Sync es un chip de Nvidia que se incorpora en los monitores, siendo el encargado de realizar los cálculos oportunos para eliminar el tearing al sincronizar el refresco de la imagen que sale de la gráfica con la que se muestra en el monitor.

G-Sync realiza la misma labor que V-Sync, pero en lugar de ser la GPU la que fuerza la imagen del monitor, es el monitor el que regula la señal de entrada y la ajusta en todo momento a la diferente escala de refresco del panel. Poco a poco, el mercado se ha inundado de monitores con G-Sync y, además, también estamos viendo ordenadores portátiles gaming que lo incorporan para mejorar aún más el rendimiento. Sin embargo, hay un problema.

El problema de G-Sync

Después de gastar un buen dinero en un PC (toda la flota de gráficas Nvidia actuales es compatible con G-Sync), es el momento de empezar a buscar monitor. Y... sí, el problema es el dinero. Y es que, al tratarse de un chip propietario de Nvidia, se añaden una serie de royalties que los usuarios debemos pagar.

En conclusión, los monitores con G-Sync tienen un sobrecoste, de hasta 200€ en algunas ocasiones, respecto a los equivalentes sin esa tecnología. El otro inconveniente, como habéis podido adivinar, es que solo funciona con tarjetas gráficas Nvidia. AMD tiene su propia solución FreeSync (de la que hablaremos más adelante).

Monitores con G-Sync mejor valorados en Amazon

Si estáis dispuestos a pagar por jugar en las mejores condiciones y sois usuarios de tarjetas gráficas Nvidia, os dejamos los seis monitores G-Sync mejor valorados en Amazon.

Dell 210-AGUI S2716DG

Se trata de un monitor de 27 pulgadas y resolución 1440p. Estamos en un momento en el que se persiguen los paneles 4K, pero para jugar en PC, muchas veces es mejor 1440p. Y es que, el consumo de GPU es mucho menor que a 4K y nos permite jugar con una 1070 y una 1080 en ultra a buena tasa de frames.

Tiene un brillo de 350 cd / m², refresco de 145 Hz, una respuesta de solo 1 milisegundo y el panel es del tipo TN. Cuesta unos 680€.

ASUS ROG Swift PG278QR

Muy similar al anterior. Cuenta con un panel de 27 pulgadas, resolución 2560 x 1770 y una tasa de refresco de 165 Hz. El tiempo de respuesta también es de 1 ms. Además de estas características, tiene otras propietarias de Asus, como la tecnología GamePlus para personalizar la mirilla. Tampoco es barato y está en los 670€ en Amazon.

Acer Predator XB241H

Vamos a algo más asequible. Se trata de un monitor Acer de la gama Predator que cuenta con un panel de 24 pulgadas y resolución 1080p. El refresco es de 144/180 Hz y cuenta con una iluminación de 350 cd / m². El precio es de unos 400€.

AOC G2460PG

Este monitor de AOC es de los mejores valorados en Amazon y cuenta con prácticamente las mismas características que el Predator. 1080p, 24'' y refresco de 144 Hz. Es un pelín más barato, situándose por debajo de los 400€.

DELL S Series S2417DG

Dell es una marca conocida por el diseño y la calidad de sus paneles. El S2417DG cuenta con una diagonal de 23,8 pulgadas, un brillo de 350 cd / m² y, lo más interesante, una resolución de 1440p con un refresco de 165 Hz. ¿El precio? ''Solo'' 424€.

HP Omen

No podía faltar a la cita otro gran monitor, en todos los sentidos. 27'', refresco de 165 Hz y un tiempo de respuesta que es de 1,8 milisegundos. La resolución se queda en 1440p y se puede encontrar por 677€.

Lecturas recomendadas