Reportaje

Unboxing de Fire Emblem Warriors Limitada para Nintendo Switch

Por David Martínez
- ">

En este unboxing de la edición limitada de Fire Emblem Warriors para Nintendo Switch echamos un vistazo a los contenidos exclusivos que sólo se pueden encontrar en el pack. Además del juego (aquí podéis leer nuestro análisis de Fire Emblem Warriors) en esta edición encontramos la banda sonora original del juego, en un estuche con tres CD. 

Para completar la edición, contamos con una colección de postales, con imágenes de los protagonistas (sacados de diferentes entregas de la saga como Fire Emblem Fates, Echoes o Shadows) con los diferentes atuendos que podemos desbloquear. 

Fire Emblem Warriors aparece simultáneamente en Nintendo Switch y en 3DS (sólo es compatible con el modelo New Nintendo 3DS) y es un juego tipo "musou" en que los príncipes Rowan y Lianna se enfrentan a batallas contra miles de enemigos para salvar su reino.  La edición limitada que os mostramos en el vídeo tiene un precio de 74,95 euros y ya está disponible. 

La mecánica de combate no ha variado demasiado respecto a otras entregas de Warriors: contamos con dos tipos de ataque (normal y fuerte) y los correspondientes especiales, que podemos desatar cuando llenamos una barra de energía. Y disponemos de tres tipos de arma (espadas, lanzas y hachas) que se relacionan entre sí como "piedra, papel o tijera", con sus fortalezas y debilidades.

Los escenarios están construidos a partir de zonas abiertas, y requieren que los afrontemos con cierta estrategia; a medida que avanzamos nos encontramos con diferentes objetivos, como tomar bastiones, acabar con generales enemigos o proteger aliados, que nos obligan a poner los cinco sentidos en la batalla. Si cometemos el error de machacar botones sin seguir las evoluciones de nuestras tropas, o sin fijarnos en los cambios en el escenario, tendremos que repetir la misión. Aunque terminar los 21 niveles de la historia y acabar con el dragón del caos, Velezark, tampoco resulta muy difícil, y se puede superar en apenas ocho horas.

Lecturas recomendadas