Principal Fire Emblem Warriors
Análisis

Análisis de Fire Emblem Warriors para Nintendo Switch

Por David Martinez

Versión comentada: Nintendo Switch

Fire Emblem es la segunda franquicia de Nintendo, después de Hyrule Warriors, que se cambia al género "musou". Preparaos para participar en batallas contra miles de enemigos, mientras acompañamos a Rowan y Lianna (y muchos personajes más) en su aventura para salvar el reino.

El estilo de juego "musou" se ha convertido ya en un género en sí mismo. Koei Tecmo (en este caso una colaboración entre los estudios Omega Force y Team Ninja) continúa perfeccionando estas batallas masivas con tintes de rol, ahora con los personajes de la franquicia Fire Emblem. Ya es el quinto título de la serie que hemos recibido este año, después de Berserk and the Band of the Hawk, Dragon Quest Heroes II, Samurai Warriors Spirit of Sanada y Warriors All Stars, pero Fire Emblem tiene algunos elementos que le dan una personalidad propia. 

Fire Emblem Warriors aparece simultáneamente en New Nintendo 3DS y Switch (la versión que vamos a analizar) y nos pone en la piel de dos héroes: Rowan o Lianna, que son los príncipes gemelos de Aytolis, e hijos de la reina Yelena. Como cabía esperar, el reino sufre el ataque de unos monstruos, y nos toca restaurar el orden en interminables combates "hack´n slash". Y si la talla de un hombre se mide por sus enemigos, estos gemelos son inigualables, porque el juego nos los presenta por miles. 

El sistema de batalla

La mecánica de combate no ha variado demasiado respecto a otras entregas de Warriors: contamos con dos tipos de ataque (normal y fuerte) y los correspondientes especiales, que podemos desatar cuando llenamos una barra de energía. Y disponemos de tres tipos de arma (espadas, lanzas y hachas) que se relacionan entre sí como "piedra, papel o tijera", con sus fortalezas y debilidades, aunque esta distribución no tiene demasiados efectos en la práctica.

Los escenarios están construidos a partir de zonas abiertas, y requieren que los afrontemos con cierta estrategia; a medida que avanzamos nos encontramos con diferentes objetivos, como tomar bastiones, acabar con generales enemigos o proteger aliados, que nos obligan a poner los cinco sentidos en la batalla. Si cometemos el error de machacar botones sin seguir las evoluciones de nuestras tropas, o sin fijarnos en los cambios en el escenario, tendremos que repetir la misión. Aunque terminar los 21 niveles de la historia y acabar con el dragón del caos, Velezark, tampoco resulta muy difícil, y se puede superar en apenas ocho horas.

Fire Emblem Warriors 2

En cualquier momento podemos detener el enfrentamiento y dar órdenes a nuestras unidades (atacar un puesto, proteger a un personaje, desplazarse...) aunque no son esenciales para salir victoriosos, el juego se disfruta mucho más cuando somos capaces de aprovechar todos nuestros recursos y comportarnos como generales. 

Personajes de todos los Fire Emblem

Además de Rowan y Lianna -los personajes originales- nuestro grupo va creciendo con una veintena de guerreros sacados de otras entregas de Fire Emblem, como Chrom ( Fire Emblem Awakening), Marth (Fire Emblem Fates) o Lissa. La disponibilidad de todos estos guerreros depende de cada batalla; en algunos casos simplemente nos acompañan, mientras que en otros, podemos controlarlos. Y a la mayoría de ellos tendremos que vencerlos antes de que nos juren lealtad. 

Cada héroe cuenta con un arma exclusiva, un catálogo de ataques y -en algunos casos- una montura (que nos permite alcanzar algunas zonas del escenario).  Pero el punto fuerte del este "musou"  está en sus enormes posibilidades de personalización y mejora, típicos de los RPG. Durante el combate podemos recoger materiales que dejan caer los enemigos caídos, monedas y puntos de experiencia.

Así, al conquistar un escenario, podemos comprar insignias para mejorar nuestro ataque y defensa, o desmontar las armas que hemos recogido para infundir las nuestras con nuevas características, conseguir ropa diferente y complementos... aquí es donde radica la profundidad de Fire Emblem Warriors, ya que el argumento es prácticamente lineal.  Podemos asegurar que este sistema de progreso engancha, y se nos pasan las horas volando mientras gestionamos el inventario de tanto personaje y vamos consiguiendo las gemas que mejoran el Escudo Ardiente. Además, cuanto más se ayudan los personajes entre sí, también es mayor su nivel de afinidad. 

Fire Emblem Warriors

Apartados técnicos en Nintendo Switch

En cuanto a los aspectos técnicos, Fire Emblem Warriors no nos guarda ninguna sorpresa. Personajes de diseño anime, con la línea artística de los juegos de rol, y escenarios grandes pero "vacíos". Los enemigos aparecen a cientos, pero son clónicos, y las animaciones son un poco bruscas. Respecto a otros juegos similares, no hay modo de exploración libre, ni podemos montar o desmontar del caballo libremente, y hemos encontrado menos variedad de enemigos y decorados. 

Sólo en Nintendo Switch nos encontramos con opciones adicionales. Podemos jugar en modo portátil, sobrmesa o TV (éste último es lo más recomendable porque la cantidad de información que aparece en pantalla y el mapa se pueden volver confusos), y este título nos permite escoger entre una mayor resolución o una mayor tasa de FPS, según nuestras preferencias. También hay modo de juego cooperativo para dos amigos, local a pantalla partida, pero no podemos disfrutar de juego online. El juego se completa con galerías de vídeos e imágenes y un modo Crónicas, que nos permite revivir cinco batallas icónicas de Fire Emblem Awakening y de Fire Emblem Fates con las mecánicas de Warriors.

¿Es rejugable? La verdad es que al terminarlo recibimos armas de plata y un nuevo nivel de dificultad, y tenemos la posibilidad de repetir el juego hasta conseguir todas las insignias y piezas de arte, pero no es un gran aliciente. 

Fire Emblem Warriors 3

Personalmente, los "musou" son un placer culpable. Son juegos que me resultan increíblemente divertidos, pero que se asientan sobre una base muy simple. Fire Emblem Warriors no está al nivel -técnico ni jugable- de alguno de los que hemos comentado antes, pero tiene el atractivo de sus personajes. Del mismo modo que hace tres años pudimos disfrutar de Hyrule Warriors en Wii U  (con toda la parafernalia de The Legend of Zelda), ahora descubrimos la historia de Rowan y Lianna en Switch. 

Valoración

Un juego de batallas masivas, con tintes de RPG y estrategia, que se apoya sobre los personajes de la saga Fire Emblem. Su desarrollo es simple, pero entretenido, y se agradece el cooperativo a pantalla dividida.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Los aspectos RPG y personajes tomados de la saga Fire Emblem. Modo cooperativo a pantalla partida. Podemos seleccionar el rendimiento.

Lo peor

Desarrollo simple, y algunos aspectos técnicos mejorables. Le faltan opciones comparado con otros "musou".

Lecturas recomendadas