Ir al contenido principal
HARDWAGEDDON WONDERSWAN
Reportaje

WonderSwan, la portátil que mereció triunfar - Consolas fracasadas en Hardwageddon

Pocas veces nos ha dolido tanto mostrar una consola en Hardwageddon, porque aunque no lograra inquietar el reinado de Game Boy, WonderSwan era estupenda.

¿Puede considerarse un fracaso una consola que llegó a vender tres millones y medio de unidades solo en Japón? Bandai intentó asaltar el reinado de Game Boy con la WonderSwan, contando para ello con aliados poderosos como Capcom, Konami o Squaresoft, pero finalmente acabaron tirando la toalla ante la aparición de Game Boy Advance. Como legado dejó algunas buenas ideas y un catálogo bastante simpático, en el que abundaron las licencias de manga y anime, unas de las principales vías de negocio de Bandai. ¿Queréis ver la WonderSwan en acción con algunos de sus títulos? ¡Dentro vídeo!

En 1998 SNK ya había intentado probar fortuna, con la Neo Geo Pocket, en un mercado dominado con puño de hierro por Nintendo y sus sucesivos modelos de Game Boy. La jugada de Bandai fue aun más audaz, ya que contaron con un fichaje galáctico para crear su propia portátil: Gunpei Yokoi, el hombre que 10 años antes había liderado el desarrollo de Game Boy. Tras el fracaso de Virtual Boy, Yokoi había abandonado Nintendo y pondría toda su experiencia al servicio de Bandai para diseñar la WonderSwan.

HARDWAGEDDON WONDERSWAN

Al frente de su propia compañía de ingeniería, Koto Laboratory, Yokoi diseñó una consola económica (el primer modelo de WonderSwan apenas costó de salida 4.800 yenes, unos 37 euros al cambio), capaz de ofrecer hasta 40 horas de autonomía con una única pila AA. Semejante milagro acarreaba un peaje: una modesta pantalla LCD que ofrecía ocho escalas de grises. No incorporaba toma de auriculares, siendo necesario adquirir por separado un adaptador para ello, y de esa forma apreciar mejor el sonido de la consola, ya que su altavoz tampoco era nada del otro mundo.

Por desgracia, Gunpei Yokoi no llegaría a ver el lanzamiento de su nueva criatura, ya que falleció en un accidente de tráfico en octubre de 1997 (WonderSwan debutaría en el mercado japonés en marzo de 1999). Nos legó una máquina realmente interesante, que incluso permitía jugar en vertical en determinados títulos. En diciembre de 2000, Bandai lanzó un nuevo modelo, WonderSwan Color, algo más cara (6.800 yenes, 52 euros) con la que intentó solventar una de las principales críticas del modelo original, al incorporar pantalla a color. Y en julio de 2002 llegaría la tercera y última generación, WonderSwan Crystal, con una pantalla aún mejor, aunque ya era tarde para competir con aquella bestia llamada en Game Boy Advance, que había debutado en Japón en marzo de 2001.

HARDWAGEDDON WONDERSWAN

En su momento Bandai estudió la posibilidad de lanzar WonderSwan en el mercado norteamericano, a través de un acuerdo con Mattel que nunca llegó a hacerse materalizarse. Como hemos dicho antes, tres millones y medio de consolas vendidas no es una mala cifra, pero es poca cosa en comparación a los 118 millones vendidas, entre GB y GBC, y los 81 millones de GBA que Nintendo llegaría a colocar en el mercado. Aun así, WonderSwan merece todos nuestros respetos y merece la pena adquirirla para disfrutar de un catálogo ciertamente ecléctico, en el que podías encontrar remakes de los primeros Final Fantasy, como un Densha de Go!, un Clock Tower o su propia entrega de Makaimura, lo que nosotros siempre hemos conocido como Ghosts ’N Goblins, tal y como mostramos en el vídeo.

HARDWAGEDDON WONDERSWAN


A pesar de que el sonido del altavoz de la WonderSwan no era precisamente algo de lo que enorgullecerse, Konami no dudó en sacar una adaptación de su popular Beatmania, con 11 temas realmente colosales (incluyendo un mix del tema principal de Metal Gear Solid) y cuya caja incluía un periférico que se colocaba sobre los dos botones de arriba para imitar la mecánica del plato de DJ de la recreativa.

HARDWAGEDDON WONDERSWAN

En el vídeo también os mostramos cómo era la versión del Side Pocket de Data East para el primer modelo de WonderSwan y mostramos de las numerosas licencias de manga con las que contó el catálogo de la portátil de Bandai: Tetsujin 28 Go (basado en el legendario manga de Mitsuteru Yokohama) y One Piece: Grand Battle! Swan Colosseum, un juego de lucha 2D basado en la popular obra de Eichiro Oda, creado por Dimps.

HARDWAGEDDON WONDERSWAN

WonderSwan Color contó incluso con su propio port de Golden Axe. Puede que no fuera la portátil más potente, ni la que tuviera la mejor pantalla, pero la económica consola diseñada por Gunpei Yokoi merece todo nuestro reconocimiento. Aunque vendiera mucho menos de lo que merecía. Esperamos que os haya gustado el vídeo y nos veremos el próximo sábado en un nuevo vídeo. ¡Cuidaros mucho!

Y además