Análisis The Ascent para Xbox One, Xbox Series X|S y PC; ya disponible en Game Pass

The Ascent

Análisis de The Ascent, juego de acción con elementos RPG desarrollado por el estudio independiente Neon Giant, que llega a Xbox One, Xbox Series X|S y PC, y está disponible en Game Pass desde el día de lanzamiento.

En mayo de 2020 se celebraba un Inside Xbox que generó especial interés por ser la primera vez que se mostraba gameplay de juegos corriendo en Xbox Series X. Y entre todos los títulos que salieron al escenario a lucir músculo técnico, hubo uno que destacó especialmente: un juego de disparos en tercera persona con perspectiva aérea y marcada estética cyberpunk.

Se trataba, claro, de The Ascent, título independiente que está disponible desde hoy mismo en Xbox One, Xbox Series X|S y PC, y que además llega de lanzamiento a Game Pass, permitiendo que los suscriptores del servicio puedan disfrutarlo sin pagar ni un Euro más (con crossplay y play anywhere). 

VIDEO

Análisis de The Ascent para Xbox One, Xbox Series X|S y PC

Pero antes de pasar a contaros en nuestro análisis que The Ascent merece la pena (y mucho), nos vemos en la obligación de señalar que se trata del primer juego desarrollado por Neon Giant, un estudio compuesto por tan solo doce personas. 

Y decimos esto porque el resultado final desprende tanta calidad, que cuesta creer que sea su primer trabajo y lo hayan hecho entre tan pocas manos. Dicho esto, ahora sí, demos paso a nuestro análisis de The Ascent para Xbox One, Xbox Series X|S y PC.

El verdadero cyberpunk

The Ascent nos lleva hasta Veles, una gigantesca metrópolis futurista con implantes, luces de neón, edificios que alcanzan las nubes y criaturas de toda la galaxia. Es decir: una ciudad cyberpunk

Nosotros nos ponemos en el papel de un currito, el último mono, el eslabón más bajo de la cadena dentro de una megacorporación conocida como The Ascent, una megacorporación que, nada más empezar la aventura y por motivos desconocidos, se va al garete. ¿Y quién mejor para solucionar el entuerto que alguien cuya existencia no vale ni un unicrédito?

The Ascent

Con esta premisa, da comienzo una trama que nos lleva a visitar gran parte de Veles y en la que se observan bajo el prisma cyberpunk temas políticos y laborales. Los diálogos también incluyen una elevada cantidad de términos propios del universo del juego, haciendo que sea un tanto complicado seguirlos y -en el peor de los casos- que perdamos el interés por hacerlo. 

Por suerte, The Ascent cuenta con un útil códice desde el que podemos consultar información sobre ubicaciones, biografías de personajes, enemigos... Demostrando que no sólo el juego es grande: también su universo.

The Ascent

Sin embargo, creemos que la historia juega un poco en su contra. Cualquier complejidad que pueda esconder queda en un segundo plano debido a que todas las misiones se pueden resumir en: ve a esta localización y dispara a todo lo que se mueva. Suerte que disparar a todo lo que se mueva es el punto fuerte de The Ascent.

Jugablemente, The Ascent se podría definir como un twin stick shooter: con el joystick izquierdo controlamos a nuestro personaje, con el derecho apuntamos y con el gatillo disparamos. El gunplay, tan importante en estos títulos, es sensacional: todas las armas tienen mucho "punch" y por ello los tiroteos resultan extremadamente satisfactorios, independiente del arma que utilicemos. Mención especial para la forma en que los enemigos explotan o son desmembrados.

The Ascent

Hasta ahí todo dentro de lo normal, pero The Ascent cuenta con una característica que es bastante poco habitual dentro de twin stick shooters: coberturas. 

Los escenarios de Veles están repletos de construcciones de tamaño medio tras las que podemos cobijarnos pulsando el botón para agacharnos. No es algo obligatorio, y quien prefiera disparar y rodar continuamente está invitado a hacerlo, pero sí muy recomendable, pues las refriegas puedan llegar a ser extremadamente intensas.

Mejores accesorios para Xbox Series X que puedes comprar

Mejores accesorios para Xbox Series X que puedes comprar

Si tienes una Xbox Series X, estos son algunos de los mejores accesorios que puedes comprar para sacarle el máximo partido.

Ver listado

Además, The Ascent incluye una mecánica conocida como azoramiento: bajo la barra de salud de todos los enemigos encontramos otra, de color amarillo, que al llenarse hace que queden aturdidos durante unos segundos. Disparar desde coberturas causa mayor azoramiento, así que se trata de una mecánica especialmente importante de cara a los enfrentamientos contra jefe.

Además de pegar tiros, también tenemos acceso a dos habilidades especiales en forma de prótesis (puñetazos hidráulicos, disparos con precisión perfecta, campos de fuerza protectores, drones acompañantes...) y una poderosa arma táctica que vendría a ser algo así como la habilidad definitiva (explosiones y similares que barren una buena porción de pantalla).

The Ascent

Porque además de acción, The Ascent también tiene mucho de RPG: tenemos experiencia, niveles y estadísticas en los que invertir los puntos obtenidos, tenemos un buen puñado de atributos de defensa, diferentes tipos de daño, efectos de estado, numerosas misiones secundarias... Vamos, que es un juego de rol en toda regla.

Y en este sentido, The Ascent es comparable a algo estilo Diablo, aunque con una diferencia importante. Al derrotar enemigos, abrir cofres, completar misiones o comprando en tiendas, podemos conseguir nuevas armas, nuevas piezas de armadura (cabeza, torso y piernas) y demás, y es habitual intercambiar unas piezas por otras con el consiguiente cambio a nivel estético, pero en lugar de tratarse de botín con valores aleatorias, en The Ascent todos los objetos tienen parámetros fijos, aunque siempre podemos mejorarlos desde la tienda correspondiente. 

The Ascent

Esto hace que su vida útil y profundidad sea inferior a la de un dungeon crawler, pero tranquilos porque hay juego para rato: unas 10-15 horas si os limitáis a las misiones principales, y entre 15 y 20 si queréis hacerlo y verlo todo.

¿Lo mejor de todo? Podemos jugar a The Ascent tanto en solitario como en compañía de otros tres jugadores, ya sea a través de Internet o de forma cooperativa.

The Ascent

El único "pero" que tenemos es que en la versión de PC, que es a la que hemos jugado para elaborar este análisis, nos hemos encontrado con unos cuantos bugs visuales y de rendimiento: objetos del escenario y cadáveres comportándose de manera extraña, mensajes del tutorial que se repiten continuamente, muchos fragmentos de texto que aparecen en inglés... 

Nada demasiado grave o que haya afectado negativamente a la experiencia, pero hay tantas cosas pequeñas que no podíamos pasarlo por alto. Aun así, es probable que para cuando estéis leyendo esto ya se haya lanzado una actualización que corrija muchos de estos problemas (si no todos).

Mando inalámbrico oficial Xbox Series X de Microsoft color azul Shock Blue

Mando inalámbrico oficial Xbox Series X de Microsoft color azul Shock Blue

El nuevo mando de Microsoft para Xbox Series X en color azul es una compra ideal si quieres un mando vistoso, de calidad superior, y a precio equilibrado.

Consíguelo al mejor precio

Pero hablemos del que es nuestro aspecto favorito de The Ascent: su mundo. Su mundo abierto, para ser más exactos. Porque Veles es un gigantesco escenario que podemos recorrer con relativa libertad; de inicio algunas zonas están bloqueadas, mientras que otras están custodiadas por enemigos de un nivel muy superior al nuestro, impidiendo el avance. 

Pero eso no quita que se trate de un escenario abierto con un tamaño considerable, hasta el punto de que es recomendable usar taxis aéreos como método de viaje rápido para desplazarnos entre los puntos más alejados. 

The Ascent

Pero el motivo por el que nos gusta tanto es su magnífica ambientación: desde el minuto uno la influencia de Blade Runner es más que evidente, dándonos la bienvenida a Veles con una noche perenne, hologramas de tamaño imposible y una marcada estética japonesa. 

Recorriendo sus calles, tan decadentes como tecnológicamente avanzadas, nos hemos sentido parte de ese universo cyberpunk. De hecho, pese a tratarse de un juego con una cámara alejada y acción frenética, nos hemos sorprendido a nosotros mismos caminando con lentitud por la ciudad (entre misión y misión) para dejarnos embriagar por su ambientación.

The Ascent

A esto contribuye el hecho de que estamos ante todo un portento gráfico, un título que a nivel técnico no tiene nada que envidiar a los grandes. Ya lo decíamos al principio: cuesta creer que sea el primer trabajo de un estudio compuesto por doce personas: los DETALLADÍSIMOS escenarios, llenos de personajes y objetos que reaccionan a nuestro paso, los espectaculares efectos de iluminación, las texturas de las pieles alienígenas... The Ascent se ve y se oye tan bien, que si nos dijesen que se trata de un juego con los valores de producción de un AAA, nos los creeríamos.

Y hablando de banda sonora, tenemos que destacar las cañeras melodías que se activan de forma dinámica cuando entramos en combate, con un estilo electrónico que por momentos nos ha recordado al fantástico Hotline Miami, y son perfectas para acompañar el ritmo de los disparos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Se nos ocurren pocas formas de debutar mejor que como lo ha hecho Neon Giant con The Ascent: los disparos y el rol están diseñados para dejarnos pegados al mando, pero es su magnífica representación del género cyberpunk (especialmente en lo relativo a la estética), lo que hace que no queramos abandonar el mundo de Veles.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La ambientación cyberpunk; una gozada. Apartado gráfico del más alto nivel. Jugabilidad a prueba de bombas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La historia es poco estimulante. Algunos bugs visuales y de rendimiento (que ya deberían estar corregidos).

Versión comentada: PC

Hobby

88

Muy bueno

Y además