Análisis de Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarök - Un poco revolucionario, muy intenso

Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarok

Odín siempre fue un tipo inquieto y ahora nos toca seguirlo hasta su guerra personal con los muspelianos. Este DLC de Assassin's Creed se pone caliente. Más que caliente... ¡Magmático!

Poco imaginaba Eivor que su saga iba a ser tan extensa e intensa, pero aquí estamos, casi un año y medio después del lanzamiento de Assassin's Creed Valhalla, recibiendo nuevas historias. Pero esta no es algo menor, pues El amanecer del Ragnarök es la expansión más grande y ambiciosa no solo de este juego, sino de toda la franquicia Assassin's.

Tras La ira de los druidas y El asedio de París, que fueron dos expansiones correctas, pero cortitas, esta Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarök es una apuesta mucho más amplia y pretende alterar notablemente nuestra experiencia de juego.

DualSense Cosmic Red para PS5

DualSense Cosmic Red para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Rojo Cósmico.

Cómpralo al mejor precio

Para ello, nos toca volver a encarnar a Odín o, mejor dicho, a la versión que Eivor sueña gracias a las pociones de Valka, tal y como vimos en un par de tramos del juego principal. La historia sigue después de lo visto en esos tramos, con Odín seguro de tener todo bajo control en Asgard y Jotunheim. 

Ahora, ha de viajar a Svartálfaheim, la tierra de los enanos, para intentar rescatar a su hijo Baldr de las garras de Surtr, el señor de la guerra de Muspelheim. No será tan sencillo como liarse a repartir mandobles, pues por el camino conocerá misteriosos artefactos de magia antigua y conspiraciones que empañan a varios reinos.

VIDEO

ANÁLISIS de ASSASSIN'S CREED VALHALLA: EL AMANECER DEL RAGNARÖK. ¡Puro espectáculo!

Así pues, nuestro propósito es controlar a Odín mientras recorremos los hermosos paisajes de Svartálfaheim y vamos accediendo a sus misiones principales, que nos pueden llevar cerca de 20 horas, más otras 15 horas de contenido secundario. No está mal para un DLC, ¿verdad?

A grandes rasgos, nuestro objetivo principal es encontrar los refugios de los enanos, que sobreviven ocultos tras la invasión de su tierra por parte de los muspelianos. En esos refugios encontraremos nuevas misiones, que nos acercarán poco a poco al paradero de nuestro hijo y a los planes maquiavélicos de Surtr.

Encontrar esos refugios ya es una tarea nueva, pues están ocultos y tenemos que seguir las pintadas de los enanos para dar con ellos. Pero no son las únicas dinámicas nuevas de esta expansión. Podemos acceder a una arena de Valquiria para superar combates en circunstancias especiales, como si Odín narrara grandes gestas del pasado.

También tenemos zonas "malditas" con plagas Jotun. Es lo mismo que en el juego original: hay que buscar y eliminar artefactos malditos, pero aquí hay varios por zona. Si los conseguimos eliminar todos, podremos usar una armadura muy especial...

Assassin's Creed Valhalla Amanecer del Ragnarok

Dawn of Ragnarök esconde mucho más, como enanos en apuros a los que librar de acosadores o saqueos para conseguir sílice. Este material es muy importante porque nos ayuda a mejorar las armas al nuevo nivel divino, y con otros materiales mejoramos el que sin duda es el cambio más importante de esta expansión: el Arrancahugr.

Es una nueva herramienta que nos permite, una vez los derrotemos, extraer la "esencia" de los enemigos para copiar sus habilidades. Así, si por ejemplo vencemos a un muspeliano, podemos "robarle" la capacidad de caminar sobre el magma sin quemarnos o de hacernos pasar por uno de ellos, lo cual viene bien para infiltrarse.

También existe el poder del resurgimiento, para reanimar temporalmente a enemigos caídos y que nos ayuden; el poder del cuervo, para transformarnos en uno y volar hasta lugares elevados por unos segundos; el poder de Jotunheim, para hacer teletransportes cortos y llegar a lugares especiales; y el poder del invierno, que congela enemigos.

Al principio, solo tenemos dos espacios para poderes en el Arrancahugr y además necesitamos acumular energía para usarlos, ya sea derrotando enemigos, recogiéndolo de plantas especiales o sacrificando algo de salud en ciertos altares. Por suerte, es fácil acumular rápido la energía y sustituir una habilidad por otra.

Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarok

Eso sí, ya os adelantamos que las más útiles son el poder del cuervo y, sobre todo, el de Muspell, pues habrá momentos en los que es casi obligatorio hacernos resistentes a la lava y el fuego.

Con todos estos elementos, más el nuevo tipo de arma llamado Atgeir (una especie de lanza con enorme hoja al final), que nos premia por combos de ataques débiles rematados con uno fuerte, esta es la expansión más fantasiosa que ha tenido un Assassin's desde aquellos tiempos de La tiranía del rey Washington.

Los nuevos enemigos muspelianos pueden aumentar su fuerza si acumulan poder y tienen algunas clases bastante puñeteras, como el Traedor de cenizas, que puede invocar más soldados si hay magma cerca. ¡Acabad con él primero!

También encontramos enemigos Jotun ya vistos previamente y, por supuesto, os vais a encontrar con un montón de enanos, algunos de ellos bien conocidos por el folklore nórdico.

Muchos se preguntan si, al meter tanta mitología y poderes imposibles, esto puede parecer más un God of War que un Assassin's Creed propiamente dicho. Bueno, en realidad la experiencia cambiará bastante según el nivel que tengáis al iniciar la expansión.

En principio, El Amanecer del Ragnarök está especialmente pensado para los que ya hayan superado el juego principal, para que tengan el nivel adecuado y conozcan la historia. En ese sentido, se recomienda tener un nivel de 340, al menos. Si tenéis menos o incluso si ni siquiera habéis jugado antes, podéis acceder también al DLC, con mejoras temporales.

Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarok

La cuestión es que, a estas alturas, es probable que incluso tengas un nivel superior al recomendado. Nosotros empezamos con 319 y, aún así, ha resultado bastante sencillo superar el DLC yendo "a machete", directamente peleando. Eso sí, teníamos las armas y armadura muy mejoradas.

Pero también es posible usar las habilidades de infiltración para camuflarnos entre las diferentes razas y atacarles a traición, claro. En cualquier caso, está claro que el enfoque es más épico que otra cosa, una tónica que es cada vez más creciente desde que Assassin's Creed Origins cambiara el rumbo de la serie.

Pero, a la vez, tenemos que reconocer que la historia nos ha gustado mucho, con buenos diálogos y monólogos interiores del propio Odín, que reflexiona sobre su destino de cara al Ragnarök y lo que ha causado a sus personas cercanas, como Loki o Baldr.

Visualmente, los escenarios son muy atractivos y surrealistas, con gigantescas construcciones de los enanos poblando tierras agrietadas por el magma de los muspelianos y las gigantescas raíces de Yggdrassil al fondo.

Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarok

No cabe duda de que esto hace tiempo dejó de ser una suerte de "lección de historia", pero sí os puede servir para aprender mitología, porque muchos de los elementos asociados tradicionalmente al Ragnarök están aquí, pero algo remezclados para que todo cuadre en su particular narrativa.

Nosotros hemos tardado unas 17 horas en superar la historia principal, pero nos han quedado muuuchas tareas secundarias por ver. Hoy montones y montones de secretos por descubrir en un mapa enorme. Si tenemos en cuenta que este DLC cuesta, atención, 40 euros, ¿está justificada la proporción precio-contenido? 

Desde luego, nosotros lo hemos disfrutado y hay suficientes horas de juego como para justificar el precio, si bien reconocemos que, jugablemente, esperábamos que se sacara más partido al Arrancahugr, que se nos "obligara" más a alternar sus habilidades, dentro de que tiene cierta gracia. 

Y, a la vez, el nuevo tipo de arma no cambia prácticamente nada la experiencia, si ya habéis usado otras tipo lanzas o guadañas. Si no nos dicen que tienen un nuevo sistema de combos, casi ni nos damos cuenta. Ojo, eso sí, a las nuevas Aptitudes que ocultan los mapas, que nos dan ataques de lo más espectaculares.

El amanecer del Ragnarok

Quizá eso sea lo que mejor defina este DLC: espectáculo. Terminamos nuestro análisis de Assassin's Creed Valhalla: El amanecer del Ragnarok sentenciando: Si eres de los que se decepcionaron porque los Assassin's ya no son tan "realistas" y centrados en el sigilo, esta expansión no te hará cambiar de opinión, al contrario.

Pero si la nueva vertiente de Eivor te ha hecho disfrutar hasta ahora, aquí tendrás más y mejor del lado más salvaje de los vikingos. Probablemente, os hubiera gustado como a nosotros que llegara un nuevo Assassin's Creed por completo, pero esto tampoco es el fin del mundo... O sí, según se mire.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una de las expansiones más espectaculares de la Historia de Assassin's Creed y, sin duda, la más amplia, con buenas historia que contar, aunque en el fondo no aporte tantas novedades jugables.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La historia y los personajes que se reúnen en ella. Los diálogos son muy interesantes. Los nuevos poderes son espectaculares.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

En el fondo, la dinámica de juego no cambia tanto como nos gustaría y, quizá, se abusa del componente de acción.

Versión comentada: PS5

Hobby

81

Muy bueno

Y además