Aztech: Forgotten Gods

Análisis de Aztech: Forgotten Gods, el nuevo juego de Lienzo (creadores de Mulaka) que nos invita a tumbar dioses olvidados a puñetazo limpio y con una versión futurista de la cultura maya como telón de fondo.

En 2018, el estudio mexicano Lienzo lanzaba al mercado su segundo trabajo: Mulaka, un juego de acción y aventura inspirado en los Tarahumara, una comunidad indígena del norte de México (podéis leer nuestro análisis de Mulaka, si os apetece).

Y ahora, el estudio vuelve a la carga con su nuevo juego: Aztech: Forgotten Gods, un título que bebe sin reparos de esa obra maestra llamada Shadow of the Colossus, pero en el que se puede apreciar con claridad el estilo de Lienzo y su afán por acercar a todo el mundo las costumbres y tradiciones de las culturas mexicanas a través de los videojuegos.

¿Cuál ha sido el resultado? Os lo contamos en nuestro análisis de Aztech: Forgotten Gods. El juego estará disponible para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC el 10 de marzo de 2022.

Titanes y heavy metal

Aztech: Forgotten Gods parte de una premisa de lo más interesante: ¿qué habría pasado si el imperio azteca nunca hubiera sido colonizado? La respuesta, según el juego de Lienzo, es que habría evolucionado hasta convertirse en una civilización tecnológicamente híperavanzada.

Nace así lo que sus autores han denominado como "cyber-piedra", pues el apartado artístico mezcla el característico estilo de las construcciones de piedra azteca con elementos de corte futurista, dando vida a un universo realmente único.

VIDEO

Aztech Forgotten Gods - Tráiler fecha de lanzamiento

Nosotros encarnamos a Achtli, una joven independiente y de carácter rebelde que se ve involucrada en un conflicto con unos dioses que habían sido olvidados (de ahí el título) cuando recoge un guantelete conocido como Guardaluz. Como ya habréis imaginado, nuestra misión es acabar con los dioses antiguos haciendo uso de los misteriosos poderes que encierra el artefacto.

Para lograrlo, progresamos en la historia desplazándonos con libertad por Tenochtitlan, una versión futurista de la metrópolis mesoamericana que actúa como un pequeño mundo abierto. Nuestro método de desplazamiento no es otro que Guardaluz, pues el guantelete de piedra nos permite impulsarnos a gran velocidad y en cualquier dirección.

Aztech: Forgotten Gods

Eso sí, los impulsos están limitados por una barra de energía que se va recargando cuando no la utilizamos. El desplazamiento es uno de los aspectos más logrados de Aztech: Forgotten Gods; al principio cuesta un poco hacerse a los controles, pero una vez dominados, no os cansaréis de sobrevolar la ciudad.

Al progresar en la aventura, podemos obtener y comprar nuevas habilidades, como un potente impulso cargado o la posibilidad de agarrarnos e impulsarnos usando los edificios, aumentando las opciones de desplazamiento.

Aztech: Forgotten Gods

Al explorar la ciudad, podemos toparnos con desafíos opcionales de combate y carreras, que sirven para aportar algo de variedad... Aunque eso no evita que no haya mucho que hacer fuera de la historia principal

Hablando de la historia, nos ha sorprendido la enorme cantidad de diálogos (escritos, no hay voces) que hay. Reconocemos que incluso nos ha desesperado un poco, pues la trama no brilla por ser especialmente interesante y hemos observado bastantes faltas de ortografía que nos han sacado de la experiencia.

Aztech: Forgotten Gods

Va siendo hora de hablar del combate y los enfrentamientos contra los dioses antiguos, ¿no? Antes de pasar hablar de estos últimos, vamos a dedicarle unas líneas a los enemigos pequeños, pues en ocasiones también nos enfrentamos contra criaturas de menor tamaño.

El combate contra estos "minions" es excesivamente sencillo; apenas suponen un desafío y lo único que los caracteriza es que, al atacar, podemos presionar el botón en el momento adecuado para realizar un finisher que los fulmina. Estar tan poco trabajados nos deja la sensación de que están ahí como relleno, para darnos algo que hacer entre combate contra jefe y combate contra jefe.

Aztech: Forgotten Gods

Por suerte, los combates contra los dioses antiguos están a la altura. Estas colosales criaturas cuentan con un diseño visual espectacular, y cada enfrentamiento cuenta con mecánicas únicas que debemos descubrir sobre la marcha, casi como si de un puzle se tratase, y todo mientras demostramos nuestra habilidad desplazándonos por el terreno de juego.

Para ponerles la guinda, los combates contra jefe están acompañados por melodías de estilo heavy metal, con unos riffs de guitarra muy cañeros que nos invitan a mandar a estos dioses de vuelta al olvido de un guantazo.

Aztech: Forgotten Gods

Lo que más lastra a Aztech: Forgotten Gods es el apartado gráfico, pues se queda muy lejos de lo que ofrecen juegos actuales y, en ocasiones, incluso afea el conjunto (especialmente las texturas). 

Entendemos que al ser un estudio pequeño, era complicado mantener el listón en un título que apuesta por combates contra enemigos colosales en espacios abiertos, pero quizás en ese aspecto se han pasado de ambiciosos.

Quitando eso y el resto de fallos comentados, Aztech: Forgotten Gods es un juego bastante entretenido que hará los delicias de los amantes de las batallas contra enemigos de tamaño colosal.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Se le pueden criticar muchas cosas a Aztech: Forgotten Gods, pero cualquier juego que nos permita enfrentarnos a titanes a puñetazo limpio mientras suena heavy metal se convierte automáticamente en un buen juego.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El sistema de desplazamiento. Su interesantísima propuesta. Los combates contra los dioses (y su banda sonora).
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Apartado gráfico muy pobre. Los combates contra los "minions" están poco trabajados. Poco que hacer fuera de la historia principal.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PC,

PS4,

PS5,

Xbox One,

Xbox Series X

Versión comentada: PS5

Hobby

60

Aceptable

Y además

Aztech Forgotten Gods

Aztech Forgotten Gods cartel

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento: