Análisis Command And Conquer Remastered
Análisis

Análisis de Command & Conquer Remastered, un regalo para los amantes de la estrategia en tiempo real

Por Alejandro Alcolea Huertos

Versión comentada: PC

Ha llegado el momento, ambientados con la Hell March de fondo, os traemos el análisis de Command & Conquer Remastered, una colección que nos trae el Command & Conquer del 95 y Red Alert con un imponente lavado de cara a nivel gráfico, una tonelada de extras y una total traducción al castellano.

Es complicado enfrentarse al análisis de un juego como Command and Conquer Renastered. Complicado desde el punto de vista emocional por lo que supuso el juego y por el recuerdo que guardas de él. Hace unos meses analicé WarCraft III Reforged, un juego bellísimo en lo visual, pero con una serie de carencias y promesas incumplidas que no se podían pasar por alto.

WarCraft III fue un juego muy importante para mí, pero el remaster provocó que otro que esperaba con ganas, Command & Conquer Remastered, me diera algo de "miedo". ¿Pasaría algo similar a lo ocurrido con el título de Blizzard? Si lo primero que habéis hecho ha sido bajar para ver la nota de Command & Conquer Remaster, ya intuiréis que la cosa ha salido bien, pero a lo largo de los próximos párrafos os vamos a contar por qué este caso es diferente.

Se nota que hay mimo no solo en el apartado visual, sino en todo lo demás que rodea este lanzamiento, algo patente en las imágenes que hemos ido viendo, pero también en un detallito que puede parecer nimio, utilizar los logos "viejunos" de las compañías involucradas en los lanzamientos de la época.

Ahí, en cuanto empezamos, tenemos el logo de la mítica, y enterrada, Westwood, pero también el logo retro de Electronic Arts. Eso es una flecha cargada de amor directa al corazoncito, pero a quienes hay que agradecer que esto haya sido posible es a los pequeños equipos de Petroglyph Games comandando el remaster y a Lemon Sky Studios, los encargados de subir la resolución de todo lo que vemos en pantalla a 4K.

Vamos con el análisis de Command & Conquer Remastered, y empezaremos, cómo no, con el primero.

Command & Conquer, un adelantado a su tiempo y un remaster ejemplar

Si un género dominó el PC en la década de los noventa, ese fue indiscutiblemente el de la estrategia. Bien por turnos o en tiempo real, compañías como Ensemble con Age of Empires, Blizzard con Warcraft y Westwood con Command & Conquer demostraron que el PC era una máquina fantástica para jugar y que el género de la estrategia era "exclusivo" por el juego LAN y por el ratón.

Blizzard revolucionó el mercado en 1998 con StarCraft (que recibió hace un tiempo un muy buen remaster, por cierto), pero ese juego, y los Age of Empires, probablemente no existirían sin Command & Conquer. Westwood era un estudio al que se consideraba el padre del RTS moderno gracias al trabajo con Dune II, y se consolidaron en el puesto gracias al Command & Conquer del 95.

Inspirado en la Guerra del Golfo, Westwood puso a dos facciones totalmente diferentes a pelear por el control del tiberio, un mineral de origen desconocido que no solo era tremendamente lucrativo, sino que, además, era tóxico.

La GDI (Iniciativa de Defensa Global, algo así como unos Estados Unidos que pensaban que eran los dueños y policía del mundo) y la hermandad NOD (gobernada por un fanático llamado Kane). La GDI cuenta con un marcado poder ofensivo gracias a unidades de rápida creación que, además, son de lo más potentes, como el tanque pesado que desbloqueamos muy pronto en la campaña, los aviones bombarderos, los helicópteros Orca o el Mammoth Tank (la unidad más "rota" del juego). 

NOD no anda mal en ataque, pero sí destacan por algo es por sus bases armadas hasta los dientes con cañones fijos y, sobre todo, con la torre láser que tiene un sonido espectacular, y que en este remaster retumba más aún. Cada facción, además de las unidades base, tiene una serie de ataques especiales entre los que destacan el cañón de iones de la GDI y el aterrador misil nuclear de NOD.

El equilibrio entre facciones es muy bueno, hay variedad de unidades y edificios y lo mejor es que las misiones de las campañas (tanto NOD como GDI tienen campañas separadas, una ambientada en África y la otra en Europa) son muy distintas entre sí. Como buen RTS, tenemos que montar una base para abastecernos, recolectar tiberio para generar dinero y conseguir un ejército capaz de pasar por encima del rival.

Command and Conquer Remastered Collection

Sin embargo, no todas son así. En unas montamos bases, pero en otras tenemos solo unos soldados a nuestras órdenes, otras un solo comando (una unidad especial muy potente contra edificios e infantería, pero inútil contra vehículos) y en otras no solo tenemos que acabar con todos los enemigos, sino capturar un edificio o tecnología o proteger civiles.

Que las misiones sean variadas impide que nos relajemos y aburramos, y para redondear, hay una historia que se nos cuenta tanto con vídeos FMV como con cinemáticas 3D. Estos vídeos han sido remasterizados gracias a la inteligencia artificial, que ha subido la resolución, pero el trabajo más destacable es el de Lemon Sky Studios.

Lo habéis ido viendo durante todo el análisis en las imágenes que lo acompañan, pero lo mejor para que apreciéis el cambio real del remaster es... un vídeo con una comparativa más directa:

Es una auténtica gozada disfrutar del trabajo que han hecho los estudios a la hora de llevar toda las texturas a resolución 4K y, además, a la hora de rediseñar las unidades, edificios y el propio terreno. Lemon Sky Studios se responsabilizó del remaster de StarCraft, y ahí vemos que la resolución de todo se aumentó, pero no se tocó el diseño de las unidades.

En el remaster de Command & Conquer, y de Red Alert, las unidades se han creado de cero, pero es un trabajo tan fiel al original que podemos alternar entre gráficos clásicos o remasterizados en tiempo real con la barra espaciadora.

Command and Conquer Remastered Collection

Es una carta de amor al fan que puede elegir entre los píxeles del tamaño de granos de arroz o el diseño nuevo que nos permite ver unidades no solo más detalladas, sino proporcionadas. Tenemos detalles específicos de las armas de los soldaditos, tanques que, ahora sí, parecen tanques y no formas geométricas con una línea negra que hace de cañón, distinguimos elementos del terreno (por ejemplo, las minas de mineral de Red Alert parecen una mina, con su escalera y todo. En el original... pues yo pensaba que era un agujero en el suelo sin escalera ni nada, la verdad).

Se nota que todo está hecho con cariño, y ese cariño se lleva al plano sonoro con la remasterización de los temas originales a cargo del compositor original, Frank Klepacki. Escuchar en un sistema 5.1 Hell March en Red Alert o Warface en C&C... pone la piel de gallina.

Command and Conquer Remastered Collection

El juego trae una nueva gramola que nos permite crear nuestras listas de reproducción para las misiones y, además de elegir las canciones, seleccionar si queremos pausas entre ellas y otros parámetros.

Ligeros retoques para mantener un juego con 25 años en la cresta de la ola

Es muy bonito y el tema de la nostalgia está ahí, pero... ¿este remaster tiene solo unos extras jugables y gráficos puestos al día? No. Debemos hablar de Red Alert, el multijugador y otros extras, pero antes de eso, hay que hablar de la jugabilidad.

Cuando Command & Conquer apareció en 1995, revolucionó el género gracias a un uso prodigioso del ratón, pero también a su sistema de juego. Sin embargo, con los años ese sistema quedó obsoleto, y aunque a nivel de juego de estrategia seguía siendo muy bueno, había mecánicas que lastraban la experiencia.

Command and Conquer Remastered Collection

Además de dos modos de imagen, tenemos dos modos de control. Podemos jugar con el sistema clásico (sin cola de construcción de unidades o con un control que usa, principalmente, el botón izquierdo del ratón), pero también seleccionar un sistema puesto al día con el clic derecho para mover y el izquierdo para seleccionar tropas, la posibilidad de llamar tropas del mismo tipo con doble clic en una de ellas y lo mejor de todo, colas de construcción de unidades.

Podemos crear ejércitos inmensos en poco tiempo sin necesidad de estar construyendo, por ejemplo, varios barracones y saltando entre ellos para hacer unidades. Sí, si queremos tenemos la oportunidad de jugar así, pero también de tener una experiencia más nueva, y mejor. Estos dos modos de control se pueden jugar en cualquiera de los modos de imagen para tener una experiencia casi calcada a la original... o para disfrutar de un juego de 1995 que con unos ligeros cambios se siente mucho más actual.

Me ha dado la sensación de que la inteligencia artificial, sobre todo en difícil, también ha mejorado, siendo más agresiva y respondiendo mejor a lo que planteo en tiempo real en el combate, pero también es cierto que las misiones en las que hay que salvar civiles son complicadas no por los enemigos, sino por el irremediable deseo de los civiles de pasar por el tiberio y salir ardiendo (a los novatos, el tiberio quema). La IA de mis unidades, sin embargo, no la encuentro mejor y siguen yendo a un punto del mapa por el camino más peligroso, por lo que hay que guiarlos constantemente. La interfaz de creación de unidades también ha experimentado cambios a mejor.

Se ve genial y se juega como un título actual, y otra de las mejoras es que, en los dos modos gráficos podemos acercar o alejar la vista con la rueda del ratón. No exageramos si decimos que los que jugasteis al original os pasaréis las primeras misiones acercando/alejando la cámara y cambiando entre los modos gráficos.

Command And Conquer Remastered

Algo que me gusta menos es que, al menos en la versión de Steam, cuando comenzamos la partida aparece un launcher que nos da a elegir entre C&C, Red Alert y el editor de mapas. Voy saltando de uno a otro, por lo que me habría gustado que los dos juegos fueran "el mismo", sin tener que salir del sistema para ir de Command & Conquer a Red Alert.

Red Alert pulía mecánicas y remendaba descosidos. Aunque brilla en lo visual, nos ha dado algunos problemas

Y hablando de Red Alert, es el momento de meternos con el juego que apareció en 1996 para llevar un poco más allá los sistemas de C&C. Puede parecer una expansión, pero realmente C&C Red Alert era un nuevo universo.

Jugablemente eran idénticos, pero Westwood arregló algunas cosillas que hacen que el juego fuera... mejor. Las unidades son más diferentes entre sí y están más pensadas para que las dos facciones se contrarresten de manera más efectiva si sabemos usarlas. 

En este caso teníamos a los soviéticos por un lado... y a los aliados por otro. Unos tienen perros anti infantería, los otros unos buggys muyy efectivos. Los rojos tienen submarinos letales contra unidades marinas, los azules cruceros de largo alcance capaz de reventar bases enteras. Los soviets tienen aviones, los allies defensas antiaéreas.

Disney Plus: precio, cómo registrarse y ver online

Date de alta en Disney+

Ya puedes darte de alta en Disney+ en España. Cuenta con un amplísimo catálogo de películas y series, incluidas todas las de Star Wars y el Universo cinematográfico Marvel.

Las defensas de las bases son muy potentes en ambos bandos y el diseño de unidades está muy, muy trabajado. Además, lo mejor es que algunas unidades que se comparten con el universo C&C tuvieron algún arreglillo. Por ejemplo, en C&C 95 los granaderos y los fusileros tienen prácticamente el mismo alcance, pero cuando los granaderos tiran granadas, hay un radio de efecto que puede acabar con nuestros fusileros, ya que estos tienen la costumbre de acercarse a 50 cm del enemigo para disparar.

Command and Conquer Remastered Collection

En Red Alert eso no pasa, o pasa menos. Es más complicado que en un ataque nos cepillemos a nuestras propias tropas, y se agradece, la verdad. A nivel de historia, también era más interesante, y de hecho es el que más éxito ha tenido a lo largo de los diferentes títulos de la saga.

Todo empieza cuando se nos plantea un año 1946 en el que Einstein inventa una máquina del tiempo para matar a Hitler, evitando que la Segunda Guerra Mundial tenga lugar. En su lugar, los soviéticos se hacen con media Europa y los Aliados (Estados Unidos, principalmente) contraatacan.

Las escenas de vídeo son más divertidas, hay más personajes y tiene un tono de película de serie B que, realmente, es muy carismático. Las escenas de Red Alert también han sido remasterizadas, así como los gráficos del juego.

Eso sí, en lo que a rendimiento se refiere, es extraño. Command & Conquer va perfecto a resolución 4K en un PC con i7 7700K, 32 GB DDR4 y GTX 1080. Red Alert, sin embargo, presenta tirones importantes cuando hay explosiones (y teniendo en cuenta la artillería y los barriles explosivos, es algo muy frecuente en esta entrega).

He probado bajando la resolución a 2K y 1.080p, pero esos tirones siguen presentes. No sé si es problema del juego y con un parche se arreglará, pero definitivamente es raro y es algo que me ha incomodado en algunos momentos. 

Extras, multijugador y editor, la guinda del pastel

Solo con lo que hemos detallado en este análisis de Command & Conquer Remastered, el juego ya vale la pena al ser una maravillosa puesta al día tanto gráfica como jugable gracias a unos "simples" retoques que logran revitalizar la experiencia. Sin embargo, hay mucho más.

Además de las cuatro campañas y las misiones Aftermath y Cover Operations de Red Alert y C&C, contamos con las misiones de consolas (recordemos que el juego apareció en otros sistemas, como PlayStation y N64, con un acabado tridimensional tan extraño como atractivo), así como con sus cinemáticas FMV.

Otros extras son, además de las cinemáticas, una galería de bonificación que vamos desbloqueando poco a poco y que nos permite ver cómo se hicieron las escenas de vídeo. Es divertidísimo ver cómo entre "cuatro amigos" con los recursos justos se las apañaron para dar vida a las escenas de vídeo. 

Klepacki y los Tiberian Sons (el grupo de música) han regrabado algunas pistas, ya os hemos hablado de la gramola, tenemos soporte para mods, un editor de mapas, a la actriz de EVA (Kia Huntzinger) regrabando sus frases para tener el sonido en alta definición, atajos de teclado para ser más efectivos en combate y una serie de detallitos más, como el modo observador de partidas y las repeticiones.

Command and Conquer Remastered Collection

Lo mejor es que tenemos escaramuzas en los dos juegos (el original no las tenía) y podemos jugar en línea en mapas 2v2, 4v4 y 8v8 tanto en los mapas oficiales como en algunos creados por la comunidad gracias a un sistema de emparejamiento o mediante la creación de salas. No, no nos vamos a aburrir a medio plazo.

Un ejemplo de cómo honrar el término "remaster". Welcome back, commander

Command and Conquer Remastered Collection

Llegamos al final del análisis de Command & Conquer Remastered con una idea clara. Hay dos formas de hacer un remaster: bien... y mal. Estos últimos meses hemos visto cómo se hacen remásteres de juegos de estrategia clásicos como Warcraft III, Age of Empires II, StarCraft y este Command & Conquer.

Warcraft III es un ejemplo de que por muy bonito que dejes el juego, si rompes llo demás, el remaster no es bueno. StarCraft subio la resolución y ya, pero eso nos bastó a muchos para volver a disfrutarlo. Age of Empires II incluyó todo el contenido y mejoró los gráficos de manera imponente... y esta colección de Command & Conquer hace eso, pero va un paso más allá con nuevos modos y, sobre todo, escenas que funcionan a modo de documental.

El estudio responsable está formado por miembros clave de la desaparecida Westwood, y se nota a la legua el cariño que tienen a su creación. Tiene fallos, claro, como los tirones de Red Alert, que los dos juegos estén separados y la IA se podría haber pulido un poco más, pero lo demás es tan bueno... que los puntos negativos pasan bastante desapercibidos.

Se ha remasterizado tanto lo visual como lo mecánico, añadiendo sistemas que permiten que juguemos mejor que nunca a estos clásicos y adaptando la experiencia a los tiempos que corren. Si sois un veterano jugador de RTS, vais a abrazar esta colección, pero si nunca lo habíais jugado, ahora no tenéis excusa para no hacerlo.

Y dejo para el final lo que, curiosamente, primero vemos cuando empezamos a jugar. Al iniciar C&C o Red Alert, aparece la icónica pantalla que aparecía en los originales cuando los instalábamos. Aquí no tiene sentido más allá de ser otro guiño más al usuario veterano. Es un detalle sutil que demuestra el amor y la atención al detalle de Petroglyph.

Valoración

Estos últimos años, EA ha hecho cosas muy bien -Jedi Fallen Order o Titanfall 2-, pero otras muy mal. Command & Conquer Remastered está en la lista de lo que han hecho bien, muy bien. Es un remaster gráfico y mecánico excelente que, además, cuenta con una tonelada de contenido adicional, modos nuevos y mejoras por doquier.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Audiovisualmente es una joya. Se ha retocado el sistema de juego, añadido modos, misiones y extras a modo de documental.

Lo peor

Tirones en Red Alert. Tener que salir de un juego para entrar a otro o ir al editor. La IA en algunos momentos puede desesperar.

Y además