Dandara
Análisis

Análisis de Dandara para Switch, PS4, Xbox One, PC y móviles

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Con nuestro análisis de Dandara para Switch, PS4, Xbox One, PC y móviles nos sumergimos en este atípico metroidvania, de origen brasileño, desarrollado por cuatro personas con el motor gráfico Unity 5. ¿Listo para una propuesta diferente?

Dandara es uno de los primeros proyectos de embergadura de The Long Hat House, un pequeño estudio de desarrollo brasileño compuesto por cuatro personas, que se han sacado de la manga un artesanal metroidvania para PS4, Xbox One, Switch, PC smartphones con guiños al folclore brasilero.

El punto de partida de Dandara es muy sencillo: de forma un tanto onírica y poética nos cuenta que dos reinos, que cooperaban y convivían en paz, acaban separándose y sometiendo uno al otro con su ejército. Pero la esperanza renace con las formas de Dandara, una mujer que tendrá que desarrollar sus poderes para enfrentarse al ejército y revertir la situación.

Un metroidvania con ideas propias

Así, Dandara adopta las formas de un metroidvania clásico, una aventura 2D en la que vamos consiguiendo nuevos poderes y, gracias a ellos, podemos acceder a nuevas zonas de un mapeado que podemos recorrer con libertad.

Su principal novedad es que, a diferencia de otros conocidos metroidvania, como cualquier entrega 2D de Metroid o Castlevania, aquí no controlamos directamente al personaje. Y es que su manejo es una de las primeras cosas que diferencia, y hace único, como vamos a comprobar en nuestro análisis de Dandara.

Dandara_analisis_1

En lugar de andar por su mapeado y mover directamente al personaje con la cruceta o stick, lo que hacemos es "teletransportarnos" entre las zonas en las que hay sal, una sustancia blanca presente en suelos, paredes y techos. Así, con el stick izquierdo, apuntamos al lugar al que queremos ir (aparece una especie de flecha que indica donde podemos caer), y si hay sal, basta con pulsar A para saltar a esa zona.

Este atípico control tiene una razón de ser: Dandara también sale en dispositivos móviles, y podemos jugar la aventura de principio a fin con controles táctiles, algo que también es posible en la versión de Switch, si jugamos en modo portátil.

Dandara_analisis_7

De este modo, si trazamos líneas en la parte derecha de la pantalla, haremos que Dandara se teletransporte (salvando las diferencias, es un sistema que nos recordado a juegos de VR, como Doom VFR), mientras que si lo hacemos en la izquierda, apuntamos y disparamos, que es la otra acción básica que puede realizar la protagonista.

Además, desplazarnos por las zonas con sal suele llevar de la mano giros del escenario y zooms según propicie la ocasión, acciones que en ocasiones nos desorientan a la hora de saber en que zona del mapa estamos (podemos consultarlo pulsando el botón -), pero que ayudan a que el juego resulte más espectacular y dinámico que otros exponentes del subgénero.  

Dandara_analisis_6

Un desarrollo... ¿familiar?

Con estas dos acciones básicas, desplazarnos y disparar, vamos explorando distintos tipos de entornos urbanos, un bosque, una fortaleza militar... zonas en las que esperan todo tipo de peligros, desde soldados "de a pie" a esferas que escupen pompas venenosas, lásers, pinchos, androides, tanques... y cualquier tipo de ingenio y criatura que puedas imaginar.

Por suerte, a medida que derrotamos enemigos y abrimos cofres, Dandara va creciendo como heroina. Aprendemos a lanzar proyectiles especiales que están limitados por un indicador de energía especial (indicador que podemos mejorar y ampliar), obtenemos un escudo, acarreamos viales que nos permiten recuperar vitalidad... 

Dandara_analisis_2

Y no sólo eso: con la esencia que dejan los enemigos abatidos, podemos comprar mejoras en los campamentos (unos puntos estratégicos donde recuperamos toda nuestra vida, energía y suministros). Estas mejoras se dividen en cuatro campos, como ampliar las barras de vida y energía de Dandara o ampliar la recuperación que nos proporciona cada recipiente de vitalidad que consumimos.

En este esquema general también entran en juego, como no, los jefes finales. No son muy abundantes, pero todos ellos resultan bastante espectaculares y añaden un plus de variedad a la aventura.

Dandara_analisis_5

Pero, pese a lo original de algunas de sus ideas, y de su fabulosa y colorida presentación (el pixel art del juego es sobresaliente, con efectos y animaciones muy trabajados), Dandara tiene algunos problemas que le impiden brillar al nivel que debería.

Sin la variedad de los "grandes"

El primero y más evidente es que muchos de los "power ups" que vamos consiguiendo, y que amplían las habilidades de Dandara, son bastante pasivos y, en cierto sentido, bastante parecidos entre sí, limitándose la mayoría de ellos a permitirnos interactuar con distintos tipos de plataforma que nos bloquean el camino.

Dandara_analisis_8

El primero de estos power ups que conseguimos nos permite interactuar con unos altares, desde los que podemos saltar más lejos para alcanzar zonas más alejadas. El segundo, una especie de calavera, mueve automáticamente algunas plataformas cuando estamos cerca. ¿El tercero? Nos permite dar la vuelta a unas determinadas plataformas.

Se echa en falta que haya poderes más variados, como sucede con la serie Metroid, algo que enriquece realmente la jugabilidad, que en Dandara suele permanecer siempre bastante plana, con las mismas mecánicas jugables desde el principio hasta el final, aunque vaya introduciendo algunas variantes a nuestras acciones, como empujar algunas plataformas con la inercia de nuestros disparos.

Dandara_analisis_3

El otro gran problema del juego es su curva de dificultad. Empieza siendo bastante asequible, pero cuando entramos en el último tercio del juego, la dificultad se dispara de sobremanera, arrojando cada vez más enemigos simultáneamente en pantalla, y de dificultad mayor. Esto no sería un gran problema de no ser porque cada vez que nos matan, regresamos al último campamento visitado... y no es que sean excesivamente abundantes.

El Dark Souls de los metroidvanias

Así, cada vez que nos matan no sólo hay que volver a repetir el último trozo que hayamos recorrido, sino que la cosa se complica un poco más al introducir un leve componente Dark Souls: en la pantalla que morimos se queda una especie de "fantasma", con toda la esencia (o experiencia) que hayamos acumulado hasta el momento, que, recordamos, es la moneda con la que compramos las mejoras.

Dandara_analisis_4

Si morimos por el camino, mientras intentamos alcanzar este "fantasma", adivinad: perdemos la experiencia. Un detalle que también incide en que el avance del juego resulte algo tedioso en el tramo final de la aventura (aunque si salimos del juego y volvemos a cargar la partida, apareceremos en la última sala, con la vida y energía que teníamos al llegar a ella).

Son decisiones atrevidas, interesantes y que dan un pequeño giro a la fórmula de este subgénero... pero no es menos cierto que son aspectos que a los jugadores menos pacientes pueden echar un tanto para atrás. Completar la aventura, según lo "paquete" que seas, puede dejar unas 8-10 horas de juego, o incluso un poco más.

Dandara_analisis_9

Por último, Dandara llega a las principales tiendas digitales con un parche del "día uno", con el que a última hora, mientras escribíamos este análisis, se han modificado algunos aspectos como la banda sonora (que ha incorporado algunos nuevos temas), y se han mejorado algunos aspectos, como la vibración HD, las animaciones de la protagonista (que a nosotros nos han gustado tal cual estaban) o se han equilibrado el poder/consumo de algunos ataques y habilidades, como el escudo.

Por todo esto, Dandara es una propuesta interesante, que intenta darle la vuelta a un género con algunas ideas originales, un control apto para todo tipo de usuarios y ciertas decisiones arriesgadas. No lo hace todo bien, pero es una aventura que si la dejas reposar, y la juegas con calma, tiene muchas papeletas para conquistarte a poco que te guste el subgénero metroidvania.

Valoración

Dandara es una propuesta interesante, que aborda los metroidvania desde una perspectiva original, si bien es cierto que algunas decisiones (armas y power ups poco variados o aumento de la dificultad en el tramo final) lastran el resultado final. Aún, así, si te va el género, tiene muchas papeletas para gustarte.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

Es un metroidvania, pero con ideas originales en su planteamiento. Estéticamente tiene detalles molones. Poder jugar con el control táctil.

Lo peor

La dificultad se dispara en el tramo final. No todos los "power ups" son brillantes, ni dan variedad a la acción. La jugabilidad es un poco plana.