Devil May Cry 5 análisis
Análisis

Análisis de Devil May Cry 5 para PS4, Xbox One y PC

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: PS4

Análisis de Devil May Cry 5 para PS4, Xbox One y PC. Tras más de diez años, la icónica saga de Capcom regresa a la línea temporal que la vio nacer, trayendo de vuelta a viejos conocidos como Dante y Nero, nuevas caras como el enigmático V, y una jugabilidad con sabor a declaración de intenciones. El verdadero rey de la acción ha vuelto, baby.

Siempre que hablamos de Devil May Cry, nos gusta recuperar una anécdota bastante curiosa: cuando se presentó el primero (PS2, 2001), Hideki Kamiya no tuvo reparo en demostrar en vivo y en directo uno de los movimientos clave de Dante: High Time, un golpe que manda al rival por los aires y lo deja a merced de Ebony & Ivory. Cuando se presentó Devil May Cry 2 y le pidieron a su director original que hiciera lo propio, se negó.

Los mejores televisores 4K para disfrutar al máximo de tu PS4 Pro y Xbox One X

Seguro que habéis oído hablar de Hideaki Itsuno, el director de Devil May Cry 5 y responsable también de DMC3, DMC4 y el fantástico Dragon's Dogma. Junto al inseparable Matt Walker (productor en Capcom), Itsuno presentó el juego durante el E3 2018 al grito de "DMC IS BACK!". Se ha mostrado sorprendentemente atento y cercano con los aficionados en cada evento al que ha asistido (en la sesión de preview de hace un mes, se paseó observando con atención las pantallas de todos los presentes). Y puede que no haya replicado en vivo las nuevas habilidades de Nero (al menos, no que nosotros sepamos), pero le hemos visto bailar al ritmo de la fantástica, fantástica Devil Trigger.

Su involucración está fuera de toda duda, quizás en un intento por remendar lo sucedido con Devil May Cry 4: una obra inacabada y con bastantes defectos... pero que jugablemente era como un sueño. Es curioso, porque la trayectoria de la saga Devil May Cry ha sido todo un ejemplo de irregularidad: un juego bueno (DMC1), un juego malo (DMC2), un juego bueno (DMC3), un juego malo (DMC4)... Y luego estuvo DmC, pero vamos a dejar el reboot de Ninja Theory (y si es bueno o malo) fuera de la ecuación.

Análisis en vídeo de Devil May Cry 5

Siguiendo esa lógica, y teniendo en cuenta que Itsuno ha demostrado estar a la altura del mismísimo Kamiya, toca que Devil May Cry 5 sea bueno. La frase "¡DMC ha vuelto!" es más importante de lo que parece, porque no estamos hablando simplemente de una nueva entrega: DMC5 también supone el regreso de la franquicia a manos de un desarrollo japonés, y el siguiente capítulo de la historia de los hijos de Sparda después de más de 10 años. Así que... ¿Ha vuelto realmente Devil May Cry? ¿Se ha levantado del suelo con una espada atravesándole el pecho para demostrar quién es el auténtico rey? Joder que si lo ha hecho. Análisis de Devil May Cry 5 para PS4, Xbox One y PC.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Stylish!

Si hay algo que caracteriza a la acción de los Devil May Cry, es que pulsando botones a lo loco no se llega a ninguna parte. Esto no ha cambiado en Devil May Cry 5; debemos ser conscientes en todo momento de la dirección hacia la que mira el personaje, estamos obligados a valorar si merece la pena usar la fijación de objetivo (lo que se traduce en un movimiento de desplazamiento más lento) o atacar sin control, hay que conocer las combinaciones exactas para realizar determinados ataques, como si de un juego de lucha se tratase... Demonios, si incluso la simple acción de esquivar requiere pulsar tres botones al mismo tiempo. Esto que muchos (los fans de Bayonetta, principalmente) considerarán un atraso, es en realidad la mayor virtud de la saga... Y de Devil May Cry 5

Se trata de un título que se disfruta más cuanto mejor se juega. La posibilidad de usar el modo asistido está ahí, desde luego, pero no hay nada como encadenar ataques diferentes y ver cómo el medidor de estilo crece y la intensidad de la música va en aumento. Y en ese sentido, se han hecho varios ajustes: conseguir la calificación S (Savage!) en combate es ahora más fácil que nunca, lo que sin duda ayudará a que los jugadores menos hábiles se motiven. Lo que es complicado conseguir y mantener es SSS (Smokin' Sexy Style!!), así que los veteranos también quedarán satisfechos. Esto no funciona tan bien de cara a los resultados globales de las misiones, donde la calificación máxima sigue siendo sólo S. Debido a los cambios resulta extremadamente fácil obtenerla, y en muchas ocasiones pensaréis que habéis jugado fatal... Y aún así la enorme S dorada os recibirá al final de la misión. Los requisitos deberían ser más estrictos, o como en el caso de Bayonetta, incluir varios niveles dentro del mayor rango. Resulta incomprensible que no lo hayan hecho cuando ya existe la calificación SSS dentro del combate. Otro cambio que se agrade bastante es la desaparición del tiempo en la valoración final: en Devil May Cry 5, podemos explorar en busca de gemas doradas, fragmentos de gema azul y morados, y misiones secretas sin ser sancionados por ello.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Seguramente uno de los aspectos que más preocupan es la inclusión de micropagos en Devil May Cry 5. Podéis dormir tranquilos: su relevancia es nula. Son más generosos que nunca con las gemas rojas, y tras la primera misión ya es posible comprar más de una decena de habilidades. Y lo mismo se puede decir sobre las gemas doradas (las continuaciones): se pueden encontrar escondidas en los escenarios, pero también las obtenemos al iniciar sesión o cuando otro jugador valora nuestra actuación positivamente. Para que os hagáis una idea, tras terminar Devil May Cry 5 por primera vez nuestro contador de gemas doradas rozaba la veintena. También es cierto que en el nivel de dificultad cazademonios (normal), Devil May Cry 5 es bastante más fácil que anteriores entregas, pero sigue habiendo otras cuatro dificultades por encima (Hijo de Sparda, Dante Debe Morir, Cielo o Infierno y Doble Infierno) para quien busque verdaderos retos. Y hay que tener en cuenta que en la versión europea de DMC3 (la original, no la Special Edition) el modo normal se correspondía con el difícil, de ahí que lo recordemos como un juego brutalmente complicado.

Sin embargo, lo que verdaderamente importa en Devil May Cry 5 es el gameplay, un gameplay que en esta ocasión se divide en tres personajes completamente distintos: Nero, V y Dante. El primero comparte la gran mayoría de movimientos con su aparición de DMC4, destacando la posibilidad de potenciar ataques mediante el motor de la espada Red Queen y los disparos lentos pero potentes de la pistola Blue Rose. También se han hecho algunos ajustes y se han incluido varios movimientos nuevos (como una suerte de Stinger desde el aire) para hacerlo aún más completo. Pero la auténtica novedad de Nero, como ya sabréis, son los Devil Breakers: los brazos mecánicos que dan acceso a distintas habilidades.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Son una magnífica adición que aporta gran variedad a la fórmula: cada Devil Breaker tiene dos o más efectos diferentes, desde nuevos ataques hasta lo que viene a ser un botón de esquiva dedicado. No es posible alternar ente ellos, sino que debemos esperar a que se rompan (al usar su función más poderosa o ser golpeados mientras los utilizamos) para pasar al siguiente en la lista, una lista que personalizamos antes de iniciar la misión.

Se añade así un pequeño factor estratégico, y los brazos pasan rápidamente a convertirse en una parte crucial del combate con Nero. Tanto, que logran que sintamos que nuestros movimientos están limitados cuando los perdemos todos. Además, no poder alternar entre los Devil Breaker es una forma fantástica de obligar al jugador a adaptarse y cambiar su estilo de juego. Con todo esto y alguna cosilla más, el Nero de Devil May Cry 5 se convierte en un personaje completísimo y una auténtica gozada de controlar... No en vano es el protagonista de la aventura.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Siguiéndole de cerca tenemos a V, el nuevo personaje y el más original del grupo, que a causa de su debilidad física ataca utilizando tres demonios diferentes de una forma más o menos indirecta: Shadow para ataques cuerpo a cuerpo, Griffon para ataques a distancia y Nightmare como una suerte de Devil Trigger. Sobre el papel esto puede sonar raro, incluso poco divertido por lo diferente que resulta respecto a la acción directa a la que estamos acostumbrados en Devil May Cry, pero no veáis lo bien que funciona. Sigue siendo posible encadenar combos como con cualquier otro personaje, y los movimientos de ejecución que realiza V para poner fin a la vida de sus enemigos son deliciosamente crueles y viscerales. La única pega es que al comparar a este misterioso personaje con el resto, no llega al mismo nivel de profundidad...

Sobre todo si lo comparamos con Dante. Antes hemos dicho que Nero es el protagonista de Devil May Cry 5; no es cierto. Cada vez que Dante aparece, las luces se apagan y los focos le apuntan sólo a él. Sigue siendo la estrella de la película, y el hecho de que su primera misión se haga esperar sirve para potenciar aún más las sensaciones al controlarlo. Si hay algo en lo que coinciden todos los que han jugado a Devil May Cry 4, es que Dante era inabarcable... Y los muy locos se han atrevido a ir aún más lejos en Devil May Cry 5.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Sus habilidades de espada, pistola y escopeta habituales están aquí, así como los cuatro estilos de combate entre los que podemos alternar en cualquier momento (incluso en mitad de un combo). Sólo con esto ya tenemos a un personaje muy complejo y variado, pero ahora hay muchísimo más. No queremos estropearos la sorpresa, pero para que os hagáis una idea, cada "demonarma" tiene sus entresijos... Lo que significa que presentan nuevas formas de jugar, y todas divertidísimas. Pero ninguna se puede comparar con la moto. Pensábamos que era imposible superar a Nevan, la guitarra eléctrica de DMC3, pero Cavaliere acaba de hacer un adelantamiento por la derecha histórico: estamos ante una de las armas de videojuego más demenciales, absurdamente espectaculares y divertidas de controlar que nos hemos echado a la cara. 

Simple y llanamente: el Dante de Devil May Cry 5 es el personaje más versátil y profundo que hemos visto en un videojuego de acción. Puede que incluso en un videojuego, a secas. La cantidad de opciones a nuestra disposición es descomunal, tanto que puede llegar a marear, y el nivel de espectáculo que alcanzan algunos de sus nuevos movimientos os hará gritar palabrotas de la emoción la primera vez que los veáis. Y la segunda. Y la tercera. No queremos pensar en la cantidad de horas que requerirá dominarlo (si es que eso está al alcance de los mortales) y estamos deseando ver de qué son capaces los jugadores profesionales

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Sin olvidamos de los jefes finales, la guinda de las misiones. En general hay buen nivel, aunque en un par de ocasiones, en lugar de jefes únicos, nos topamos con enemigos "estándar" como desafío final. Para compensar, también hay cuatro jefazos que están muy por encima del resto, logrando alcanzar esa clase de momentos en los que cuesta creer que lo que estamos viendo lo estemos haciendo nosotros, sin QTEs o escenas de vídeo. Hay que destacar la cámara en algunos de esos combates, que se coloca en posiciones muy cinematográficas que acentúan aún más la acción.

Sólo le podemos reprochar un aspecto a la jugabilidad de Devil May Cry 5: la cámara. Es la entrega que más nos invita a manejarla (recordemos que el primero tenía cámaras fijas, y la cosa fue evolucionando poco a poco) y por lo general no da malos resultados, pero cuanto menor es el tamaño de la arena, más probabilidades hay de que se coloque en ángulos incómodos o que, directamente, impiden la visión. Esto también afecta a la fijación de objetivos, que en algunas ocasiones puede dejarnos completamente vendidos y apuntar a un enemigo que se encuentra en la otra punta. Y por algún motivo, los movimientos horizontales de cámara responden de una forma irregular, acompañando las inclinaciones de joystick hacia arriba/abajo con giros a izquierda o derecha. Resulta extraño porque parece tratarse de una decisión intencionada.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Sin embargo, es un mal menor. Hay que tener en cuenta que sólo con un personaje como Dante, Devil May Cry 5 ya sería un juego sobresaliente y completísimo. Pero en su lugar tenemos tres, todos diferentes, profundos y divertidos de controlar. Así que, en lo que se refiere a la parte jugable, Devil May Cry 5 es sin muchos problemas el mejor hack'n slash jamás realizado. ¿Lo hemos dicho? Lo hemos dicho: el mejor. Es como tocar el cielo.

Smockin' Sick Style!!!

Si nos fijamos en las misiones, también nos encontramos algunos cambios. Por lo general, son más lineales y apenas hay puzles (los que hay ni siquiera se pueden considerar como tal), así que olvidaos de tener que andar saliendo y entrando de habitaciones o consultando el mapa (¿alguien lo consultaba?). Pero no os asustéis: sigue habiendo zonas secretas, en el caso de V hay alguna bifurcación (descubrirlas requiere fuerza bruta) y cerca del final del juego encontramos varios niveles con un desarrollo mucho más abierto y complejo.

Siendo honestos, los puzles no eran el punto fuerte de los Devil May Cry, así que este nuevo enfoque, más directo y centrado en la acción, le sienta bastante bien. Y el hecho de que no se penalice por tiempo al final de la misión también logra que tengamos más ganas de explorar los escenarios.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Sucede algo curioso con las misiones: aunque el hecho de tener a tres personajes diferentes puede indicar lo contrario, sólo hay dos en las que elegimos a quién controlamos. Sin embargo, hay misiones que tienen lugar al mismo tiempo (cronológicamente hablando), pero cada personaje sigue una ruta distinta. Y ahí es donde entra el denominado sistema cameo, que unas veces es indirecto (vemos al otro jugador en la lejanía) y otras directo (luchamos de forma cooperativa). Esto, que empieza siendo una idea bastante interesante, fracasa por su mala ejecución: cuando es indirecto, la gran mayoría de veces no llegamos a ver al otro jugador, así que valorar su actuación al final carece de sentido. Y las veces que es directo se pueden contar con los dedos... de una mano. Bien implementada, es una opción que puede dar mucho juego... ¿Estarán preparando algo de cara a la llegada del Palacio Sangriento?

Siguiendo con la duración, Devil May Cry 5 no tiene una historia especialmente larga: en algo más de diez horas podéis llegar al final. No es algo malo, pues es la clase de juego donde la primera vuelta es prácticamente un calentamiento: al finalizarlo, se habrán desbloqueado nuevas opciones de combate que añaden más capas de profundidad jugable (sí, MÁS), invitándonos a saltar directamente al nuevo nivel de dificultad que también se habrá desbloqueado.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Sobre la historia de Devil May Cry 5, podemos decir que está bastante bien. No llega al nivel de la de DMC3, que sigue siendo la mejor (era complicado superar la emoción de los enfrentamientos contra Vergil), pero tiene bastantes situaciones de infarto y no defrauda a la hora de darnos los momentos que tantos años llevábamos esperando. Quizás el mayor problema lo encontramos en el tramo final, donde hay alguna decisión un tanto cuestionable (pero hasta cierto punto comprensible) que impide que el juego termine por todo lo alto. Y estamos hablando de Devil May Cry: si hay un juego que tiene que cerrar de forma explosiva, es este.

Sin embargo, también nos topamos con que el tratamiento de los personajes femeninos deja bastante que desear. Nico es genial, tiene muchísimo carácter y esperamos que repita en un futuro, pero lo que han hecho con Lady y Trish es vergonzoso, más teniendo en cuenta lo hábiles que ambas han demostrado ser en el pasado (y en varias ocasiones, además). Se merecían mucho más y esperamos que las rediman de alguna forma. Aun así, hay que alabar que la historia logre mantener el interés en todo momento, más si tenemos en cuenta los graves problemas de ritmo que presentaba DMC4. Para lograrlo, las misiones tienen una estructura que recuerda a un capítulo de TV, de forma que muchas veces la escena final nos deja con la miel en los labios (giros de guión incluidos), siendo difícil resistirse a pasar inmediatamente a la siguiente. 

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Smokin' Sexy Style!!

Seguro que recordáis las escenas de acción exageradísima que se han convertido en seña de identidad de la saga Devil May Cry... Y en DMC5 tampoco decepcionan. La secuencia de créditos inicial a cámara lenta es tan, tan buena, que querréis volver a verla una y otra vez. Un pistoletazo de salida en toda regla. Y qué decir de las escenas en las que Dante pone a prueba un arma tras obtenerla: son tan divertidas y gamberras como las recordábamos... e incluso más. El momento sombrero va a ser fuente inagotable de bromas hasta la llegada del próximo Devil May Cry, como poco.

Se debe destacar también el respeto hacia la saga y sus aficionados que se respira en todo momento. Devil May Cry 5 está plagado de homenajes, empezando por los demonios de V, que hacen referencia a algunos de los mayores enemigos de Dante en la primera entrega. De hecho, en el apartado enemigos es donde más conocidos encontramos, recuperando a muchas de las criaturas contra las que hemos luchado a lo largo de la franquicia, con algún reencuentro sorpresa que os sacará una buena carcajada. Pero también sorprende la cantidad de referencias a material "oscuro", como el anime o incluso las novelas. No se han querido dejar nada.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Si incluso se pueden ver algunos de los elementos de Devil May Cry 4 que fueron descartados por falta de tiempo. Pero quizás lo más sorprendente es que tampoco se han olvidado de DmC: el ADN de Ninja Theory sale a la luz en los golpes finales a cámara lenta que ponen fin a los enfrentamientos, o en el aspecto que adopta V al activar su Devil Trigger. Y no es lo único, también hay varias situaciones clave reminiscentes del reboot, pero ejecutadas con la firmeza y la maestría que sólo tienen los japoneses.

Se podría decir que Devil May Cry 5 es una celebración de todo lo que ha hecho grande a Devil May Cry, un paquete donde se reúnen todas las virtudes de una de las mejores sagas de acción de la industria, perfeccionadas al máximo.

Sobre el apartado gráfico de DMC5, poco podemos decir que no salte a la vista. Es uno de los juegos que mejor lucen en movimiento de la actual generación: texturas, iluminación, efectos de partículas, explosiones, ataques a la velocidad del rayo... Cualquier cosa que imaginéis es posible, y por supuesto a 60fps. Incluso hay destrucción de elementos del escenario y objetos que responden de forma realista al paso de nuestro personaje gracias a un elaborado motor de física.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Son las animaciones de Devil May Cry 5, sin embargo, las que directamente juegan en otra liga: ahora mismo, pocos títulos nos vienen a la cabeza que se puedan comparar en ese aspecto, destacando su calidad y cantidad, tanto en escenas de vídeo (el realismo del pelo y las animaciones faciales asusta) como al jugar. Dicho esto, los modelos in-game presentan un nivel de detalle algo inferior respecto a los de las escenas, pero su calidad sigue siendo elevadísima. Habíamos comprobado hace tan sólo unos meses lo lejos que podía llegar el RE Engine con Resident Evil 2 Remake, pero nos atreveríamos a decir que Devil May Cry 5 luce incluso mejor.

Se ha hecho un gran trabajo trasladando los diseños de las anteriores entregas al realismo de este motor, respetando el apartado artístico original (Devil May Cry no sería lo mismo sin su toque a lo "adolescente en fase oscura") y estamos ante algunas de nuestras versiones favoritas de los personajes. Dante y Nero nunca habían lucido mejor. El diseño de los enemigos no se queda atrás, y además de los viejos conocidos, también hay nuevas criaturas con aspectos sorprendentes y originales. Así que se agradece, y mucho, que haya vuelto por la puerta grande un apartado donde podemos examinar con detenimiento los modelos 3D de personajes, enemigos o incluso armas, así como consultar información.

Devil May Cry 5 PS4 Xbox One PC

Sólo nos queda hablar de la banda sonora de Devil May Cry 5, que como ya estaréis imaginando también vuela muy alto. Como era de esperar, Devil Trigger es el mejor tema, y probablemente se convierta en uno de los más recordados de toda la franquicia (si es que no lo es ya). Pero hay que reconocer que Subhuman y Crimson Cloud, las canciones de combate de Dante y V respectivamente, funcionan dentro del juego mucho mejor que fuera. Se puede escuchar también algún tema fantástico en combates contra jefe (si nos dicen que Cavaliere Angelo ha salido de un juego de PlatinumGames, nos lo creemos) y This is Your Legacy, el tema principal de Devil May Cry 5 cantado también por Ali Edwards, es sorprendentemente delicado.

Sinceramente, es una pena que en Hobby Consolas estemos obligados a valorar los juegos con una nota numérica, porque Devil May Cry 5 se merece todas las 'S' que se le puedan dar. Al menos lo hemos intentado.

Valoración

No contento con ser uno de los juegos de acción que mejor lucen, Devil May Cry 5 presenta la jugabilidad más profunda y variada que se ha visto en un hack'n slash hasta la fecha, sin sacrificar por el camino ni un ápice de diversión. Puede que trate sobre el infierno, pero este juego es lo más parecido a alcanzar el cielo.

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

Jugablemente es la cumbre del hack'n slash; no existe nada mejor. Gráficamente nunca deja de sorprender. Dante. Nero. Pero sobre todo Dante. La moto.

Lo peor

La cámara puede dar problemas. El sistema cameo, pese a ser una buena idea, no está bien ejecutado.