Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
Análisis

Análisis de Fe para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: PS4

Análisis de Fe, el nuevo juego de EA Originals para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. Acompañamos a Fe, una pequeña criatura que se convierte en salvador improvisado del bosque, gracias a su habilidad única para conectar con la naturaleza: el canto.

Fe es el segundo juego de EA Originals, una gran iniciativa de Electronic Arts que busca financiar proyectos únicos, desarrollados por pequeños estudios, y acercarlos al gran público. El primer título en formar parte de este programa fue Unravel, el plataformas hilado por CoolWood Interactive, y a finales de marzo se les unirá A Way Out, la fuga cooperativa con Josef "fuck the oscars" Fares a la cabeza.

Análisis de Unravel para PS4, Xbox One y PC

¿Pero qué es Fe? A grandes rasgos, se podría resumir en "un juego de plataformas en mundo abierto con un estilo visual único, que por ambientación y desarrollo recuerda al magnífico Ori and the Blind Forest". Pero sería injusto limitarse a describir la obra de Zoink (estudio que también está trabajando actualmente en el prometedor Flipping Death, para Nintendo Switch) de esa forma, porque tiene mucho, mucho más que ofrecer. Y eso es lo que os vamos a contar en nuestro análisis de Fe para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC.

La llamada de la naturaleza

Lo primero que salta a la vista al ponernos a los mandos de Fe, la pequeña criatura que protagoniza y da nombre a esta aventura, es su estilo visual. Huyendo de todo tipo de realismo, el juego pone ante nosotros un bosque de organismos construidos con el número justo de polígonos, lo que le confiere un toque minimalista. Algo bastante similar a lo que hacía Journey. Pero su principal baza, y lo que lo hace que Fe sea tan llamativo, es el magnífico uso del color. 

Los escenarios suelen estar compuesto por dos colores: negro y distintas variantes de un color vivo (verdes, azules, morados...). Fe juega ingeniosamente con ellos, mezclándolos pero nunca abusando, y utilizándolos para representar los distintos biomas que componen el bosque o incluso estados de ánimo. Por ejemplo, los tonos rojizos significan que hay una amenaza cercana. Y a esto hay que sumar el efecto bloom que se prodiga constantemente en pantalla, lo que confiere a Fe un aspecto que sólo se puede describir como onírico.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC

El bosque está habitado por todo tipo de criaturas, y si bien no se trata de animales reales, la gran mayoría están inspirados por ellos. Así que es habitual cruzarnos con organismos que se asemejan a ciervos, aves de distintos tipos, serpientes, lobos... Además, dentro de cada especie los hay de distinto tamaño e incluso género. Al no ser fieles a la realidad, sus diseños poseen elementos fantásticos que les dan muchísima personalidad; algunos son sencillamente geniales, y nos han recordado a algunas de las criaturas que se pueden ver en las películas de Studio Ghibli. Por supuesto, todos tienen su propio e identificable código de color.

Decir que Fe es precioso sería quedarse bastante cortos. Es de esos juegos que merece ser disfrutado sólo por las imágenes que pone ante nosotros. En la parcela sonora tampoco se queda atrás, con melodías melancólicas en las que cobran especial protagonismo acordes de violín y ocasionales teclas de piano. El tema principal es particularmente hermoso.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
Algunas estampas son para enmarcarlas.

Y con todo el conjunto audiovisual en sintonía, Fe consigue dar vida a un mundo que apetece explorar, un bosque en el que querréis perderos antes de dirigiros al siguiente objetivo de la historia. Con su puesta en escena, el juego de Zoink consigue capturar la sensación esa sensación de misterio que sólo se encuentra en el silencio de la naturaleza. Hay momentos que, sin grandes alardes, resultan maravillosamente majestuosos. 

Pero no todo es paz y armonía en el bosque de Fe. Unos extraños seres de aspecto mecánico, conocidos como Silentes, han comenzado a atacar a los animales del bosque. Nuestro protagonista no puede atacar (al menos, no directamente), pero eso no significa que esté indefenso. Fe posee un poder capaz de conectar con todas las criaturas del bosque: la voz.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
En la mayoría de ocasiones, cuando nos enfrentemos a un Silente, lo mejor es escondernos entre los matorrales y pasar desapercibidos.

Operación Triunfo

"Canta dulcemente con los animales". Sorprende que entre los consejos que se muestran en la pantalla de carga, un juego nos proponga olvidarnos de cualquier objetivo mecánico para, simplemente, disfrutar. Algo que resume a la perfección lo que es Fe

Al empezar la aventura, esta pequeña criatura que recuerda ligeramente a un zorro, sólo puede saltar y cantar. El canto es su habilidad principal, y le permite comunicarse con el resto de habitantes del bosque y crear una conexión. Ahora bien, cada especie habla un idioma que primero tenemos que aprender para conseguir comunicarnos (hay un total de seis), y al cantar es necesario ajustar el tono para lograr crear una conexión entre Fe y el animal con el que conversamos.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
Se respira un aire solemne, casi deífico, alrededor de los animales que nos enseñan un nuevo idioma.

Para hacerlo se utiliza el gatillo derecho, que reacciona en función de la presión (un toque hace que Fe murmure, mientras que presionado "a fondo" logramos un aullido). Aquí nos encontramos con un pequeño problema, y es que al jugar con uno de los primeros modelos de DualShock 4, el botón R2 presenta un defecto de fábrica que que nos registra las pulsaciones a fondo. Por suerte, los chicos de Zoink han pensado en todo y Fe cuenta con un modo de control alternativo: manteniendo pulsado el botón R2, Fe empieza a cantar, y con el joystick derecho ajustamos el tono.

Al aprender un idioma, podemos comunicarnos con los animales de mayor tamaño de una especie, lo que nos da acceso a sus "servicios". Los búhos, por ejemplo, nos permiten subir a su espalda para llegar a localizaciones que serían inaccesibles de otra forma. Pero los distintos idiomas también sirven para "activar" determinados elementos del escenario que presentan nuevas oportunidades jugables, como flores que propulsan a Fe por los aires o cuyo fruto sirve para "deshacer" la sustancia que dejan atrás los silentes, y que a menudo bloquea nuestro camino.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
No podemos controlar a los búhos al viajar sobre ellos... Pero podemos disfrutar de las vistas.

Sin embargo, que no conozcamos el idioma no significa que no podamos interactuar con estos elementos. Por ejemplo, las flores propulsoras se abren ante un animal que es una mezcla entre nutria y camaleón (ya os hemos dicho que los diseños son muy originales), así que es necesario entablar amistad con ellos y guiarlos para poder continuar. Se crea así una dinámica tremendamente original, que nos invita continuamente a crear una conexión con los habitantes del bosque y sacar partido de sus habilidades.

Además, todas las interacciones con animales son distintas. En algunos casos, podemos llamar a un animal para que se encargue de un silente que nos bloquea el camino. Y si nos perdemos, podemos llamar en cualquier momento a un pájaro que nos indicará el camino. Se trata de una característica curiosa, puesto que en todo momento podemos acceder al mapa, donde se nos indica el siguiente objetivo. Pero los escenarios están tan recargados por fauna y flora, que se entiende el uso de los pájaros, pues señalizan el lugar concreto adonde dirigirnos para avanzar.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
Los animales nos prestan su ayuda para avanzar cuando no conocemos el idioma necesario.

Pero lo más alucinante es que todo se produce sin mediar palabra alguna. Desde su presentación, Fe ha sido descrito como un título que no lleva de la mano al jugador, limitando al mínimo los tutoriales para lograr una experiencia donde todo se desarrolle de forma orgánica. Y es cierto que en varias ocasiones, depende de nosotros interpretar lo que vemos en pantalla para descubrir cómo avanzar, pero también lo es que determinadas acciones se explican utilizando texto en pantalla, algo que puede sacar de la experiencia y, creemos, se podía haber evitado.

Por otro lado, y dado que todo se desarrolla sin palabras, depende del jugador interpretar la historia en base a lo que se muestra en pantalla. Hay algunas escenas de vídeo, así como dos tipos de coleccionables con base argumental: unas piedras con imágenes que narran el trasfondo del bosque y sus habitantes, y -los más reveladores- unas esferas de cristal que nos permiten revivir las memorias de un silente. Es un enfoque narrativo que casa a la perfección con la presentación de Fe, pero que termina resultando excesivamente críptico.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
Además de un coleccionable, estas piedras desvelan detalles sobre el mundo de Fe

Esto afecta al resultado final, pues al no entender lo que sucede, resulta complicado implicarse en la historia. De hecho, ha habido momentos en los que sólo sabíamos que estábamos ante una secuencia argumentalmente importante por el poderío de las imágenes y la banda sonora. Cada vez se destila más esta sutileza narrativa, y cuando se hace bien, los resultados son brillantes. Pero es una técnica compleja que no está al alcance de todo el mundo. 

Además de los idiomas, Fe también puede desbloquear una serie de habilidades que facilitan el plataformeo y abren nuevas posibilidades, como poder trepar a la copa de los árboles o planear tras un salto. Para desbloquearlas es necesario reunir una serie de fragmentos de cristal, que vienen a representar las estrellas/energilunas de un Mario o las fresas de Celeste, por poner un ejemplo muy reciente. Pero al estar unidas a nuevas habilidades, Fe consigue que las persigamos de forma más activa, fomentando (aún más) la exploración.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC
Las piedras de Silentes nos permiten descubrir el pasado desde el punto de vista de estas misteriosas criaturas.

De hecho, encontrarlas es lo más complicado, porque salvo contadas excepciones, conseguirlas no supone ningún problema. Y es que Fe peca de ser excesivamente fácil en todo lo relacionado con los saltos; teniendo en cuenta las variadas mecánicas que introduce, hemos echado en falta un mayor nivel de desafío a lo largo de toda la aventura. De hecho, cuando hemos tenido problemas ha sido más por culpa del control y la cámara. El primero porque resulta un tanto impreciso y acusa cierto input lag, y la segunda porque tiende a dar problemas cuando intentamos ver cosas que se encuentran a mayor altura (algo que hacemos a menudo, dado el tamaño de Fe).

A pesar de estos puntos negativos, que hacen que no podamos incluir a Fe entre los grandes del género, su valor artístico como videojuego está fuera de toda duda. Audiovisualmente, es una de esas experiencias que sólo se ven/oyen cada mucho tiempo, y su particular lenguaje manda un poderoso mensaje que no necesita de palabras para ser escuchado. Como el propio Fe, es la clase de juego que si da con la tecla correcta en nuestro interior, puede conectar a un nivel trascendental.

Fe análisis PS4 Xbox One Nintendo Switch PC

Valoración

Un plataformas tremendamente original que encandilará a los amantes de los animales, gracias a la forma en que nos conecta a la naturaleza a través del lenguaje del bosque. No termina de despuntar en los aspectos jugables y la sutileza de su narrativa puede desorientar, pero sólo por sus valores artísticos, merece la pena.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Una experiencia audiovisual bellísima. Su uso del lenguaje. Su propuesta de plataformas en mundo abierto.

Lo peor

El control y la cámara lo alejan de la excelencia. Ser tan críptico hace que sea difícil implicarse con la historia principal.