Ir al contenido principal
FIFA 20
Análisis

Análisis de FIFA 20 para PS4, Xbox One y PC

Versión comentada: PS4

Os traemos nuestro análisis de FIFA 20, la nueva entrega del juego anual de Electronic Arts que llega con un nuevo modo bajo el brazo. Se trata de Volta, que recupera la esencia del fútbol callejero y que, aunque deja a Alex Hunter y su modo historia en el camino, consigue enamorar gracias a su frescura. Este año hay muchas pequeñas novedades que cambian la manera de jugar, y os lo contamos en esta opinión tras pasar unos días con el juego.

Empieza septiembre. La vuelta al cole, comienzan a salir los grandes juegos de los últimos meses del año que ahogarán nuestra cartera, comienzan las grandes ligas de fútbol y, cómo no, vuelven los juegos de fútbol. Vuelve PES (ahora se llama eFootball PES 2020) y vuelve FIFA. Y, a continuación, vamos con nuestra opinión y análisis de FIFA 20, ya que hay tela que cortar.

Antes de continuar con nuestra review de FIFA 20, debemos hacer un ‘’spoiler’’: este año es imposible no acertar a loa hora de comprar un juego de fútbol, y eso es magnífico tanto para los usuarios como para las dos franquicias en liza.

eFootball PES 2020 (aquí tenéis nuestro análisis) ha mejorado la llamativa propuesta del año pasado gracias a una serie de mejoras y cambios en el ritmo de juego que lo hacen ideal para disfrutar de una carrera larga en el modo Liga Master. FIFA 20 también ha toqueteado aquí y allá, pero como no tenía tanto margen de mejora como PES, puede que dichas mejoras se noten algo menos a simple vista.

Sin embargo, ya os decimos nosotros que están ahí y, desde luego, lo que han ajustado desde EA Vancouver se nota en lo más importante: en el ritmo de los partidos, que ahora son más intensos, realistas y, sobre todo, nos dan la sensación de ser más ‘’honestos’’.

A lo largo de las próximas líneas os contamos nuestra opinión de FIFA 20 en nuestro análisis, y comenzamos con la ‘’revolución’’ de este año: FIFA 20 no es solo un juego, son dos.

Volta, la clave de FIFA 20 que - casi - lo convierte en FIFA Street

Si os gustaba Alex Hunter, y toda la familia que vimos en FIFA 19, ya os podéis olvidar del jugador estrella nacido en la calle y hecho a sí mismo. El Camino, el modo historia de FIFA, no está en FIFA 20, y aunque no vamos a valorar si es una buena o mala decisión, lo cierto es que el relevo no solo no está nada mal, sino que aporta una variedad de juego que El Camino no ofrecía.

Volta es el modo que sustituye al modo historia de FIFA y, de hecho, se podría decir que es el modo historia de FIFA 20. Tenemos un protagonista, hombre o mujer, que va creciendo en una ‘’historia’’ con su propia narrativa, y aunque no se ponen tan intensitos como en El Camino, también tiene sus momentos. Además, en los partidos podemos elegir si controlar solo a nuestro jugador o a todo el equipo, y dependiendo del rendimiento mejoran nuestras estadísticas de jugador para llegar a ser un superclase.

Lo que me gusta de Volta es que, básicamente, es un FIFA Street dentro de FIFA 20. Cuando os contamos nuestras primeras impresiones de Volta, así como las de GamesCom en las que os mostramos gameplay, os contamos que ‘’volta’’ significa ‘’regreso’’, regreso a las raíces del fútbol. Y vaya, consiguen que los jugadores que hemos jugado pachangas de barrio, y no partidos 11 contra 11, sintamos mucho este modo.

Análisis FIFA 20

Podríamos decir que Volta es el fútbol sala de FIFA 20, ya que tiene un modo de 5 contra 5 y las reglas del fútbol sala están ahí. Sin embargo, también tiene 3v3 y 4v4, y ahí es donde está la magia de este modo. Podemos jugar en plan ‘’serio’’, al toque, chutando de primeras como sin fuera fútbol sala, pero también podemos fliparnos y hacer de Volta un FIFA Street.

via GIPHY

La jugabilidad de Volta es idéntica a la de FIFA 20 11 contra 11, no hay regates imposibles ni malabarismos con los que hasta Neymar se rompería la rodilla por cinco sitios, pero sí podemos utilizar la calidad individual de algunos de los mejores jugadores del mundo para avanzar a base de pases ‘’bonitos’’ y regates, con tiros de calidad a portería y taconazos por doquier.

Análisis FIFA 20

Volta nos permite jugar como queramos, y lo mejor es que su profundidad hace que sea un juego ‘’completo’’ en sí mismo, y no un complemento de los otros modos. Tenemos el citado modo historia, pero también la liga, el modo partido rápido (con equipos profesionales, pudiendo montar un Barça con los jugones para venirse muy arriba) y un modo llamado ‘’Mundo’’ que nos lleva de tour por diferentes países (Alemania, Brasil, España…).

Análisis FIFA 20

Es, como digo, la gran innovación del modo, y tiene la profundidad necesaria (a nivel de fichajes y personalización de personaje) como para mantenernos mucho tiempo ‘’enganchados’’. El modo ‘’profesional’’ recuerda al futbol sala de FIFA 98, y los modos más desenfadados, con una estética callejera, representan ese espíritu de barrio del fútbol que muchos hemos jugado en un momento u otro.

Análisis de NBA 2K20, otro juego de deporte con el que no os equivocaréis

Lo mejor es que no hay que ‘’aprender’’ nuevos controles, ya que son los mismos del resto del juego, pero como el tipo de fútbol es otro, y se juega de otra manera, más con el control del balón y el control de las filigranas con el stick derecho, es algo que nos viene genial para enfrentarnos tanto a FUT como al resto de motos 11 contra 11.

Análisis FIFA 20

Con el balón en los pies: más ‘’lento’’ y realista

Antes de ver todo lo que FIFA 20 tiene que ofrecer más allá del modo ‘’Street’’, es el momento de ver qué pasa cuando nos ponemos a los mandos. Y es que, Electronic Arts ha vuelto a rediseñar las físicas del balón de cara a esta entrega.

Análisis FIFA 20

Es algo que hacen a menudo, tanto ellos como Konami, buscando las físicas perfectas para el elemento que, realmente, es protagonista en el juego. Un balón con malas físicas puede arruinar la experiencia, y de hecho era lo que pasaba en los FIFA de PS2. Aquí nos encontramos unas físicas que no están nada mal y que cada vez son más realistas, y buena parte de la culpa la tiene el modo Volta.

En una de las modalidades de juego, podemos disfrutar de tiros y ayudas con las paredes, una forma de superar adversarios, y para ello es necesario que las físicas de la bola acompañen. Estas físicas construidas para los rebotes en las paredes se aprovechan para los choques de la bola con jugadores, para los lanzamientos al palo y para los pelotazos que rebotan en algún miembro del jugador rival, y ese algo que aporta realismo a unos partidos que se vuelven más lentos, menos correcalles (a excepción del FUT, claro).

via GIPHY

En el control del balón está la clave de FIFA 20 y una de sus grandes virtudes, ya que tenemos dos elementos nuevos: algunos comandos nuevos para realizar pases y tiros especiales y un control del balón, pisándolo para salir en velocidad, más realista. Son microsistemas que se añaden a los que EA ha estado construyendo estos años y que convierten a FIFA 20 en un juego complicado de dominar debido a las numerosas combinaciones de botones y sistemas de pulsación de triángulo/Y + repetición de toque corto de triángulo/Y para algunas acciones del portero, y así con otras combinaciones.

Análisis FIFA 20

También se ha vuelto a dar un giro de tuerca a la manera en la que disparamos, que ya no depende tanto de la posición del balón o si de pulsamos cuadrado/X (sí, soy de esos) + tiro de calidad como de si acertamos el mini QTE para realizar un tiro perfecto. Esto se logra pulsando el botón de tirar, con la combinación de botones preferida, acompañado de otra pulsación para dejar un medidor en el punto verde de la barra que aparece sobre la cabeza de los jugadores.

Análisis FIFA 20

En niveles de dificultad altos es más complicado meter gol, pero hay sistemas para compensar esto. Por ejemplo, los porteros no es que sean peores, pero sí da la sensación de que hacen menos salvadas milagrosas que en otros FIFA en el uno contra uno. Además, ahora es más fácil superar defensas en velocidad si llevamos a un jugador rápido.

Si jugais en monitor, este Samsung 4K por 220 euros es una ganga

Una cosa que me frustraba de los FIFA anteriores era que podía llevar a un delantero bala, que iba a dar igual, el juego iba a compensar al defensa en el uno contra uno para darle una velocidad falsa y que estuviera a la altura de mi delantero. Ahora, eso no pasa, y si el defensa, por muy bueno que sea, es un troncho, no se puede comparar a un Vinicius, por ejemplo.

Análisis FIFA 20

Hablando de desborde, sigue siendo importante contar con jugadores rápidos, pero debido a las físicas del balón, es casi más importante tener jugadores de calidad con el balón en los pies. La inteligencia artificial, tanto de compañeros como de rivales, ha mejorado y están mejor posicionados, tanto para arrancar en contras como para presionar, y eso nos obliga muchas veces a jugar al primer toque y repensar acciones.

Se ha ampliado el margen de tiempo para cambiar la decisión tras pulsar el botón de pase o disparo, lo que nos da algo de flexibilidad a la hora de decidir no chutar porque el defensa ha corrido más de lo esperado y, así, pasar a un compañero en mejor posición.

Eso sí, no todos los cambios, que para mi son positivos, son buenos. Hay elementos que no cambian, y la inteligencia artificial, aunque mejora, también nos juega malas pasadas, con compañeros que corren a un metro nuestro, literalmente, eliminando opción de pase en un contraataque o, incluso, quitándonos la pelota. Solo ha pasado un par de veces, pero molesta.

Análisis FIFA 20

Por otro lado, las faltas siguen siendo muy, muy difíciles de dominar. Cuando vamos a chutar, aparece una retícula de manera muy fugaz. Ahí es donde irá la pelota, pero ahora debemos fijarnos en la potencia del disparo y, además, podemos dar efectos justo antes de que el pie entre en contacto con el balón gracias al stick derecho.

via GIPHY

Es un sistema muy complicado, y no he metido ni un gol de falta aún, pero que si se domina puede dejar goles impresionantes. Así pues, es un FIFA que cambia elementos que, a simple vista, pueden parecer pequeños, pero que añaden profundidad al juego y cambian la manera de entender el fútbol que tiene un jugador que le haya echado cientos de horas a la versión anterior.

Nos deja más control y las físicas del balón son mejores, lo que propiciará encuentros más vibrantes y, sobre todo, espectaculares cuando un equipo con jugones se ponga a mover la pelota. Y esto, tradicionalmente, era un partido ganado por el PES (que lo sigue haciendo mejor, todo sea dicho).

Análisis FIFA 20

Para los amantes de las pachangas con amigos y las carreras ‘’serias’’

Volta es un modo singular que, como digo, puede justificar la compra de FIFA 20, pero hay mucho, mucho más. Y es que, a licencias para aburrir, se le suman modos para todo tipo de jugadores, tanto los que quieran disfrutar de carreras largas offline, torneos concretos (como la Champions, ligas y diferentes copas), el mundial femenino (en el que no está España, por cierto) y pachangas cambiando las reglas.

Esto último es de las mejores características de FIFA 19, y regresa en FIFA 20 con los modos ‘’bola misteriosa’’, ‘’crack de la pista’’ (rey de la colina), ‘’cabezazos y voleas’’, ‘’supervivencia’’, ‘’larga distancia’’ y ‘’el primero en marcar gana’’, además de ‘’sin reglas’’, mi modo favorito que está tanto en el fútbol 11v11 como en Voltga.

Análisis FIFA 20

Además, tenemos el modo estrella offline 11v11, el modo carrera. Aquí, podemos elegir entre ser un manager que controla cada aspecto del equipo, finanzas y cambios de jugadores, así como los objetivos del club (y que también nos deja jugar los partidos) o un jugador que empieza su carrera siendo un don nadie, pudiendo llegar a la élite de este deporte.

Análisis FIFA 20

Por otro lado, contamos con los modos online, con temporadas y Clubes Pro como estandartes. En Clubes Pro creamos a nuestro jugador, con un sistema de edición bastante profundo, todo hay que decirlo, así como un sistema de atributos más equilibrado y nuevas posiciones, como la necesaria extremo izquierdo/derecho.

Hay contenido de sobra y, repito, muchísimas licencias como para pasar muchos meses disfrutando de lo que FIFA 20 tiene que ofrecer. Y si todo esto os da igual, vuelve FUT

Análisis FIFA 20

FUT, lo mismo de siempre, para lo bueno y para lo malo

Es la gallina de los huevos de oro de Electronic Arts, y estaba claro que FUT estaría en FIFA 20. La mecánica es la de todos los años: comprar jugadores que vienen en sobres que podemos pagar tanto con moneda real como con moneda virtual que ganamos en el juego.

Análisis FIFA 20

En FUT podemos jugar partidos tanto offline como online, siendo los online los que nos dan más recompensas, y debemos controlar todos los aspectos del club, desde la química entre jugadores (que vuelve a rebajar su importancia en el juego) hasta el tiempo de contrato que le queda a cada jugador. El control de la plantilla, por cierto, se ha simplificado con un menú radial sobre cada jugador que es muy útil y que agiliza los insufribles tiempos de carga de otros años.

Hay muchas opciones de personalización tanto para el estadio como para el club y, ahora, sentimos que dicho club es más nuestro debido al ambiente del estadio y a los cánticos de la afición. Sin embargo, lo mejor es el nuevo sistema de objetivos por temporada.

En FIFA 19 teníamos unos objetivos que eran realmente fugaces, y eso se ha rediseñado en FIFA 20 para permitir que los jugadores no sean tan ‘’esclavos’’ del FUT y quien solo pueda jugar un rato por las noches o los fines de semana, pueda conseguir recompensas. 

Análisis FIFA 20

Así, tenemos los objetivos diarios y semanales, pero también los dinámicos y de temporada. Los dinámicos son especiales y se lanzan cuando a EA le parece bien, y los de temporada duran más tiempo, arrancando este 19 de septiembre. Contará de 30 niveles para que podáis conseguir recompensas como sobres, monedas y diferentes ítems.

Si ya teníais un equipo de FUT en un FIFA pasado, genial, ya que no empezaréis de cero y, además, contaréis con varios sobres solo de jugadores, por lo que alguno bueno os cae seguro. Si no, los nuevos sistemas de objetivos de FUT permiten ganar más experiencia y subir más rápido el nivel del equipo para que empezar no sea tan duro.

Análisis FIFA 20

¡Ah! Y hay nuevos partidos, los partidos rápidos de FUT que están ideados para jugar tanto online como local con amigos (algo no posible en el FUT estándar). Estos partidos no consumen contratos de jugador y solo sirven para demostrar qué equipo es mejor, si el nuestro o de nuestros amigos. Además, las estadísticas no cuentan para nuestra carrera, son simples amistosos de ‘’a ver quién tiene el mejor equipo’’.

¿Que comprar sobres sigue siendo esencial? Sí, y las microtransacciones están ahí, pero está claro que es solo un modo dentro del enorme abanico que ofrece FIFA 20. Y el que más gusta a los jugadores.

Tiki-taka en lo audiovisual, aunque con algún borrón

Nos acercamos al final del análisis de FIFA 20 y debemos hablar del apartado audiovisual. Vamos a empezar con el sonooro. Como cada año, Electronic Arts despliega una gran banda sonora, con temas compuestos por artistas contemporáneos que, gustarán más o menos, pero pegan genial con el estilo del juego. Los efectos en el campo siguen estando muy logrados y, aunque siguen Paco Gonzáles y Manolo Lama, la buena noticia es que la pareja no narra los partidos de Volta (y menos mal).

Análisis FIFA 20

En su lugar, son speakers locales. Si jugamos en Alemania, hay un speaker alemán, en Brasil nos hablan en portugués… y en España es Ibai, el popular caster de esporas al que se le da genial comentar el fútbol (algo que ha demostrado en alguna ocasión), y que aporta a Volta un toque muy especial.

Análisis FIFA 20

Si nos vamos al apartado gráfico, tenemos una de cal y otra de arena. Por un lado, el ambiente en los estadios es magnífico, el público tiene nuevas animaciones y todo está mucho más vivo. Cuando metemos un gol la afición se abalanza sobre las protecciones, la cámara sabe colocarse y tener entrenadores reales con su rostro aporta un plus de realismo.

Las nuevas físicas, tanto de jugadores como del balón, también son impecables, y aunque algunas veces algún jugador haga un movimiento imposible, lo cierto es que vemos menos movimientos de esos que en la vida real provocarían una luxación. Cuando corren de espaldas lo hacen muy bien, cuando regatean no parecen de goma y los choques entre jugadores son menos exagerados. Esto es bueno, ya que además de potenciar el realismo, tiene influencia en el juego.

Análisis FIFA 20

Ahora bien, las caras… será una sensación, pero veo que hay jugadores con un modelado espectacular (lo de Neymar es de escándalo, de verdad), pero otros que son muy conocidos y que no convencen tanto, y de equipos muy, muy grandes. En repeticiones, los jugadores cuentan con un efecto ‘’halo’’ que no es demasiado atractivo, y en algunas redes de goles el cuerpo del jugador que marca se difumina de manera inexplicable.

Por lo demás, un juego vistoso que cumple en lo más importante, pero que demuestra que Frostbite sigue sin ser el motor ideal para todo tipo de juegos, por mucho que EA se empeñe. Al menos, repito, en lo vital, que son las físicas, poca pega.

Análisis FIFA 20

El FIFA más completo hasta la fecha

Algo que me hace gracia de las presentaciones de cada iPhone es que siempre dicen: ‘’es el mejor iPhone hasta la fecha’’. Claro, no va a ser el peor. Lo mismo pasa con FIFA 20. Llevo muchos años jugando a la saga y cada año, más notables o menos, introducen cambios en el sistema para hacer que el juego sea algo mejor.

Análisis FIFA 20

Al final, hace falta jugar todas las entregas para ver esos sutiles cambios, y está claro que para un jugador de FIFA 19, FIFA 20 puede no cambiar demasiado, pero para uno de FIFA 17 o, incluso, FIFA 18… sí que lo hace. Tras repasar todos los puntos en este análisis de FIFA 20, llego a la conclusión de que sí, es el más completo, y mejor, FIFA hasta la fecha, pero no dan con la tecla en algunos apartados.

Por ejemplo, las físicas están genial, me encanta el nuevo sistema de golpeo de balón y, sobre todo, el saber que si llevo a Messi, un ‘’troncho’’ de defensa no me va a ganar en velocidad, pero el nuevo sistema de penaltis y, sobre todo, de falta… no me gusta. Y no me gusta porque lo cambian cada año, y este es particularmente complicado.

Análisis FIFA 20

Por lo demás, y fuera del debate de si esto debería ser un DLC a precio reducido, está claro que FIFA 20 es un gran juego de fútbol. A los del FUT, les dará lo que quieren, sin ninguna duda, y a quienes no quieran tocar ese modo… también. Volta es superdivertido y su sistema de progresión os mantendrá enganchados, y los partidos 11 v 11 son vibrantes y están muy logrados gracias a los avances activos como a la inteligencia artificial de los jugadores que no tienen el balón. 

Veremos el año que viene, pero este 2019, los amantes del ‘’deporte rey’’ podéis estar contentos tanto con FIFA 20 como con eFootball PES 2019.

Valoración

FIFA 20 ofrece más de lo mismo: muchísimos modos de juego, licencias y un FUT que será protagonista los próximos meses, pero también un modo Volta que sorprende y que puede, incluso, tomarse como un juego independiente. Los amantes del fútbol tenemos dos juegazos para disfrutar este año.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Las renovadas físicas del balón y controles más profundos. Un ritmo más pausado (en los modos que nos on FUT). Volta es brillante y muy divertido.

Lo peor

Algunos fallos gráficos. Siguen sin atinar con el sistema de faltas. Las microtransacciones, aunque este año nos ''empujan'' algo menos a comprar.

Y además