God of War 2 análisis PS2
Análisis

Análisis de God of War II, la segunda aventura de Kratos para PS2

Por David Martinez

Versión comentada: PS2

Análisis de God of War II para PS2. Tras una primera entrega que nos conquistó por su mezcla de hack'n slash brutal y mitología griega, Cory Barlog (director de la nueva entrega para PS4), tomó las riendas del barco y nos regaló un juego que sólo es comparable con la ambrosía de los dioses.

El próximo 20 de abril se pondrá a la venta el esperadísimo God of War para PS4, nueva entrega de la saga de acción más brutal, que introduce un buen número de cambios a la fórmula original (empezando por el salto a la mitología nórdica). Curiosamente, el 27 de abril del mismo mes se celebra el onceavo aniversario del lanzamiento europeo de God of War II, segunda entrega para PS2 dirigida por Cory Barlog, responsable también del God of War de PS4. Por lo general, se lo considera el mejor God of War de todos cuanto han sido lanzados.

La mitología nórdica en el nuevo God of War para PS4

God of War 2 fue el canto de cisne de PS2, lanzando cuando la consola daba sus últimos coletazos y con su sucesora, PS3, ya en el mercado. Eso no impidió que el título de Sony Santa Monica consiguiese sobresalir, gracias a un apartado técnico de auténtico escándalo que rivalizaba con lo que se veía en la nueva generación. Y no sólo en lo técnico, esta entrega brillaba a todos los niveles y superaba a su antecesor en prácticamente todo, algo que no es moco de pavo si tenemos en cuenta que el primer God of War ya era toda una joya.

No es de extrañar entonces que la vuelta de Cory Barlog para dirigir el nuevo God of War haya sido comparada con el regreso del hijo pródigo. Si bien tendremos que esperar un poco más para disfrutar de esta nueva aventura, el aperitivo que hoy os traemos os ayudará a paliar la espera. Os ofrecemos el análisis de God of War II, tal y como se publicó en el número 188 de Hobby Consolas. Descubrid junto a nosotros, una vez más, la cara más brutal y sangrienta de la mitología griega.

Análisis de God of War Collection para PS Vita

***

Ni siquiera el dios de la guerra está preparado para superar las pruebas de proporciones épicas que le esperan a Kratos en su regreso a PS2. ¿Estáis dispuestos a echarle una mano?

Furia de titanes

Una "tragedia griega" se cierne sobre Kratos, el guerrero espartano que desafió a los dioses en el primer «God of War». Después de usurpar el trono de Ares (el dios de la guerra) ahora se enfrenta al mismísimo Zeus, quien le ha quitado sus poderes y le ha devuelto al mundo de los mortales. Pero Kratos no sabe lo que le espera: en su camino a la Isla del Destino debe atravesar los lugares más emblemáticos de la mitología, como el puerto de Rodas, el Hades o la guarida de los titanes, y enfrentarse a sus pobladores en unos combates que os harán vibrar.

God of War 2

Como buen espartano, nuestro protagonista utiliza los métodos más expeditivos para abrirse paso, como las espadas encadenadas que Atenea nos regaló en el primer juego, o los ataques especiales, que se realizan pulsando los botones del pad en el momento adecuado. Pero aquí no todo se logra usando el músculo: «God of War II» también nos desafía a resolver decenas de puzles o a jugarnos el pellejo en vertiginosas secuencias de plataformas que le dan un nuevo significado a la palabra espectáculo.

El estilo de combate ha evolucionado respecto a la primera entrega. Además del siste,a de golpes básicos (con tres tipos de ataque), también podemos arrebatarles sus armas a ciertos enemigos y equiparlas de modo secundario. A medida que Kratos va eliminando rivales su furia también aumenta, y cuando conseguimos llenar la "barra de ira" podemos atacar con más fuerza y volvernos invulnerables.

God of War 2

Nuestro protagonista también ha mejorado sus poderes divinos. Al arco, el tifón y la cabeza de medusa se suman ahora las alas de Ícaro, que nos permiten planear, o un dispositivo para congelar el tiempo. Sin embargo, el hecho de que se hayan multiplicado nuestras habilidades no influye sobre el sistema de control, increíblemente sencillo gracias al sistema de cámaras fijas.

Los puzles alcanzan un nivel superior. A lo largo del desarrollo nos encontramos con desafíos que van desde bloques y palancas a mecanismos nunca vistos, como los portales que hacen posible que viajemos en el tiempo para de esa forma evitar que se desate una cadena de acontecimientos.

God of War 2

La genialidad de todas estas pruebas está en lo bien que se han integrado en el desarrollo. En lugar de recurrir a los típicos interruptores, Kratos tiene que "jugar" con el equilibrio de todo un templo, o aprovechar las correintes de agua para trasladar cadáveres. Esta fusión con los escenarios ayuda también a mantener el ritmo, porque la investigación, los puzles y los combates están perfectamente enlazados, y cada nivel resulta más sorprendente que el anterior. Al final, las doce horas que dura esta aventura se os pasarán volando.

Sin embargo, no penséis que «God of War II» es un juego precisamente corto. una vez que lo terminamos podemos entretenernos buscando decenas de extras o poniendo a prueba nuestras habilidades divinas en el modo Titán. Además, Kratos cuenta con armas y trajes especiales que sólo aparecen si hallamos los secretos ocultos en el escenario.

God of War 2

El aire de superproducción se mantiene en esta secuela. Para empezar, los niveles están perfectamente unidos, sin darnos en ningún momento la sensación de que la historia se detiene. para conseguirlo se ha recurrido a unas espectaculares secuencias de vídeo, sin apenas tiempos de carga, y a niveles de transición (volando a lomos de Pegaso) que añaden más variedad.

La elección de los escenarios también es inmejorable. Desde la ciudad de Rodas al interior de Atlas, todos presumen de un tamaño colosal, con inmensidad de detalles y la presencia de un montón de mitos, como Perseo o Prometeo, que consiguen dotar a la aventura de una ambientación genial. Además el aire clásico no está reñido con cierto sentido del humor, por los modos nada pacíficos de que hace gala Kratos.

God of War 2

Pero sin duda lo más impresionante es la escala épica que tienen los enfrentamientos contra los enemigos finales. Su variedad y su "acongojante" tamaño superan cualquier cosa que hayamos visto. Para acabar con ellos, Kratos debe ejecutar unas secuencias bastante complejas, que nos obligarán a repetir estas batallas unas cuantas veces, pero sin llegar nunca a desesperarnos.

El apartado técnico que enmarca el juego es por sí mismo otra obra de arte. Los gráficos están por encima de cualquier otro título que nos venga a la memoria, y las animaciones de Kratos son rápidas y fluidas. también los enemigos lucen un diseño de escándalo (especialmente cuando la cámara se concentra en ellos, a la hora de ejecutar los golpes finales) y su manera de comportarse es inteligente y despiadada. La banda sonora, por su parte, es de esas que se te quedan grabadas en la memoria durante mucho tiempo, y está acompañada por un doblaje legendario, a cargo de los mismos actores que en el juego anterior. Pero todos estos logros hubieran pasado desapercibidos si no fuera por el excelente equilibrio que hay en todos los niveles, y que nos anima a seguir avanzando sin ponernos las cosas demasiado fáciles.

God of War 2

Gracias a este gran repertorio de virtudes, «God of War II» se ha convertido en uno de los mejores (sino el mejor) juego de PS2, demostrando que la veterana consola de Sony todavía está en plena forma. Una experiencia única que, eso sí, sólo podrán disfrutar los mayores de 18 años, dada la brutalidad de varios momentos y algunas escenas subidas de tono. Si cumplís este requisito, corred ahora mismo a por él, porque es una auténtica obra maestra. Una de esas experiencias que no olvidaréis en vuestra vida de jugones.

Valoración

Las nuevas habilidades de Kratos, los niveles a lomos del Pegaso o la inclusión de elementos únicos, como los puzles temporales, acompañan a los mejores combates que hemos librado en PS2. El resultado es un juego soberbio, en el que cada nivel es mejor que el anterior. Una obra maestra que consigue sacarle el máximo partido a la consola.

Hobby

98

Obra maestra

Lo mejor

El ritmo de juego, gracias a la combinación de combates, puzles y un argumento "titánico". El nivel técnico, tanto en gráficos como música o control.

Lo peor

No es un juego para todos los públicos. La complicación de algunos saltos, la única pega del sistema de cámaras.