Análisis de Guilty Gear Strive, lucha más asequible pero igual de espectacular

Guilty Gear Strive

Una de las sagas de lucha más exigentes se adapta a los nuevos tiempos con gráficos a la última y más versatilidad. Continúa la historia de Sol Badguy.

Desde que los campeonatos de eSports ganaron fuerza, los juegos de lucha han ido poco a poco adquiriendo un perfil más "hardcore", en el que el juego online era un verdadero campo de batalla solo apto para los que dominaban sus dinámicas al máximo. Pero, en realidad, la saga Guilty Gear ya llevaba siendo muy exigente desde su primera aparición en PlayStation. Ahora, se quiere cambiar eso con Guilty Gear Strive.

El nuevo juego de lucha para PS4, PS5 y PC quiere suponer un nuevo comienzo para la franquicia, al menos en términos jugables. Esos magos de la lucha que son Arc System Works han cogido la estética 3D de Guilty Gear Xrd y la han llevado a un nuevo nivel, a la par que retocaban el sistema de lucha.

DualSense Cosmic Red para PS5

DualSense Cosmic Red para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Rojo Cósmico.

Cómpralo al mejor precio

Los veteranos de la franquicia no han de preocuparse, porque aquí permanecen sus señas de identidad, como los Roman Cancel o los Dust, pero la idea es que cualquier novato pueda entrar sin miedo en el juego y llevar a cabo combates espectaculares, simplemente usando los ataques especiales. Estos se ejecutan como siempre, con combinaciones de "cuartos de luna" y un botón de ataque.

VIDEO

Analisis de Guilty Gear Strive, un ESPECTÁCULO visual, más asequible en lo jugable

Pero claro, la gracia está en que, a medida que conozcamos más y más el juego, detectemos brechas en la defensa de los personajes y sepamos explotarlas de una forma más "profesional", por así decirlo. Aún así, los combates 1 contra 1 están pensados para ser rápidos y ágiles. La gran mayoría de los golpes causan bastante daño y, lógicamente, también es posible encadenar los combos y ataques Gattling, pero, como decimos, también es posible optar por golpes más aislados y efectivos.

De hecho, en Guilty Gear Strive se está buscando que no se abuse de una dinámica muy habitual en el juego: arrinconar al rival menos hábil en una esquina y fundirlo a combos. Para eso, se ha incorporado la Rotura de Muro: si golpeamos mucho al rival en esa esquina, "romperemos" el muro invisible y el pobre saldrá disparado a otra parte del escenario, lo que hará que ambos personajes se recoloquen y se pueda iniciar una nueva fase del combate. Esto da ventaja al atacado, pero también al atacante, porque entrará en estado de "Positive Bonus": sus siguientes golpes aumentarán más rápido su barra de tensión para ataques especiales.

Guilty Gear Strive

Como veis, Arc System Works ha estado trabajando duro para recompensar tanto al que quiera unas partidas rápidas sin ser megaexperto como al que se sepa combos complejos de varias secuencias de botones. En cualquier caso, sigue habiendo un fuerte componente técnico, en el que los Counter son cruciales para frenar el ataque del rival. En ese sentido, recuerda a ese Dragon Ball FighterZ que tan buen resultado ha dado a Arc System Works, aunque sin ser tan, tan frenético, claro.

El argumento de Guilty Gear Strive vuelve a tener a Sol Badguy como protagonista, pero ya nos advierten de que esta entrega pretende ser un final a su ciclo. ¿Qué significará eso? Ya lo descubriréis al avanzar en el modo Historia... La cuestión es que la bruja I-No se vuelve un pilar fundamental de la trama junto a un nuevo personaje, Happy Chaos, que parece querer llevar al gobierno de EEUU (y, por añadidura, al mundo) a un nuevo orden...

Pero no esperéis controlar a Happy Chaos en el juego (al menos, no hasta que arranque el Pase de Temporada 1, porque nos olemos que caerá ahí), si bien sí se han incorporado dos personajes nuevos a la plantilla: Giovanna, una agente especial que lucha con un estilo parecido a la Capoeira y Nagoriyuki, nada menos que un samurái vampiro, capaz de volverse más fuerte a medida que golpea a los rivales y "absorbe" su sangre.

En total, tenemos 15 personajes controlables y 10 escenarios para elegir, lo cual es una cantidad meramente correcta, pero algo corta para los tiempos que corren. Mortal Kombat 11 (sin tener en cuenta DLCs o reediciones posteriores) ya contaba con 25 personajes de base, por ejemplo. Eso sí, hay que tener en cuenta que en Guilty Gear cada personaje es un mundo y hay que dedicar tiempo hasta dominarlo por completo. En ese sentido, en la selección de personaje, se nos indica cómo de difícil es controlarlo, siendo Ky Kiske el más fácil y Chipp uno de los más difíciles, por ejemplo.

Guilty Gear Strive

Pero, en cualquier caso, una de las pegas que ponemos a esta entrega es precisamente eso, que se queda algo corta. No lo decimos nosotros, pues el propio Daisuke Ishiwatari, responsable de la franquicia, reconoce que han tenido que llevar a cabo recortes por culpa de la pandemia, si querían llegar a tiempo a su fecha de lanzamiento. Entre ellos, un modo exclusivo para la versión de PS5 que aún no pueden revelar, pero que llegará mediante una futura actualización gratuita.

La oferta de modos de juego se divide en offline, online e historia. Este último es eso, un modo historia que nos habla del destino de personajes como Sol, I-No o el propio Creador de los Gears, que aquí tiene un papel importante. Lo curioso es que este modo no es jugable. Solo es una recopilación de 9 "episodios" movidos por el motor del juego y de unos 20 minutos de duración. La verdad, resulta chocante que solo podamos ser espectadores y hubiera sido interesante en los combates clave, aunque el grueso del modo hubieran sido los vídeos. ¡Si ya se hizo eso con FighterZ!

Guilty Gear Strive

En el modo offline, podemos jugar combates sueltos contra un amigo en modo local o contra la CPU, entrar en un modo Arcade (el "jefe final" suele ser un Nagoriyuki muy poderoso al que vencer en un combate de 2 contra 1), Supervivencia (aguantar el mayor número de combates posible con una sola barra de vida), Misiones (llevar a cabo movimientos o combos concretos, para dominar mejor a los personajes) y Entrenamiento.

Aunque está claro que esta es la entrega que más profundiza en el lore de Guilty Gear (aparte de la Historia podemos ver diagramas de relaciones de personajes o una cronología detallada, por ejemplo), es cierto que a la hora de jugar en solitario, no hay muchos incentivos.

,

Por un lado, el modo Arcade no tiene un final de ningún tipo, solo un escueto Game Over y, por otro, las misiones apenas duran unos segundos y son solo eso, repeticiones de comandos para dominar al personaje. La chicha, como era de esperar, está en el online.

En este modo, hemos de crearnos un avatar de estilo cabezón (cuadradote al estilo Minecraft) y 2D, para recorrer el lobby de una torre. Esta torre tiene varias plantas y se nos da la oportunidad de ascender a medida que ganamos combates online. Cuanto más arriba, más duros se espera que sean nuestros rivales humanos, claro. Si perdemos muchos combates, se nos "sugerirá" que bajemos de planta... Lo cual es bastante humillante, la verdad, pero suele ser necesario si no queremos estrellar el mando contra la ventana por perder constantemente.

Guilty Gear Strive

Este modo Torre permite personalizar nuestro avatar con vestuario de los luchadores o armas graciosas y, además de desafiar a un combate a otros jugadores que nos encontremos, podemos entrar en tiendas de ropa o minijuegos de pesca en los que gastar los puntos de experiencia ganados para desbloquear ilustraciones, melodías o nuevo vestuario.

Si lo preferimos, podemos entrar en un modo de combate rápido: estaremos peleando contra la CPU para practicar hasta que la consola encuentre un rival y nos proponga ir al combate, sin tener que pasar por el lobby. Por cierto, por ahora, no hemos tenido problemas ni para encontrar jugadores ni para que los combates vayan fluidos (de los numerosos combates online que hemos jugado, solo uno se entrecortó un poco), pero habrá que esperar a que el juego esté disponible para todo el mundo de cara a sacar conclusiones más definitivas.

Guilty Gear Strive

Así pues, en el online hay mucho que rascar si queremos ser jugadores de pro, pero precisamente ahí hay un aspecto que debemos tener en cuenta: el online de este juego es muy, muy competitivo y es normal encontrarse en los primeros combates con jugadores que nos den soberanas palizas. No hay que desanimarse, pues poco a poco iremos asimilando los trucos del sistema de juego, pero al principio, por mucho que en Arc System Works no lo quisieran, los jugadores novatos pueden llegar a frustrarse.

Pasando al apartado técnico, tenemos que quitarnos el sombrero ante el despliegue del juego. Por un lado, tanto el diseño anime de los personajes como su descomunal aspecto (Faust o Potemkin son impresionantes, por ejemplo) os dejarán boquiabiertos, sobre todo cuando veáis sus intros o ataques especiales, rodeados de explosiones y efectos de partículas.

Guilty Gear Strive

Es una verdadera gozada ver a los personajes en movimiento dentro de unos escenarios vibrantes y arropados por movimientos de cámara que quieren sacar partido a la faceta 3D del motor, a pesar de que la jugabilidad sea puramente 2D.

Por supuesto, a todo ello se une la icónica banda sonora rockera a cargo del amigo Ishiwatari, que incluye temas muy, muy molones. Eso sí, al tener que centrifugar a tope nuestras neuronas para luchar a toda pastilla y escuchar a la vez esta música tan cañera, puede que acabéis con la cabeza como un bombo después de sesiones de juego intensas. ¡Tomaos algún descansito, que esta experiencia de juego requiere estar a tope de atención!

En conjunto, Guilty Gear Strive es un juego absolutamente espectacular en lo visual y lo jugable, una verdadera maravilla técnica y jugable que merece ser vista en pantalla grande. Pero, por otro lado, comete el pecado al que estamos acostumbrados últimamente con los juegos de lucha: poco contenido de base y la mirada puesta en sacar más pasta con personajes que ya deberían estar ahí de base. Por ejemplo, se sabe que el primer pase de temporada incluirá 5 personajes extra.

Si lo que buscáis es disfrutar en solitario, os recomendamos esperar a que el juego crezca y en el futuro haya algún pack o alguna oferta que compense. Pero si no os da miedo el online y a la vez buscáis distraeros de vez en cuando con el offline, lanzaos a por Guilty Gear Strive, una de las experiencias de lucha más impactantes, rápidas y atractivas que habrán probado vuestros sufridos dedos de jugón. Let's Rock!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Uno de los juegos de lucha más espectaculares que existen, con una dinámica de juego apta para cualquier usuario... Aunque su enfoque principal está en el competitivo online. Se queda un pelín parco de contenido.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Sus gráficos suponen un verdadero festival para los ojos. Su mayor equilibrio entre unas primeras partidas espectaculares y una dinámica más profunda.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Se echa en falta más contenido, sobre todo en solitario.

Plataformas:

PC,

PS4,

PS5

Versión comentada: PS5

Hobby

86

Muy bueno

Y además