Ir al contenido principal
Hote Wheels Unleashed
Análisis

Análisis Hot Wheels Unleashed, un entretenido arcade de conducción

Versión comentada: PS5

Análisis de Hot Wheels Unleashed, un juego arcade de conducción basado en la popular franquicia de coches en miniatura para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC.

Si alguna vez habéis sido jóvenes (y esperamos que así sea... porque lo contrario significaría que sois clones, androides o algo peor), existen bastantes probabilidades de que hayáis jugado con "cochecitos". Aquí podéis consultar 11 juegos de coches para Switch, PlayStation, Xbox y PC que todo amante del motor debe jugar.

A quién queremos engañar, la edad no tiene nada que ver en esto: si hay un coche en miniatura al  alcance de la mano, pocas personas son capaces de resistirse a cogerlo y echar carreras mientras dicen "vroom vroom". Nosotros lo haríamos, desde luego.

Y dentro de los coches en miniatura, una de las marcas más conocidas (por no decir la que más) es Hot Wheels. Sus anuncios con vehículos corriendo a toda velocidad y realizando loopings imposibles en circuitos de plástico son legendarios, por no hablar de que la enorme cantidad de modelos diferentes los convierte en un artículo muy preciado entre los coleccionistas.

Y precisamente estos dos aspectos son los que el estudio italiano Milestone ha traslado al mundo virtual con Hot Wheels Unleashed, el videojuego que llega a PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC el 30 de septiembre.

¿Logra colarse en el podido... o se queda tirado en la cuneta? En nuestro análisis de Hot Wheels Unleashed os contamos si merece la pena.

¡Velocidad a tope!

Fiel al estilo desenfadado de la marca, Hot Wheels Unleashed apuesta por un estilo de conducción arcade. Esto significa que si buscáis un simulador de conducción fiel a la realidad, deberíais mirar hacia otro lado... Pero si de lo contrario buscáis diversión pura y dura, Hot Wheels Unleashed es vuestro juego.

De hecho, el control es una de sus mayores fortaleza. Hablamos de un título divertidísimo, la clase de juego que puede disfrutar hasta alguien que detesta los juegos de conducción (y creednos, aquí hablamos por experiencia propia). Basta ponerse a los mandos y, tras unos minutos, ya sabremos todo lo necesario para conducir y acabar en el podio.

Además, si lo jugáis en PS5 con el DualSense, la implementación de la vibración háptica permite sentir la textura de los diferentes tramos de cada circuito, la velocidad a la que se desplaza el vehículo, los frenazos, los derrapes... Está muy logrado.

Hot Wheels Unleashed

La clave para lograr un control tan satisfactorio ha sido tomar ciertas mecánicas de juegos populares dentro del género, y en concreto de ciertas sagas de Nintendo (ya sabéis a cuáles nos referimos). La mecánica principal es sin duda el uso y gestión del turbo: todos los Hot Wheels tiene acceso a un impulso de velocidad que podemos usar cuando queramos y que se recarga pasado un tiempo.

Pero también podemos realizar ciertas acciones para que se recargue antes, siendo los derrapes las más destacables (junto a acelerar en el momento exacto antes de empezar la carrera). 

De esta manera, Hot Wheels Unleashed nos invita a dominar los derrapes desde el minuto uno, tomando cada curva con las ruedas chirriando para, a continuación, salir disparados con el turbo obtenido. Sencillo, pero muy efectivo.

Hot Wheels Unleashed

Además de esto, cada recorrido presenta elementos que podemos aprovechar, como bandas que nos conceden un impulso momentáneo, bandas que recargan el turbo... Y esto nos lleva a hablar de los circuitos. Porque dado el tamaño de los "protagonistas", los circuitos están adaptados a las circunstancias, tanto en lo visual como en lo jugable.

Salas de juegos, skateparks, edificios en construcción... Hay un gran número de ubicaciones diferentes en Hot Wheels Unleashed, pero la gracia es que son eso: ubicaciones. 

Los circuitos, formados por los carriles de plástico habituales de Hot Wheels, se encuentran DENTRO de estos lugares, así que mientras conducimos podemos ver juguetes, sillas, mesas y otros elementos de un tamaño gigantesco.

Hot Wheels Unleashed

Para hacer aún más entretenidas las carreras, cada circuito cuenta también con zonas imantadas, trampas (malditas arañas...), saltos, ventiladores... Y por supuesto loopings, una de las señas de identidad de la marca Hot Wheels. En definitiva: no todo es conducir, también hay que saber aprovechar los elementos que nos deja cada circuito mientras gestionamos el turbo.

En cuanto a modos de juego, Hot Wheels ofrece buena variedad. Por un lado tenemos Hot Wheels City Rumble, que viene a ser el modo principal. Presentado como si de un tablero se tratase, tenemos que ir superando diferentes tipos de carreras para avanzar y enfrentarnos a los cinco "jefes": carreras especiales y más difíciles de lo habitual. 

La mayoría de las carreras cuentan además con objetivos secundarios, como acabar en primera posición o dentro de un tiempo determinado, lo que nos invita a esforzarnos al máximo para conseguir todas las recompensas. 

Hot Wheels Unleashed

Como curiosidad, dentro del tablero también están los llamados "secretos", pruebas de las que inicialmente sólo tenemos una pista, y que si conseguimos resolver nos dan acceso a grandes premios.

Este modo nos permite seleccionar una dificultad, aunque nos ha parecido que está un poco mal ajustada: en fácil se antoja excesivamente fácil, mientras que hay un incremento considerable al pasarlo a normal.

No falta un modo multijugador en el que podemos enfrentarnos a jugadores de todo el mundo; es algo parco en opciones, pero cumple su función. Y si os va la diversión clásica, Hot Wheels Unleashed también cuenta con un modo multijugador a pantalla partida. Y si no queremos complicarnos, siempre podemos acceder a los modos rápidos para disputar una carrera rápida o una contrarreloj.

Hot Wheels Unleashed

Además, Hot Wheels Unleashed presenta un enorme grado de personalización. Por un lado tenemos la dedicada a los vehículos, que como ya imaginaréis nos permite alterar la apariencia y el color del chasis, el interior, las llantas, los neumáticos... Después, podemos subir nuestras creaciones a Internet o descargarnos los diseños de otros usuarios.

Pero quizás más interesante es la personalización de las ubicaciones. ¿Recordáis que antes os hablábamos de los distintos lugares donde se desarrollan las carreras? Uno de ellos, el sótano (compuesto por sala de estar, cocina, sala de trofeos y espacio temático), se puede personalizar con objetos y materiales que vamos obteniendo al superar pruebas en el modo Hot Wheels City Rumble.

Además, también contamos con un completo editor de pistas para crear cualquier recorrido que se nos ocurra.

Hot Wheels Unleashed

¿Y qué hay de los vehículos? Como cabía esperar, Hot Wheels Unleashed presenta una enorme cantidad y variedad de coches en miniatura basados en modelos reales, con diferentes aspectos visuales y estadísticas: deportivos, coches comunes, vehículos imposibles, camiones de la basura... Aquí todo es posible.

Tener tanta variedad es un plus, de eso no cabe duda, aunque hay algunos peros. El primero es que la progresión a la hora de obtenerlos se nos antoja algo lenta. Para conseguir nuevos vehículos debemos comprar cajas sorpresa en la tienda, que como su nombre indica contienen un vehículo aleatorio. 

La tienda también ofrece ofertas por tiempo limitado que nos permiten agenciarnos vehículos específicos. El problema es que conseguir las monedas necesarias (500) para comprar una caja sorpresa requiere participar en unas cuantas carreras (depende del tipo, pero contad con que os va a llevar cinco o más).

Hot Wheels Unleashed

Y dado que hablamos de un juego con carácter coleccionista, creemos que tendría más sentido recompensar al jugador con mayor asiduidad

Pero este es un problema "menor" dentro de la progresión; el más grave lo encontramos al echar un vistazo a la agresiva política de contenidos post-lanzamiento: se han anunciado tres pases diferentes de contenido que darán acceso a nuevos vehículos, localizaciones, objetos de personalización...

Por ejemplo, el primer pase, que estará disponible desde el día de lanzamiento, incluye 10 vehículos de marcas como Barbie, Street Fighter o Teengae Mutant Ninja Turtles, tres packs de personalización, tres módulos y una expansión de Batman.

Hot Wheels Unleashed nos permitirá conducir el DeLorean, El Coche Fantástico o la "Turgoneta"

Habrá contenido gratuito cada mes, sí, pero encontrarnos con tres pases con DLC antes del lanzamiento (¡y uno de ellos el mismo día!), resulta, cuando menos, dudoso.

En cuanto al apartado gráfico, Hot Wheels Unleashed mantiene un buen nivel. No es el juego más puntero del mercado, pero aprovecha inteligentemente el estilo "juguete" para poner ante nuestros ojos escenarios muy llamativos (los reflejos en pista lucen especialmente bien). Y mantiene los 60fps de forma constante, cosa que siempre se agradece en esta clase de juegos.

La banda sonora está compuesta principalmente por temas electrónicos, todos muy "moviditos" y en sintonía con el estilo de juego, aunque no le habría sentado mal un mayor número de pistas musicales. Hay que destacar que son dinámicos, así que si usamos el turbo o quedamos atrapados en una tela de araña, la canción lo refleja. Un detalle muy chulo.

Valoración

Hot Wheels Unleashed propone carreras que son pura diversión gracias a un control arcade fantástico y unos circuitos que ofrecen variedad a todos los niveles. Es una pena que otros aspectos, como el coleccionismo de vehículos en miniatura, no estén tan refinados como la jugabilidad.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Control arcade a prueba de dombas y apto para todos los públicos. La variedad dentro de cada circuito.

Lo peor

Las agresivas políticias de DLC. La progresión a la hora de desbloquear vehículos se nos antoja algo lenta.

Y además