Análisis Just Cause 4
Análisis

Análisis de Just Cause 4 para PS4, Xbox One y PC

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

El análisis de Just Cause 4 llega con la fuerza de una explosión; Square-Enix y Bandai Namco nos traen el sandbox más extremo y divertido, protagonizado de nuevo por el agente Rico Rodriguez, su garfio, su paracaídas y un impresionante arsenal.

Rico Rodriguez, el protagonista de la saga Just Cause es un "action hero" en toda regla. Como recién sacado de una peli de los años 80 este tipo duro ha sido responsable de deponer -por la fuerza de las armas- a 6 dictadores en diferentes países de todo el mundo. Steven Seagal, Chuck Norris o Stallone palidecen ante su chulería, su barba de tres días y su cazadora de cuero... pero sobre todo, el modo en que se ríe de la muerte.

Y esta vez, en Just Cause 4, lo hace de un modo aún más exagerado. Rico ya no pertenece a la agencia, pero eso no le impide viajar a Solís (un pequeño país en la jungla sudamericana, que parece inspirado en Perú) para enfrentarse al megalómano Oscar Espinosa, a su lugarteniente Gabriela Morales y a todo un ejército de mercenarios conocido como la mano negra. En fin, será mejor que os preparéis para liderar una revolución en toda regla. 

just cause 4 review 21

Avalanche Studios, los responsables de Just Cause 4, son maestros en el género del "sandbox". No sólo se han encargado de las tres entregas anteriores, sino que firman juegos como Mad Max o el próximo Rage 2. Tienen su propio motor gráfico, el APEX engine, y su estilo personal en que priman la diversión, el tamaño del mapa -en este caso Solís tiene más de 100 kilómetros cuadrados- y las posibilidades. Y precisamente esos son los puntos que brillan en JC4.

just cause 4 review

Los análisis de Just Cause 4 en la prensa internacional

La idea es acabar con Espinosa (que está utilizando el clima como arma), devolver el poder al pueblo y hacerlo con un estilo inimitable; equipados con el característico garfio, un paracaídas, un traje de vuelo y todas las armas -ficticias- que se os pasen por la cabeza, desde el subfusil a cañones eléctricos. 

Correr y destruir

La navegación es lo que hace único a Just Cause.  Como los "sandbox" tradicionales, Just Cause 4 se construye sobre la premisa de poder tomar prestado cualquier vehículo -civil o militar- que circula por el país. Esto se aplica lo mismo a coches, motos y tuk-tuk (los transportes de tres ruedas) como a lanchas, destructores, helicóptero de combate, aviones a reacción y ultraligeros. Sin embargo, el espíritu del juego está en utilizar los gadgets de Rico. 

El garfio no sólo sirve para desplazarnos a lugares cercanos. También podemos utilizarlo como fuerza de tracción para mover objetos pesados, o acoplarle funciones especiales como los globos fulton (que hacen elevarse en el aire aquello que tengan fijado) o los propulsores, pequeños cohetes que empujan en cualquier dirección. Y por supuesto, es la mejor herramienta para montar en un vehículo en vuelo. 

just cause 4 review 10

Casi tan versátil como este cable de acero es el parapente. Se puede desplegar durante una caída -para evitar una muerte horrible- y también utilizarlo combinado con el garfio para volar por el escenario. Aunque cuando se trata de volar, el traje aéreo es lo más rápido (y aquello que nos permite realizar mayores acrobacias).

just cause 4 review 6

Estas son las posibilidades de Rico Rodriguez, pero está en nuestra mano combinarlas para que todo resulte más divertido y espectacular; depende de vuestra imaginación ¿Iniciar un ataque desde el aire? ¿Lanzar un vehículo para que se estrelle y salir en el último momento planeando con el parapente? ¿Ir pasando de helicóptero enemigo en helicóptero enemigo? Depende de la habilidad de cada uno, pero el juego nos anima a que seamos creativos (y apostamos a que Youtube se va a llenar con las hazañas de cada uno).

La capacidad de destrucción le pone la guinda a tantas opciones.  Gran parte de las estructuras enemigas se pueden hacer saltar por los aires, con unos efectos muy logrados (además de causar grandes bajas entre los soldados de la mano negra). Claro que esto también funciona en sentido contrario y pronto descubriremos que unos tanques de combustible o unas cajas de madera no son la mejor cobertura. 

just cause 4 review 18

Misiones por una causa justa

Como en otros juegos de Avalanche Studios, el mapa está plagado de misiones que cumplir (algunas pertenecen a la historia principal y otras simplemente sirven para debilitar al régimen... o incluso para ayudar en el rodaje de una película).

just cause 4 review 4

En cualquier caso, el juego está cargado de contenido. No sólo se trata de buscar extras; tenemos más de 400 acrobacias que realizar -habéis leído bien- más de 30 ataques a regiones, 12 tumbas con rastros arqueológicos y las operaciones que consisten en desmantelar el proyecto Illapa, que convierte los fenómenos metereológicos en un arma. 

just cause 4 review 5

Sin embargo, la estructura de estas misiones se vuelve un poco repetitiva, y en numerosas ocasiones se resume en ir de una lado a otro de una base enemiga, activando interruptores y abatiendo a los guardias que nos salen al paso. Esto no quita para que haya momentos épicos, persecuciones y otras "set pieces" que elevan el ritmo del juego, aunque la parte narrativa queda un paso por detrás de otros juegos del género.  

just cause 4 review 15

Viva la revolución

Como los buenos libertadores, Rico es capaz de guiar a los rebeldes de Solís en la toma del poder. A medida que causamos estragos entre las tropas de Espinosa, nuevas células de guerrilleros se unirán a nuestra causa, y nosotros podremos hacer que tomen el control de diferentes zonas a través del mapa. 

just cause 4 review 13

Es un sistema muy sencillo, que tiene poco de estrategia. No permite que nosotros mismos diseñemos el plan de batalla, sino que se limita a indicarnos los lugares a que tenemos que desplazar unidades después de cumplir una misión determinada.

just cause 4 review 19

Cuando visitemos las zonas que están bajo nuestro control, en lugar de soldados de la mano negra veremos patrullar a los rebeldes, en sus tanques y aviones llenos de graffities. Así que se nota cierta evolución en el territorio a medida que avanzamos. 

Y Soliís es uno de los mundos abiertos más variados que hemos visitado; como hemos mencionado antes, la jungla y las montañas parecen inspiradas en Perú, pero también hay desierto y cumbres nevadas, grandes zonas portuarias, un aeropuerto internacional, ciudades con rascacielos, ruinas precolombinas y laboratorios.  

just cause 4 review 20

Es tan grande, que tenemos la posibilidad de unir pilotos a nuestra causa para que nos lleven suministros a cualquier parte (pueden ser armas o vehículos).

Apartado técnico irregular

Just Cause 4 demuestra un gran trabajo en cuanto a la distancia de dibujado y la iluminación de los escenarios. Y no podemos olvidar que se trata de un mundo abierto gigantesco. Sin embargo otros elementos como el diseño de los personajes o las animaciones no están tan cuidados.

just cause 4 review 12

El control de los vehículos es un poco "duro" (si habéis jugado Mad Max, seguro que sabéis a lo que me refiero), pero todos tienen "personalidad". Aunque no sean máquinas reales, se puede reconocer el diseño del helicóptero Apache, el Super HIND, los vehículos humvee... Y en lo que respecta a la física, aunque puede resultar algo exagerada, le saca partido al garfio y todos sus complementos. 

just cause 4 review 2

Sin duda, el plato fuerte son las tormentas, tornados y ventiscas que además de tener un elemento jugable, lucen de un modo espectacular. El clima de Just Cause 4 es el más extremo que uno se puede encontrar en un videojuego. Pero con tanta ambición, también llegan algunos "bugs", aunque ninguno nos ha "roto" el juego. 

just cause 4 review 17

En lo que respecta al apartado sonoro, un buen doblaje al castellano -con algunos chascarrillos del propio Rico Rodriguez para animar el desarrollo- se combina con buenos efectos y una banda sonora bastante prescindible (aunque en los vehículos podemos conectar la radio para escuchar unas cuantas canciones).

just cause 4 review 11

Para terminar, las opciones online se limitan a poder comparar nuestras hazañas (tiempo de vuelo, enemigos abatidos, metros ascendidos en parapente...) con los de otros jugadores de todo el mundo, lo que se queda bastante corto. 

Un sandbox puro

Un "sandbox" es por definición, un campo de juegos en que los jugadores pueden divertirse a su manera. Y JC4 cumple esta premisa de maravilla; nos da las herramientas para que lo pasemos en grande, tanto explorando el mapa de Solís como pilotando los vehículos más extravagantes. Y lo mejor de todo es la posibilidad de combinar las habilidades de Rico para superar cada situación. 

just cause 4 review 3

Después de los últimos juegos del género, con una mayor carga narrativa, como en el caso de Red Dead Redemption 2, o una aparición más orgánica de las misiones (el caso de Zelda Breath of the Wild) puede parecer que Just Cause 4 da un paso atrás.

just cause 4 review 22

Pero es tremendamente divertido, y supone un soplo de aire fresco, más "desenfadado". Como hemos adelantado, seguro que las locuras que hacemos en el juego llenan canales de Youtube, y tenemos diversión garantizada durante muchísimo tiempo. 

just cause 4 review 16

Valoración

Un "sandbox" de la vieja escuela, que destaca por las posibilidades de destrucción y el enorme mundo abierto de Solís. Exploración y combate resultan muy divertidos, pero las misiones se vuelven repetitivas y el apartado técnico muestra algunos fallos.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La destrucción, las posibilidades que ofrecen garfio, parapente y traje de vuelo. Solís es un país gigantesco y con muchos ambientes. El clima.

Lo peor

Misiones repetitivas, fallos técnicos y el escaso peso del argumento. Las funciones online son anecdóticas.