La LEGO Película 2 El Videojuego
Análisis

Análisis de La LEGO Película 2 para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC

Por Alberto Lloret

Versión comentada: PS4

Con algo de retraso respecto al estreno en cine nos llega La LEGO Película 2: El Videojuego, una "adaptación" libre sobre el film firmada por TT Games para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. Y decimos "versión libre" porque nos invita a visitar a planetas y vivir aventuras que no aparecen en el film para, de algún modo, complementarlo.

Eso explica que haya personajes importantes de la peli que apenas aparecen o que algunos de los hechos sobre los que gira el largometraje casi no tengan protagonismo (tranquilos, que no haremos spoilers). Este sentido, el juego de La LEGO Película 2 tampoco delega el mismo protagonismo en los principales protagonistas de la película, e incluso aparecen más personajes de DC... aunque no nos precipitemos.

Amplía la capacidad de tu consola con los mejores discos duros externos

Al igual que el film, La LEGO Película 2 El Videojuego arranca con la misma premisa: la llegada de la hija pequeña al cuarto de las construcciones trae consigo la irrupción de piezas Duplo, alienígenas y otros males que acaban con la ciudad de Emmet, el protagonista, convertida en Apocalipsisburgo, una urbe más en la línea de Mad Max... pero al estilo LEGO.

Todo se complica aún más con la aparición de una enigmática nave alienígena, tripulada por una enigmática figura, lo que lleva a los protagonistas a recorrer un total de 7 planetas de la galaxia en busca de respuestas. Algunos de estos planetas son un fiel reflejo de la peli, mientras que otros, la gran mayoría, han sido creados para la ocasión, para terminar de contarnos aspectos que aparecen en la peli (como por ejemplo, dónde se fabrica cierta tarta que aparece en la peli).

Y, aunque es fácil caer en la trampa y pensar que se trata de "otro juego LEGO más", con un mundo central desde el que accedemos a los niveles de la película, en esta ocasión hay muchos cambios y variaciones respecto a la fórmula establecida y vista recientemente en LEGO DC Super Villanos o LEGO Los Increíbles.

De hecho, mientras que trabajábamos en el análisis de La LEGO Película 2 El Videojuego, nos ha venido a la cabeza muchas veces LEGO Worlds y LEGO Dimensions, juegos de los que ha tomado algunas ideas, y las explora y fusiona con el estilo habitual de los juegos de LEGO.

Desde el punto de vista de las mecánicas, sigue habiendo zonas de saltos, combates bastante sencillotes (con la novedad de liberar un ataque especial en plan QTE tras encadenar varios combos), destrucción del entorno para conseguir monedas y ladrillos (debemos recoger piezas para poder fabricar objetos), momentos de construcción bastante automatizados...

Por haber, sigue habiendo puzles bastante sencillos (que nos obligan a usar los nuevos objetos que vayamos consiguiendo) y jefes finales que, en el fondo, son pequeños puzles. El núcleo de la jugabilidad sigue siendo muy parecido al de otros juegos LEGO en consola/PC, diseñado para que cualquiera pueda coger el mando y disfrutarlo. Y, por supuesto, con grandes toneladas de humor y simpatía.

Pero podríamos decir sin duda que su planteamiento está más cerca de LEGO Worlds y su sistema de islas, que de cualquier juego de LEGO con licencia. Aquí no hay niveles más o menos lineales, sino mundos abiertos con personajes "principales" (que nos van dando las misiones que hacen avanzar la historia) y "secundarios", con tareas opcionales (carreras, combates, llevar objetos de A a B...), que en ambos casos pueden darnos páginas de instrucciones para construir casas, generadores, trampolines, vehículos y otras construcciones que nos ayudarán a avanzar en el juego.

Por haber, hay hasta minijuegos que se activan dentro del propio mundo, por ejemplo, al pasar cerca de los famosos corazones explosivos de la película: basta con acercarse a uno de ellos para que comience una persecución por el nivel. Si le placas, podrás conseguir objetos...

En estos mundos abiertos, tú decides cómo llegar a los puntos de inicio de las misiones, el orden en el que quieres hacer las cosas o, sencillamente, puedes decidir perderte explorando. Y hay razones para esto último: cada mundo esconde, de media, unos 50 ladrillos maestros, que son la llave para desbloquear los mundos posteriores... aunque puedes pasar al siguiente mundo recogiendo, por regla general, solo 15.

No es el único coleccionable: también hay cofres especiales que, aparte de monedas con las que compramos objetos en la tienda de cada mundo, nos dan "ladrillos" de distinto color -necesarios para que podamos construir, que sigue siendo una mecánica central del juego- y "reliquias" de distinto grado de rareza.

Estas reliquias son, en realidad, "contenedores" de objetos. No exageramos si decimos que hay ¿cerca de mil? objetos desbloqueables, entre personajes, vehículos, edificios o accesorios como armas. Conseguirlos todos es sin duda cuestión de echarle horas... muchas. Podría decirse que estas reliquias y cofres, aunque sean una suerte de "loot boxes", sólo se pueden comprar con la moneda del juego, no con dinero "real". Sin duda, todo un acierto. 

La historia principal transcurre en los 7 planetas que hemos mencionado, como Apocalapsiahermana, una isla semiestruida que debemos reconstruir consiguiendo las casas y edificaciones que nos pide cada habitante. O Ciudad Armonía, una idílica ciudad de chalets super ordenada, en la que suceden cosas raras al ritmo de la música.

Aparte de esos 7 planetas principales, el juego incluye otros 6 opcionales, también con ladrillos maestros y cientos de cosas para hacer y descubrir, como Media Zelanda, un bello y verde paraje que remite a los castillos medievales, Ladriburgo (la versión original de la ciudad de Emmet) o un mundo temático ambientado en el oeste. Vamos, que por contenido, y cantidad de cosas para ver, hacer y desbloquear, no es.

Y, como decíamos antes, en muchos sentidos recuerda a LEGO Worlds. Contamos con numerosos objetos que nos permiten interactuar con el mundo de distinta manera: con una varita pintamos, con unos prismáticos escaneamos objetos "raros" que añadimos a nuestro inventario, con una pistola de pegatinas adornamos el mundo...

Como en otros juegos LEGO, incluso podemos conseguir objetos especiales, como un casco de fútbol americano que nos permite embestir y destruir el entorno de forma automática, aunque hay muchos más ejemplos de objetos especiales.

Pero, en ningún caso, esta planteamiento jugable busca la complejidad de, por ejemplo, la construcción de LEGO Worlds. Aquí no ponemos cada ladrillo en una construcción. En su lugar contamos con un libro de instrucciones, y desde esta opción, elegimos aquello que queremos construir.

Si tenemos las piezas del color necesarias, que lo indica en cada caso la página de la construcción, lo levantaremos. Si no, basta con mirar alrededor nuestro, romper objetos cercanos y las conseguiremos (siempre suele haber cosas del color necesario cerca, al menos para las construcciones "obligatorias" para poder avanzar en la historia).

Este enfoque hace que las misiones transcurran en los propios mundos abiertos, algo que tiene como contrapartida que no haya niveles como tal, y por ende, que algunos escenarios no estén tan trabajados ni sean tan vistosos como en otros juegos con la licencia LEGO.

Esto, a su vez, lleva parejos otros problemillas, como una cámara que tiende a volverse loca cuando nos pegamos a una pared (suele apuntar hacia arriba automáticamente) o que los tiempos de carga al cambiar de mundo sean bastante más extensos de lo que nos gustaría (una vez dentro del mundo, no hay cargas de ningún tipo, algo es algo).

No son los únicos defectos del juego: el "screen tearing" es bastante apreciable en algunos mundos, como Apocalipsisburgo (parece que la pantalla se "rompe", por unos instantes), sin contar con que el personajes se nos ha quedado atrapado en el interior de una pared, sin poder moverse, en un par de ocasiones o que incluso que el juego se nos ha "colgado" y cerrado en una ocasión. Todo esto, con la versión de PS4.

Todo esto con el parche 1.01 instalado, lo que refuerza la sensación de que el juego no está del todo pulido, y que quedan cosas por rematar... algo que seguro se irá haciendo con futuras actualizaciones. Además, el problema del clipping, de quedarse pillado en paredes tiene fácil solución: con cambiar de mundo se soluciona y su sistema de checkpoints nos permitirá reaparecer muy cerca del lugar en el que nos quedamos "pillados". Incluso la recogida de algunos objetos, como las reliquias, da la sensación que tiene lag, retardo, y que tarden más de la cuenta (o que incluso caigan al abismo).

Los lunares terminan con los temas cantados de la banda sonora que, incomprensiblemente, están en inglés (echamos de menos el "todo es fabuloso") y, aunque hay voces en castellano, como la de la narradora, las de muchos personajes principales son simples murmullos sin sentido (se echa en falta la voz de Claudio Serrano como Batman).

Pero nada de esto termina de eclipsar lo que es La LEGO Película 2 El Videojuego: un gran título para jugar acompañados a pantalla partida, en la misma consola, en especial si hay niños de por medio (o fans de LEGO en general). La cantidad de contenido que ofrece asegura decenas de horas de diversión, y muchas más si piensas ir a por el 100%.

Para el análisis hemos jugado un total de 14 horas, completado la historia principal, alcanzando en algunos mundos más de 30 ladrillos maestros, y apenas hemos desbloqueado el 40% del contenido. Sirva como ejemplo el último mundo opcional, que requiere 400 ladrillos maestros, o un tercer grupo de mundos abiertos que irá llegando vía contenido descargable en el futuro.

Todo esto hace que, aun con algunos aspectos mejorables, como el mencionado problema de la cámara, La LEGO Película 2 El Videojuego sea un título altamente disfrutable para jugar en compañía, en el mismo sofá, sobre todo si nuestro compañero de aventuras es un niño.

Valoración

Como la canción de la película, en esta ocasión "no todo es fabuloso" (cámara, screen tearing...), pero aun así ofrece toneladas de contenido y diversión para disfrutar en compañía, ya seas niño o adulto, Además, apuesta por un enfoque más de mundo abierto, y menos lineal, recuperando ideas de LEGO World, algo de agradecer.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La ingente cantidad de contenido que incluye (13 niveles o mundos abiertos), coleccionables y tareas. Cooperativo local.

Lo peor

Fallos técnicos que no corrige el parche del día 1 (problemas de cámara, screen tearing...). Algunos mundos son flojos. Canciones en inglés,

Y además