Analisis Nioh 2 PS4
Análisis

Análisis Nioh 2 para PlayStation 4 - El penúltimo samurái

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: PS4

Análisis de Nioh 2 para PS4. Team Ninja vuelve con su propuesta de acción y rol samurái en el Japón más folclórico, logrando una secuela que mejora en todo al original, pero que reutiliza elementos sin cortarse un mechón y sigue sin saber medir la dificultad.

Hay algo muy evidente al echar un vistazo a Nioh 2, el nuevo juego para PlayStation 4 de Team Ninja (estudio legendario responsable de joyas de la acción, como Ninja Gaiden Black): se parece mucho al primero. Incluso aunque no jugaseis a la aventura protagonizada por el marinero William Adams, las similitudes entre ambos juegos son demasiado evidentes. Y la realidad es la que es: Nioh 2 recicla elementos del primer Nioh más allá de todos los límites permisibles. 

Eso no quiere decir que sea un mal juego (si os gustó el primero, este os va a encantar), o que no incluya novedades y cambios, pero "reaprovechar" tantos elementos sólo sirve para que sintamos que, más que ante una nueva entrega, estamos ante un contenido descargable muy largo; una especie de "Nioh 1.5". Y si a esto le sumamos su dificultad extrema, que nos recibe dándonos un guantazo desde el primer nivel... Es difícil convencer a alguien para que le dé una oportunidad.

Nioh 2 - Análisis en vídeo y gameplay

Y sin embargo, nosotros lo vamos a intentar en nuestro análisis de Nioh 2. Porque pese a todo lo malo, también hay mucho bueno que contar. Templad vuestro espíritu, recobrad la postura y armaos; no con espadas, sino con paciencia... mucha paciencia.

Katana de doble filo

El hecho de que Nioh 2 sea tan parecido al primer Nioh es la primera de muchas trampas que tiende Team Ninja, una trampa que está claramente pensada para los veteranos del original. Porque en lo jugable es exactamente igual: los mismos controles, los mismos menús, las mismas habilidades desbloqueables, las mismas animaciones... La mayor novedad en este aspecto son los dos nuevos tipos de arma cuerpo a cuerpo, que elevan el total a nueve: katana, katana doble, lanza, hacha, kusarigama, odachi, tonfa y las recién llegadas: hachuelas y guja alternada).

Esto es una "katana de doble filo", porque Nioh gozaba de una jugabilidad magnífica y, por extensión, Nioh 2 también... Pero no sorprende lo más mínimo. Podéis esperar un sistema de combate veloz y contundente, en el que destaca la posibilidad de alternar entre tres posturas, cada una con sus pros, contras y animaciones diferentes (echad la cuenta: hay tres sets de movimientos diferentes para cada una de las nueve armas).

Nioh 2 PS4 análisis

También siguen muy presentes los Pulsos de Ki, quizás la mecánica más novedosa del primer Nioh: tras realizar un ataque, debemos pulsar el botón R1 para recobrar la postura, lo que hace que recuperemos ki a mayor velocidad. Si se ejecuta en el momento adecuado, además de recuperar más ki, eliminamos cualquier reino yokai cercano, que son pequeñas áreas de polución generadas por estos seres en las que se ralentiza la velocidad a la que regeneramos ki.

Así que cualquiera que le metiese muchas horas al primer Nioh llega, se encuentra con esto y dice: "chupado". Pero entonces aparece el Enki, un nuevo tipo de yokai con forma de mono, y nos dice: "vas listo, colega". Porque desde el primer momento, Nioh 2 también introduce varias novedades que es fácil pasar por alto... Y eso es un error mortal. 

Nioh 2 PS4

Como a estas alturas ya sabréis, en lugar de un personaje predetermiando, al iniciar partida podemos crear al protagonista. El editor de personajes es buenísimo; vais a perder muchísimo tiempo eligiendo peinados hasta conseguir a el o la samurái de vuestros sueños (echadle un vistazo a las creaciones de la comunidad para comprobar sus posibilidades).

Y al contrario que otros juegos de este estilo, Nioh 2 nos permite volver al editor desde la pantalla de selección de misión, así que si nos cansamos de esa cicatriz que recorre el rostro de lado a lado, queremos otro color de ojos o nos apetece cambiar de género en mitad de la historia, podemos hacerlo. Buen punto.

Nioh 2 PS4 análisis

La idea tras esto es que nuestro personaje, de nombre Hide (Hiddy para los amigos), es un cambiante: mitad humano, mitad yokai. Esto se traduce en tres pequeñas grandes novedades: por un lado tenemos la posibilidad de transformarnos en yokai, mecánica que actúa de manera muy similar a como lo hacía el arma viva en el primer Nioh, con la diferencia de que hay tres tipos distintos de transformación, cada una con sus propias mecánicas.

La segunda y tercera son las más interesantes, y son esos elementos de los que hablábamos antes que es es fácil pasar por alto: los contraataques y habilidades yokai. Ambos requieren ánima (poder mágico, a grandes rasgos), que se indica en una barra situada bajo las de salud y ki. El contraataque yokai es bastante directo: los enemigos de Nioh 2 poseen un tipo de ataque poderosísimo que viene precedido por un brillo de color rojo. 

Nioh 2 PS4
Dominar el contraataque yokai es esencial.

Con el contraataque yokai podemos evitarlo y dejarlos a nuestra merced, pero calcular el timing es esencial; un segundo antes o después y nos comeremos el impacto (lo que suele significar la muerte). Cada una de las tres formas yokai cuenta con su propio contraataque, así que es importante probar las tres y encontrar aquel con el que nos sintamos más cómodos.

En cuanto a las habilidades yokai, son ataques "heredados" de los enemigos. Si habéis jugado a los Castlevania de GBA y Nintendo DS o al reciente Bloodstained, se trata de un sistema muy similar a las almas: al derrotar enemigos, existe la posibilidad de que dejen caer un núcleo, objeto que al ser purificado en un santuario nos permite equipar el ataque característico de ese enemigo.

La cantidad de habilidades yokai disponibles es enorme (hay una por cada enemigo, jefes incluidos), y todas son diferentes y ofrecen distintas bonificaciones. Pero su importancia, más allá del daño que puedan causar, radica en que sirven para reducir el ki de los yokai.

Nioh 2 PS4
La interfaz del árbol de habilidades ha cambiado, y se han añadido unas cuantas nuevas.

Porque al contrario que los humanos, los yokai no regeneran ki tras cada ataque, y cuando llega a cero, entran en un estado en el que podemos golpearles, interrumpiendo sus ataques y derribándolos, momento en que podemos usar un poderoso remate. Esta mecánica ya estaba en el primer Nioh, pero aquí cobra una mayor importancia gracias a la introducción de estas habilidades, que se convierten en una ayuda esencial durante los enfrentamientos contra jefes.

Pero nosotros no somos los únicos que tienen ahora trucos nuevos bajo la manga: otra de las novedades que introduce Nioh 2 es el reino oscuro, que básicamente son zonas enteras de un nivel en las que "disfrutamos" de los efectos del reino yokai (es decir, donde el ki se regenera con mayor lentitud) y los enemigos ven su poder aumentado. Para poder limpiarlas debemos dar con el enemigo que lo está generando, que suele ser un "bicho" complicado. Además, los jefes pueden activar este reino durante los combates, lo que complica bastante las cosas (y nos invita, de nuevo, a reducir su ki con el uso de las habilidades yokai).

Nioh 2 PS4 análisis

En todos los niveles de Nioh 2 encontramos varias zonas cubiertas por el reino oscuro, y por lo general son opcionales... Pero muy recomendables, pues suelen albergar santuarios o atajos muy útiles. La verdad es que están muy bien pensados, primero porque juegan con el factor riego/recompensa, pero además porque están diseñados de forma que siempre (o casi) haya alguna manera -bien escondida- de llegar directamente al enemigo que lo está generando, dándonos una gran ventaja. 

Esto nos lleva a hablar del diseño de niveles de Nioh 2. Porque sí, de nuevo volvemos a estar ante un juego dividido en misiones. Como en el primero, al superar varias pasamos a una nueva zona... donde nos esperan más misiones principales y secundarias. Y aquí volvemos a encontrar más reciclaje: se han recuperado niveles completos del primer Nioh, aunque esto sólo se da en el caso de algunas misiones secundarias. En lo que se refiere a las principales el diseño ha mejorado bastante; desde luego, es mucho más equilibrado que el del primer Nioh, que era bastante irregular.

Nioh 2 PS4 análisis

En Nioh 2 todos los niveles (nuevos) están bien diseñados, algunos incluso muy bien, con sus correspondientes atajos para unir unas partes con otras de forma inteligente. Team Ninja se ha sacado de la manga situaciones muy chulas, como una zona en la que el sol nos impide ver con claridad a los francotiradores que cubren el horizonte o un nivel que apuesta totalmente por la verticalidad. 

Hay que destacar también la evolución dentro de los propios niveles: una misión puede empezar en exteriores, para dar paso a un tramo subterráneo, para finalmente culminar en el interior de un edificio, gozando todas estas partes de bastante complejidad. Algunos niveles presentan también pequeñas mecánicas para aportar variedad, aunque en ese aspecto también se han reciclado ideas, como los bidones de agua para evitar el fuego, cristales que potencian el poder de los yokai... 

Para que os hagáis una idea de hasta qué punto se ha "sableado" el contenido del primer Nioh, en los menús del tutorial de la Casa del Té Oculta se siguen refiriendo a nuestro personaje como William. Un descuido que da muy mala imagen...

Nioh 2 PS4
Los agarres, el peor enemigo de todo samurái.

Además de por lo obvio, todo este reciclaje saca a relucir otro problema, y es que no se han molestado en corregir los errores que presentaba el primer juego. Por ejemplo, la excesiva cantidad de información que muestran los menús: sólo el hecho de abrir el equipo para comparar dos armas puede marear por todos los datos, bonificaciones y números que nos bombardean. Nioh es un juego complejo, ¡y eso está bien! Pero la interfaz de usuario debería ser más agradecida con el jugador. El único cambio en la interfaz lo encontramos en los árboles de habilidades, que ahora presentan un estilo que recuerda ligeramente al tablero de esferas de Final Fantasy X.

Lo mismo se aplica a la historia, o más bien, a la narrativa: de nuevo, da la sensación de que las escenas de vídeo van por un lado y la jugabilidad por otro. No ayuda el hecho de que Nioh 2 se desarrolle a lo largo de un período de muchos años (sirviendo como precuela para los acontecimientos del primero), dando saltos temporales con cada cambio de escenario que pueden hacer bastante confuso seguir el hilo del argumento.

Argumento que ya de por sí puede dar lugar a confusión si no estamos familiarizados con los acontecimientos y figuras históricas del período Sengoku, algo que también sucedía en el primer Nioh. Pese a todo, y aunque todavía tiene mucho que mejorar, salimos de Nioh 2 con la sensación de que cuenta una historia, algo que no podemos decir del primero.

Nioh 2 PS4

En lo que se refiere al apartado gráfico tampoco encontramos grandes cambios. Desde luego, si hay algún tipo de mejora a nivel visual, es bastante imperceptible (¿la iluminación, quizás?), lo que significa que Nioh 2 es un juego decente; no es terrible, pero tampoco un prodigio técnico. Lo único que brilla es el diseño visual de escenarios y -sobre todo- enemigos, rebosante de originalidad a la hora de recrear a los espectros y demonios del folclore japonés. Hay una sorprendente cantidad de enemigos nuevos, pero también un buen puñado de caras conocidas (prácticamente todos los enemigos del primero repiten).

En PS4 Pro, Nioh 2 presenta las mismas opciones de visualización que el primero: modo resolución (se favorece la calidad de imagen y se fija el framerate en 30fps), modo variable (mejor calidad de imagen, fps variable) y modo acción (menor resolución, 60fps). Imaginamos que depende de gustos, pero tratándose de un juego que requiere precisión de cirujano, no concebimos otra forma de jugarlo que no sea en el modo de acción. 

Nioh 2 PS4

Donde sí hemos notado una importante evolución es en la banda sonora: la calidad de las composiciones musicales ha mejorado muchísimo, y ahora se escuchan un gran número de temas de gran belleza, épicos y/o emotivos que, además de memorables, ponen los pelos de punta. Aunque ni siquiera este apartado se libra del reciclaje, pudiendo reconocer varias melodías del juego original.

Yendo a piñón y completando sólo unas pocas secundarias, nos ha llevado algo más de 64 horas ver los créditos de Nioh 2. Tras esto da comienzo el endgame, que de nuevo es calcado al del original: se desbloquean nuevos niveles de rarezas para los objetos de equipo (verde y naranja) y, en cualquier momento, desde la pantalla del mapa, podemos activar el "Sueño del fuerte", un modo que nos permite volver a jugar todas las misiones con una dificultad aún más elevada y mejores recompensas.

Nioh 2 PS4
Si la cosa se complica podemos recurrir a las Expediciones. Aquí podéis ver cómo le damos cera a un jefe con ayuda de los compañeros de Vandal.

Y finalizamos con la parte más peliaguda: la dificultad. El primer Nioh era un juego difícil que por momentos podía pecar de injusto, y en este, lejos de tratar de equilibrarlo, lo han llevado más allá. Nosotros somos los primeros que disfrutamos de un buen desafío, y por manido que suene, en los últimos años FromSoftware ha demostrado que se pueden hacer juegos tremendamente exigentes pero siempre justos. Y Nioh 2 no es así; Nioh 2 nos obliga a enfrentarnos cada pocos metros contra un enemigo que de un golpe (literalmente) nos manda al otro barrio. Obviamente con habilidad y muchísima paciencia todo se supera, pero cualquier sensación de logro que pueda darnos una victoria queda oculta bajo la gigantesca capa de frustración previa.

Habrá quien disfrute de esto, sin duda; nosotros lo hemos llegado a hacer porque la jugabilidad de Nioh 2 es puro Team Ninja, porque el sistema de equipo a lo Diablo (con cientos de piezas distintas) engancha de lo lindo y porque la ambientación, mezcla de hechos históricos reales y folclore japonés, nos encanta. Nioh 2 es un juego sobresaliente (aunque conservador), pero su dificultad extrema es una barrera que va a impedir que muchos jugadores pueden llegar siquiera a desenvainar sus espadas.

Valoración

Su dificultad y reciclaje extremos pueden ser como un infranqueable nurikabe, pero si contáis con la suficiente paciencia y habilidad para adoptar el bushido, descubriréis que Nioh 2 es un gran juego que tiene más de humano que de yokai.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Una delicia jugable; calidad Team Ninja. El bucle de juego, a lo Diablo, engancha de lo lindo. La ambientación, mezcla de historia y folclore japonés.

Lo peor

Dificultad artificial y desmedida. Muy conservador: recicla mucho, no arriesga nada y tampoco trata de solucionar los problemas del primero.

Y además