Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Análisis

Análisis de Pokémon Ultrasol y Ultraluna para Nintendo 3DS

Por Álvaro Alonso
-

Versión comentada: 3DS

Análisis de Pokémon Ultrasol y Ultraluna para Nintendo 3DS, las nuevas versiones para Nintendo 3DS de Pokémon Sol y Luna. Regresamos a Alola para descubrir nuevos Ultraentes, nuevos Pokémon legendarios, nuevos movimientos Z y un sinfín de cambios que culminan con un enfrentamiento contra los villanos clásicos de anteriores entregas. Así se despide Pokémon de 3DS.

Apenas un año después del lanzamiento de los geniales Pokémon Sol y Luna para 3DS nos llega, como suele ser habitual y también para la portátil de Nintendo, su segunda versión: Pokémon Ultrasol y Ultraluna. Como su nombre indica se trata de dos juegos, algo bastante atípico, pues las segundas versiones casi siempre nos han llegado en formato único (como fue el caso de Amarillo, Cristal, Esmeralda y Platino).

Análisis de Pokémon Sol y Luna

Pero pese a lo que el formato puede sugerir, no se trata de una continuación de la historia de Pokémon Sol y Pokémon Luna -como fue el caso de Blanco y Negro 2- sino que son, a grandes rasgos, la versión definitiva de ambos, presentando una versión alternativa del argumento original y un gran número de novedades. Es importante señalar que del desarrollo se ha encargado el "equipo joven" de Game Freak, ya que los veteranos tienen las manos ocupadas con cierto juego para Nintendo Switch...

Pero ¿hasta qué punto cambian estas nuevas entregas lo visto en los juegos originales de la Gen VII? ¿Merecen la pena si ya se jugó a Sol y Luna en su momento? Vamos a descubrirlo en nuestro análisis de Pokémon Ultrasol y Ultraluna.

En la cresta de Alola

Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna contienen un enorme número de pequeñas alteraciones: desde una interfaz ligeramente rediseñada hasta variaciones en las melodías de batalla, pasando por nuevos protagonistas y vestimentas, todo contribuye a la sensación de que estamos ante una versión refinada de Sol y Luna. Pero en este análisis vamos a centrarnos en los aspectos verdaderamente relevantes y novedosos. 

Y el primer gran cambio son las Dominsignias. Mientras exploramos las distintas islas de Alola, veremos pegatinas de color dorado pegadas a los edificios; algunas están a simple vista, pero otras están bien escondidas y tendréis que jugar con los ángulos de cámara para encontrarlas. Puede no parecer un gran cambio, pero la recompensa por encontrarlas sí lo es: al conseguir un determinado número, Gabriel Oak (el primo hawaiano del Profesor Oak) nos llamará para hacernos entrega de un Pokémon Dominante, es decir, la versión de mayor tamaño de un Pokémon.

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Algunas Dominsignias no tienen mucha ciencia, pero otras están mejor escondidas.

Sin duda es un cambio que se agradece muchísimo, pues después de conocer a estos bicharracos en las pruebas de los capitanes de Sol y Luna, nos quedamos con las ganas de añadirlos a nuestro equipo. Ahora bien, lo único que cambia es su tamaño; por lo demás, son exactamente iguales a las versiones normales (nada de escudo protector).

Otro cambio bastante destacable es el desplazamiento entre islas. Como recordaréis, en Pokémon Sol y Luna viajábamos entre islas a bordo de un barco, y si bien esta opción sigue estando disponible, en Ultrasol y Ultraluna la primera vez que visitemos una nueva isla lo haremos utilizando un método bastante acorde al estilo hawaiano que destila Alola: surfeando sobre Mantine.  

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
El surfeo sobre Mantine es sencillo, pero bastante entretenido.

Se trata de un minijuego bastante entretenido que nos invita a coger la ola para ir ganando velocidad, y de esa forma conseguir altura para realizar piruetas, todo mientras esquivamos Tentacools, Sharpedos y otro tipo de Pokémon acuáticos. Y el surfeo sobre Mantine no es una simple diversión para evadirnos de tanto combate (que también): a medida que vamos superando los distintos recorridos, obtenemos nuevas piruetas (más complicadas) para realizar, y cuanto mayor sea nuestra puntuación, más Puntos de Batalla conseguiremos, convirtiéndose así en una nueva forma bastante sencilla y entretenida de obtener este valioso recurso. Y el premio por quedar primeros en las cuatro travesías resultará resultará familiar a los veteranos de la saga...

Para dar algo más de protagonismo al apartado fotográfico se ha añadido el Fotoclub de Alola, donde podemos fotografiarnos juntos a nuestras criaturas adoptando distintas poses, desde distintos ángulos, con fondos bastante variados... Para después editarlas añadiendo pegatinas o marcos. No es que sea un añadido especialmente reseñable, y está bastante lejos de los modos foto que incluyen últimamente muchos juegos, pero no deja de ser una opción interesante que se suma a la montaña de contenido.

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Nuevos Pokémon, nuevos Ultraentes, nuevas formas para Solgaleo y Lunala, nuevos ataques... Novedades por un tubo, vaya.

La vida es una Rotómbola

Con las pruebas de los Capitanes, la gran novedad de Sol y Luna que rompió con la tradición "gimnasta", ha sucedido algo bastante curioso: algunas son exactamente iguales (las mejores), otras han sufrido ligeros cambios (como enfrentamientos contra Pokémon Dominantes diferentes) y otras han cambiado por completo. Es otra de las novedades que contribuyen a la sensación de estar ante una versión mejorada de la original. Por lo general todos los cambios son para bien, haciendo que haya un mayor equilibrio entre pruebas y dotando de mayor interés a las que menos destacaban.

Y en lo que a combates se refiere, lo más interesante lo encontramos en la Festiplaza: en Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna, uno de los stands es ahora la denominada Agencia de Combate, donde libramos enfrentamientos junto a otros dos entrenadores (que pueden ser jugadores invitados de nuestra Festiplaza) utilizando Pokémon prestados. Es una idea bastante interesante, pues plantea retos que nos obligan a salir de nuestra zona de confort y atrevernos con cosas nuevas. 

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
La prueba de Rika es una de las que más ha cambiado (básicamente porque ahora tiene prueba).

Al superar combates nuestro grado aumenta, lo que nos da acceso a mejores Pokémon prestados entre los que elegir. Y eso sin contar con que es una forma fantástica de conseguir chapas doradas (el valiosísimo objeto que nos permite aumentar las estadísticas de un Pokémon al nivel 100 como si sus IV fueran de 31). Además, al combatir los entrenadores se ponen unas gafas de sol que les confieren un aspecto bastante (tenta) cool.

Hablemos de la RotomDex, que también ha cambiado lo suyo. Como recordaréis, en Sol y Luna el Pokémon Rotom se introducía en la Pokédex para conferirle nuevas funcionalidades, como el Pokévisor, reminiscente de Pokémon Snap. Y en Ultrasol y Ultraluna se han añadido varias novedades de lo más interesantes: por un lado tenemos la Rotómbola, y es que a menudo Rotom nos propondrá hacer girar una ruleta para obtener un cupón aleatorio.

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Poderes rOtom

Estos cupones nos otorgan distintas mejoras durante un tiempo limitado, muy similares a los Poderes O que se vieron en Pokémon X e Y (mayor experiencia o dinero obtenidos en combate, más probabilidades de captura, aumento de la velocidad a la que eclosionan los huevos...). Son una ayuda indispensable que permite ahorrar bastante tiempo, sobre todo en actividades relacionadas con el VGC y los modos competitivos de Pokémon.

Análisis de Pokémon X e Y para 3DS

Ahí no acaba la cosa, y es que Rotom es ahora más parlanchín que nunca. El Pokémon nos hará preguntas a menudo, algunas relacionadas con los acontecimientos de la historia principal y otras sobre nosotros (hay cosas bastante curiosas, como la posibilidad de que deje de llamarnos por nuestro nombre de entrenador y se dirija a nosotros como "jefe"), llegando incluso a sugerirnos curar a nuestros Pokémon cuando están débiles o guardar la partida cuando llevamos mucho tiempo jugando. 

Además, interactuamos bastante más con él, presionando sobre sus ojos para activar la Rotómbola. Y siguiendo la línea del resto de novedades, se trata de un pasatiempo con recompensa: cuando nuestra relación con Rotom llega a cierto nivel, nos permitirá utilizar dos movimientos Z por combate. Todo esto sirve para que el Pokémon deje de ser una mera curiosidad y adquiera el grado de auténtico compañero de viaje. Y su compañía se agradece, si no fuera porque sus constantes consejos (que inhabilitan la función de mapa) hacen que termine resultando bastante cansino. Una opción para desactivarlos por completo no habría estado de más.

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Contar con un segundo Movimiento Z puede darle la vuelta al combate.

El Team Rocket despega de nuevoooooo

Ante las quejas por el escaso contenido post-game de Sol y Luna, en Game Freak se han puesto las pilas para ofrecer retos a la altura que mantengan a los jugadores ocupados muchas horas más después de alzarse como Campeones de Alola. Por un lado, se han incluido todos* los Pokémon legendarios de anteriores entregas, y para capturarlos también se han sacado de la manga un minijuego.

*Todos menos aquellos que sólo era posible obtener en eventos especiales (Mew, Celebi, etc.)

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS

A lomos de Solgaleo o Lunala cruzamos el Ultraumbral, y debemos recoger orbes para ganar velocidad mientras esquivamos esferas eléctricas. Cuanto más lejos llegamos, más probabilidades hay de que el vórtice que atravesemos -y que nos lleva hasta otra dimensión- contenga en su interior un Pokémon legendario.

Es un minijuego que nos mantendrá atrapados durante muchas horas (a pesar de las ausencias, el número de Pokémon legendarios es notable), pero el sistema de control por defecto, que utiliza el giroscopio de 3DS, os dará ganas de tirar la consola por la ventana. Por suerte, en las oficinas de Game Freak podéis cambiarlo para utilizar el botón deslizante (en las oficinas virtuales de Akala; no es necesario viajar hasta Japón).

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Preparaos para pasar horas en este minijuego (pero antes cambiad el sistema de control)

Por otro lado, y para aumentar todavía más la oferta de contenido post-game, tenemos el capítulo adicional dedicado al Team Rainbow Rocket, desbloqueado tras superar la Liga Pokémon, y donde nos enfrentamos a los villanos clásicos de la saga con la excusa de que han ido a parar a Alola a través de un Ultraumbral (han debido pensar que ya que estaban jugando con el tema de las dimensiones paralelas, por qué no ir con todo).

Si bien no es un capítulo excesivamente largo (siendo hábiles se puede terminar en unas dos horas), es todo un viaje a través de la saga, con guiños en cada combate... ¡Y cada puzle! Porque no se trata de una sucesión de enfrentamientos seguidos a lo Árbol de Combate/Torre de Batalla: antes de luchar contra cada villano, hemos de superar diversos desafíos que hacen honor a varios juegos de la franquicia (¿os acordáis de las baldosas teletransportadoras?). 

Si a esto le sumamos las melodías clásicas que se reproducen en cada combate, tenemos un señor bofetón de nostalgia. Pero quizás lo más interesante del episodio Team Rainbow Rocket es que deja la puerta abierta a un futuro con posibilidades de lo más interesantes...

Ahora bien, a pesar de que todos los cambios son para bien, Ultrasol y Ultraluna presentan un problema si jugasteis a los títulos originales, y es que durante gran parte de la aventura las novedades son anecdóticas, y no son verdaderamente tangibles hasta que se alcanza el post-game; durante la mayor parte del tiempo tendréis la sensación de estar reviviendo la misma historia.

Tampoco ayuda el hecho de que los cambios en el argumento, que esta vez gira en torno al Pokémon legendario Necrozma, se queden a medio gas, especialmente todo lo relacionado con la Unidad Ultra y Ultrópolis, de donde se podía haber rascado muchísimo más (la nueva localización no es más que un pasillo).

Análisis Pokémon Ultrasol Ultraluna 3DS
Necrozma es el Pokémon protagonista en Ultrasol y Ultraluna.

A pesar de estos problemas, no olvidemos que se trata de Pokémon: un RPG divertido a rabiar, mucho más profundo y complejo de lo que aparenta en su superficie y con una duración virtualmente infinita. Además, Ultrasol y Ultraluna están llamados a ser las últimas entregas para Nintendo 3DS antes de que la salga de el salto a Nintendo Switch (supuestamente, en 2018), de ahí que se respire un aire tan nostálgico y con cierto sabor a despedida en el grueso de novedades que tienen lugar tras acabar la aventura.

Y si no jugasteis en su momento a Sol y Luna, Pokémon Ultrasol y Ultraluna son sin lugar a dudas la opción recomendada. Es más, si no los jugasteis, podéis sumarle cinco Caramelos Raros a la nota.

Valoración

Pokémon Ultrasol y Ultraluna son las versiones refinadas, mejor equilibradas y todavía más completas de Sol y Luna. A pesar de la gran cantidad de novedades, no consigue deshacerse de cierta sensación de déjà vu, pero eso no quita que estemos ante una oferta de contenidos más grande que un Wailord y una despedida fantástica para la saga en 3DS.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Todos los cambios y añadidos dan forma a una experiencia (aún) más satisfactoria. Mejoras notables en el post-game respecto a Sol y Luna.

Lo peor

Las novedades más tangibles no entran en juego hasta casi el final de la aventura. Se le podía haber sacado bastante más provecho a Ultrópolis

Lecturas recomendadas