luigis
Análisis

Análisis del remake de Luigi's Mansion para Nintendo 3DS

Por Elisabeth López

Versión comentada: 3DS

Análisis de Luigi's Mansion para Nintendo 3DS. La consola portátil da sus últimos coletazos, esta vez con una versión actualizada del clásico de GameCube. El juego original, nuevos modos y un lavado de cara se dan cita en este remake que permitirá a los fans de Luigi's Mansion 2 adentrarse en la mansión original en la que desapareció Mario, y a quienes disfrutaron de ella en su momento volver a vivir la aventura de Luigi como nunca antes lo habían hecho.

Ya han pasado 17 años desde que Luigi's Mansion se puso a la venta como juego de lanzamiento de Nintendo GameCube. Lo cierto, es que en aquel momento, y a pesar de lo original que resultaba ser la propuesta al tratarse del segundo juego en el que Luigi era el protagonista y no Mario, hubo una gran parte del público a la que no le convenció. Mayormente se debió a que muchos esperaban un nuevo título clásico del fontanero bigotudo para entonces. 

Sin embargo, durante todo este tiempo, que nos ha dejado una estupendísima secuela para Nintendo 3DS en 2013, Luigi no ha hecho más que ganarse nuestros corazones. La Gran N lo sabe y, para sorpresa de todos, anunció durante el último Nintendo Direct Luigi's Mansion 3 para Switch. Todos tenemos ganas de hincarle el diente ya a esta nueva aventura con la que la saga debutará en la consola híbrida, pero, para hacer la espera más amena, la compañía nipona nos ofrece este remake. 

Como en otras ocasiones, la Gran N ha confiado para traer de vuelta este clásico de GameCube en Grezzo, compañía que ya nos ha deleitado con otras adaptaciones como Majora's Mask u Ocarina of Time, e incluso con una notable y nueva IP: Ever Oasis. Todos estos títulos tienen en común estar desarrollados para 3DS, por lo que este estudio ya tenía suficiente experiencia como para ofrecer una nueva versión de Luigi's Mansion a la altura, y así ha sido, tal y como vais a poder ver a continuación.

¡Mario! ¿Marioooooo?

Como en la aventura original, nos ponemos en la piel de Luigi para visitar la mansión que parece haber ganado en un concurso. Para celebrarlo, queda con su hermano Mario allí, pero, una vez llegamos, no le encontramos por ninguna parte. Entonces, descubrimos que ha sido secuestrado y que la mansión está llena de fantasmas. Por suerte, un científico nos presta su ayuda, y nos proporciona una serie de herramientas para hacerles frente y buscar a Mario. 

luigis, remake

Para ello, echamos mano de una linterna (o la estrobombilla de Luigi's Mansion 2) y la Succionaentes 3000, una aspiradora especial con la que podemos aspirar y atrapar todo tipo de fantasmas. El proceso es sencillo. Cuando aparecen, tan solo tenemos que alumbrarlos con la luz, lo que los aturde y permite que puedan ser capturados. De esta manera, podemos conseguir diferentes llaves y avanzar por las decenas de habitaciones que están repartidas por el total de 4 zonas que forman la mansión. Sin embargo, cabe destacar que no es tan fácil como parece. 

Análisis de Luigi's Mansion 2

Para acabar con algunos fantasmas hay que resolver una serie de puzles. Por ejemplo, si nos enfrentamos al espíritu de una pianista, primero, tenemos que tocar los instrumentos de la sala en la que se encuentra, y, después, acertar la cuestión que nos plantea. En otras habitaciones, se complica todo un poco más, pues tenemos que coger con la aspiradora uno de los tres elementos disponibles en el juego (agua, fuego y hielo) y utilizarlos ya sea en la estancia o contra los fantasmas. Todo con el fin de que los enemigos nos muestren su corazón para, así, poder atraparlos. 

luigis mansion, remake,

Siguiendo la temática del juego, en el momento que menos nos lo esperamos, pueden aparecer fantasmas a nuestro paso lo que, además de un buen susto, si no somos lo suficientemente habilidosos, hace que muchos de ellos puedan abalanzarse sobre nosotros y consigan quitarnos unos cuantos puntos de vida. En relación a este punto, cabe destacar la gran variedad de fantasmas que hay. Desde normales, entre los que se encuentran los que acabamos de mencionar y otros con diferentes mecánicas de ataque como lanzar plátanos o bombas; hasta jefes, que incluyen, como cualquier otro juego del universo de Mario, enemigos reconocibles como los Boo

luigis mansion, remake,

Como decíamos, nuestra búsqueda y rescate de Mario nos lleva a recorrer una enorme mansión encantada. Para no perdernos, disponemos de un dispositivo especial que ya estaba incluido en la versión original del juego de GameCube: la Game Boy Horror. Se trata de una parodia de la exitosa consola portátil de Nintendo, y que incluye varias opciones.

Por un lado, nos indica el piso en el que nos encontramos, así como el número de Boo que hemos atrapado. Por otro lado, nos detalla: el dinero que hemos conseguido, interactuando con todos los objetos de la mansión; la ubicación de Luigi, en un esquemático mapa en 2D que, además, nos enseña las habitaciones en las que ya hemos estado o siguen bloqueadas; y los fantasmas jefes a los que nos hemos enfrentado ya. Hay que puntualizar que, aunque ofrece el mismo contenido que en 2001, presenta una gran diferencia y es que aparece en todo momento en la pantalla táctil de la consola lo que hace que sea más accesible que si lo consultamos desde el menú. Ahora bien, no es la única novedad de este remake.

luigis mansion, remake,

"Juro que esta mansión tiene más fantasmas cada día"

Más y mejor es precisamente lo que ofrece Luigi's Mansion para Nintendo 3DS. Si bien es cierto que la duración del juego sigue resultando escasa, pues en unas 6 horas se completa, Grezzo ha añadido contenido a esta nueva versión que la alarga un poco más. 

Para empezar tenemos el modo Revancha Fantasma, que utiliza la galería de cuadros para que nos enfrentemos, cuando queramos, a los jefes que hayamos derrotado antes, aunque eso sí, a contrarreloj. Lo mejor de todo es que se puede disfrutar de los enfrentamientos con otro jugador, al igual que el modo cooperativo. Este, como podéis ver sobre estas líneas, permite que un segundo jugador controle una réplica exacta de Luigi y, así, vivamos juntos la aventura. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, pues, a diferencia del modo Revancha Fantasma, no hace uso del modo descarga, por lo que es necesario que otro jugador tenga una copia del juego para unirse a la partida.

luigis mansion, remake,

Tampoco resulta del todo acertado el sistema de control, que deja mucho que desear en determinados momentos de la partida. Hagamos uso o no del control por movimiento de la consola, resulta complicado ser precisos a la hora de, por ejemplo, hacer frente al jefe final (que no vamos a detallar más para evitar spoilers), lo que hace que sea más difícil de lo que es terminar con éxito e, inevitablemente, sintamos frustración. 

Mención a parte merece el apartado audiovisual. Aunque la banda sonora no ha sufrido un gran cambio, resulta igual de funcional que en el juego original. Un caso bien distinto es el de los gráficos. Tal y como adelantábamos, Grezzo le ha dado un buen lavado de cara al clásico de GameCube. No solo ha mejorado las animaciones de los personajes (especialmente las de Luigi), sino que ha añadido una gran cantidad de detalles a los escenarios. Es cierto que la mansión ha perdido un poco de encanto al no ser tan lúgubre por el aumento de la luminosidad o que hay menor nitidez y más dientes de sierra a pesar de que es una revisión para una consola más moderna, pero, por lo general, en este apartado sale ganando esta versión. 

luigis

Conclusión

Nos deja un sabor agridulce compararlo con los remakes de Grezzo que hemos mencionado ya, puesto que no es tan redondo. Sucede lo mismo incluso si lo equiparamos con otros remakes de Nintendo como Mario & Luigi: Superstar Saga + Secuaces de Bowser, en el que los añadidos, principalmente la campaña "Historia de un secuaz" que es casi como un juego nuevo, dan mucho más de sí. Pero de lo que no cabe la menor duda es que estamos ante una gran oportunidad de disfrutar esta aventura de otra forma gracias a las bondades de 3DS como poder jugar donde y cuando queramos. Una oportunidad única de rememorar este clásico de GameCube para quienes lo jugaron en su momento, y de descubrirlo para quienes no lo pudieron hacer. 

Valoración

Una vez más, Grezzo demuestra que hacer remakes es lo suyo. Puede que no haya estado tan acertado como otras veces, pero la adaptación del clásico de GameCube a 3DS es bastante notable. A pesar de los fallos del sistema de control, sigue siendo igual de divertido y entretenido, incluso un poco más que el juego original gracias a las novedades.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Sigue siendo capaz de darnos algún susto que otro. El apartado gráfico. Los guiños al universo de Mario.

Lo peor

Que el sistema de control no sea del todo preciso en algunas ocasiones y que los nuevos modos de juego no den más de sí.