Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Análisis de Rocket League coleccionista para Nintendo Switch

Rocket_League_ Nintendo_Switch_Apertura_Analisis
Rocket League para Nintendo Switch lleva disponible en la eShop de NIntendo desde finales de año pasado, y ahora llega a las tiendas en formato físico. Hora de analizar tanto el juego como el contenido de la edición coleccionista...

Para nuestro análisis de Rocket League para Nintendo Switch hemos esperado al lanzamiento de la edición física (la edición coleccionista), la más completa de este original título, mitad arcade de velocidad, mitad juego de fútbol, que ha sido toda una revolución.

No ahondaremos en exceso en su propuesta, su control o sus opciones, ya que dimos buena cuenta de ello en el análisis de Rocket League para PS4 y Xbox One cuando se lanzó la primera edición física del juego 2016, algo que en Switch se mantiene intacto.

Así pues, los partidos de fútbol con coches (desde 1 vs 1 hasta 4 vs 4), siguen siendo el eje de Rocket League para Nintendo Switch, aunque esta versión incluye todos los modos que se han ido añadiendo a posteriori, como el baloncesto o el llamado Rumble.

Tampoco faltan las variadas opciones de juego (desde jugar una temporada a disputar partidos online, local...), ni la tonelada de elementos que vamos desbloqueando: pegatinas, adornos, el color del turbo o dela explosión del balón al entrar en la portería...

Rocket_League_Switch_Analisis_1

En esencia, siendo el mismo juego, con sus enormes posibilidades y sencillo control, pero que te llevará tiempo dominar (dobles saltos, turbos que en el aire nos permiten volar, derrapes...).  

Así pues, la pregunta del millón ¿qué ofrece Rocket League en Switch? ¿Qué diferencias hay respecto a las otras ediciones y versiones que hemos visto hasta ahora?  Pues a grandes rasgos, la tarjeta incluye el juego base con todos los modos y variantes que se han ido introduciendo con las actualizaciones gratuitas.

Rocket_League_Switch_Analisis_2

El contenido exclusivo de Nintendo Switch se concentra en torno a dos tipos de vehículos exclusivos, que presentan los colores de Mario/Luigi y Samus, así como ciertos objetos, como gorras, con los que personalizarlos. 

Aparte, en la caja, vienen dos pequeñas tarjetas: una ilustración conmemorativa de la edición física del juego, y otro con dos códigos canjeables. El primero de estos códigos es para la eShop, y nos da acceso a tres viejos conocidos DLC de Rocket League: Supersonic Fury, Revenge of the Battle Cars y Chaos Run, así como a otros cuatro coches premium más (en total, 10 coches adicionales).

Rocket League para Switch, en formato físico, contiene en la caja dos códigos para canjear contenido adicional y esta ilustración conmemorativa.
Rocket League para Switch, en formato físico, contiene en la caja dos códigos para canjear contenido adicional y esta ilustración conmemorativa.
|

Cada uno de estos tres packs añade dos coches adicionales, pegatinas, pinturas y otros accesorios como antenas. Así pues, son más DLC cosméticos que otra cosa, aunque su precio ronda los 3,99 euros cada uno.

El otro código es para usar en el apartado de extras del juego, y nos da acceso a un pack temático de Flash, el héroe de DC, con un pack ruedas y un par de emblemas para nuestro "gamertag" dentro del juego

Descubre los coches de juguete de Rocket League

El problema es que esta edición no incluye un largo listado de vehículos que están disponibles en la eShop, y que incluyen atractivos vehículos como el Delorean de Regreso al Futuro, vehículos de The Fast & The Furious o el Batmóvil.

No hubiera estado de más haber incluido todos estos vehículos extra en la edición coleccionista, aunque fuera vía código (el juego ocupa ya casi los cuatro GB de la tarjeta), más si tenemos en cuenta que estos coches sueltos cuestan 2 euros, y los packs cuatro (en total, tener "todo" el contenido adicional supone algo más 20 euros extra) 

Rocket_League_Switch_Analisis_4

En cuanto a la adaptación de Rocket League a Switch, hay sombras y luces. Si empezamos por lo bueno, destaca que el juego se mantiene siempre a 60 frames por segundo, reteniendo así la suavidad de movimiento de las demás versiones.

También retiene el modo a pantalla partida, para dos jugadores en modo portátil (todo un acierto poder jugar cada uno con un Joy-Con), o multijugador para cuatro si jugamos con Switch en la base. En todo momento se pueden reasignar rápidamente los mandos, lo que agiliza que podamos pasar de jugar solos a acompañados en apenas unos segundos.

Rocket_League_Switch_Analisis_5

En este sentido, el del juego local, lo único negativo es que en ocasiones, la fluidez y los 60 fps se pueden ver resentidos, con caídas en la tasa de frames o pequeños petardeos puntuales (por ejemplo, al salir al menú de la consola y regresar al juego).

La conectividad online, una de las verdaderas razones de ser del juego, también funciona de maravilla, y encuentra partidas de forma ágil y con escasos tiempos de carga/espera. Jugando online también es posible disputar partidos de hasta de 8 jugadores, como en el resto de versiones, con distintas modalidades y, en un futuro no muy lejano, con juego cruzado con otros sistemas (como Xbox One).

Rocket_League_Switch_Analisis_6

Si empezamos con las sombras, hay que destacar el pequeño bajón que han dado las texturas y los efectos de Rocket League para  Switch, como las explosiones de partículas al meter un gol o el nivel de detalle de las pistas y los coches.

Del mismo modo, en modo portátil el juego corre con resolución dinámica, aunque en pocas ocasiones llega a alcanzar los 720p (se suele mantener en torno a los 540p). ¿Es grave? Lo cierto es que no, y en la pantalla de Switch logra mantener el tipo bastante bien. No es que sea un "bellezón" (se nota el bajón), pero con el esférico rondando, las sensaciones son las mismas.

Rocket_League_Switch_Analisis 7

Por suerte, Panic Button, los responsables de adaptar a Switch el juego de Psionix (y que ya portaron Doom de forma magistral a Switch el año pasado), han confirmado que siguen trabajando en el juego para optimizarlo aún más, así que seguro veremos mejoras en la versión de Switch los próximos meses.

Así pues, si no te importa el pequeño bajón gráfico (insistimos, únicamente en detalle), y buscas una versión de Rocket League que puedas disfrutar y compartir en cualquier sitio, esta edición física para Switch es, sin duda, la mejor alternativa posible. Podría haber sido una edición "definitiva" con todo el DLC incluido... pero no siempre se puede tener todo.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Es el mismo arcade que nos lleva volviendo locos desde 2015, pero adaptado a Switch de manera magistral. Para mantener sus 60 fps constantes sacrifica parte de su espectacularidad (efectos, texturas...), pero eso no impide que a la hora de jugar siga igual de divertido que siempre, añadiendo opciones que explotan las peculiaridades de Switch.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Sencillo de coger, imposible de soltar. Repleto de modos, desbloqueables y opciones (como juego cruzado con otros sistemas). Los extras nintenderos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los sacrificios visuales (texturas y efectos, sobre todo). El contenido adicional no va en el cartucho, sino en un código de un único uso.

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

82

Muy bueno

Y además

Rocket League

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, Xbox One

Lanzamiento:

Más artículos